IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
BANCO SC ENCABEZADOPWC ENCABEZADO ENER
WICHI TOLEDO ENCABEZADO
WIRING ENCABEZADOCRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
EVENTO LITIO ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADONATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
AMBIENTE
AIE I: Eficiencia, una clave para la seguridad energética en la transición
ENERNEWS/ MINING PRESS

Respaldar con medidas la eficiencia energética reduce emisiones, genera ahorros y, a largo plazo, garantiza la seguridad energética a los países

 

06/09/2022
Documentos especiales Mining Press y Enernews
SEGURITY OF CLEAN ENERGY TRANSITIONS 2022

ANAHÍ ABELEDO

Sin las mejoras de eficiencia realizadas desde 2000, el mundo estaría utilizando 13% más energía hoy y las emisiones de carbono relacionadas con la energía serían 14% más altas. Más de la mitad de los ahorros de energía logrados se pueden atribuir a la eficiencia de las medidas tomadas en el sector industrial, un tercio a la eficiencia en edificios y electrodomésticos, y una décima parte a la eficiencia del transporte. La AIE estima que la inversión en energía limpia, de US$ 1,3 billones en 2021 pero debe triplicarse para 2030 para una trayectoria de cero emisiones netas. 

"A largo plazo, acelerar las transiciones de energía limpia respaldará la seguridad energética, ya que reducirá la necesidad de importar y consumir combustibles fósiles", dice el organismo un documento publicado esta semana: "Seguridad en la transición a energías limpias". Cuáles son las recomendaciones del organismo para alcanzar la eficiencia y qué ejemplos de medidas tomadas en distintos países pueden tomarse. 

Eventos sin precedentes: la pandemia mundial de coronavirus (Covid-19), la emergencia climática y la turbulencia en los mercados energéticos mundiales, como resultado de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, han conmocionado al mundo en 2022. Desafíos sin precedentes, derivados de la triple crisis mundial requieren acciones extraordinarias para fomentar la solidaridad y combatir la primera y mayor crisis energética mundial.

En 2021, los ministros de energía en la Ministerial del G20 en Nápoles, Italia, acordaron los Principios de Nápoles del G20, que brindan orientación sobre la colaboración para mantener y mejorar la seguridad energética durante las transiciones energéticas. Se han comprometido a cero emisiones netas para mediados de siglo o alrededor. 

PRIORIZAR LA EFICIENCIA ENERGÉTICA EN ECONOMÍAS EMERGENTES
Las mejoras en la eficiencia han reducido las facturas de energía de los hogares y empresas contribuyendo a la competitividad y a la creación de empleo. También mejoran la seguridad energética y el acceso a fuentes de energía asequibles y confiables.

La eficiencia reduce  la demanda total de energía y, por lo tanto, la dependencia general de las importaciones de combustibles fósiles, mejorar la balanza de pagos y reducir la probabilidad de interrupción del suministro. 

Las importaciones de petróleo evitadas en las principales economías AIE se estimaron en más de US$ 30.000 millones.

Se espera duplicar la tasa actual de mejora de la intensidad energética de 2% a 4% por año hasta 2030 tiene el potencial de evitar 95 EJ de consumo final de energía por año, equivalente a la demanda final de energía actual de China.  

Lograr 95 EJ de ahorro de energía anual para 2030 también se traduciría en una seguridad energética significativamente fortalecida, evitando la demanda de casi 30 millones de barriles de petróleo por día, cerca del triple.

Aire Acondicionado y Eficiencia Energética - Noticias en el sector de la  calefacción y climatización

La producción media de Rusia en 2021 y 650 bcm de gas natural al año, alrededor de cuatro veces las importaciones de la UE desde Rusia en 2021.

Seguridad de las transiciones de energía limpia. Priorizar la eficiencia energética en las economías emergentes.

Si los países miembros y asciados de la AIE siguieran las recomendaciones de la AIE en casa y en el lugar de trabajo, ahorraría 220 millones de barriles de petróleo al año y alrededor de 17 bcm de gas natural.

Las reducciones en la demanda de electricidad también pueden evitar la necesidad de invertir en nuevos capacidad de generación, así como en la transmisión y distribución requerida infraestructura e instalaciones de almacenamiento. 

En las economías emergentes, las ganancias de eficiencia son particularmente importante para garantizar la fiabilidad y la calidad de los servicios de suministro de energía, para permitir que la demanda actualmente suprimida se conecte sin sobreesfuerzo a las redes eléctricas existentes y permitir el desarrollo económico. 

El contexto de aumento y fluctuación de los precios de la energía, que dañan desproporcionadamente los segmentos más vulnerables de la población y las economías de los países en desarrollo y economías emergentes. 

La crisis del Covid-19 puso fin a varios años de continuo progreso y empeoró el ya bajo poder adquisitivo de energía de los hogares depaíses en desarrollo. 

En el África Subsahariana, el número de personas sin acceso aumentó en 2020 por primera vez desde 2013. La participación de la región en la población mundial sin acceso a la electricidad aumentó del 74 al  77%.

La economía global podría crecer un 40% para 2030 y apoyar alrededor de 800 millones de personas más con acceso a la electricidad, todas con un 5% menos de demanda de energía final. 

En comparación con el Escenario de Políticas Declaradas de la AIE, la eficiencia energética y las medidas relacionadas en el Escenario Cero Neto reducirían el CO2 anual emisiones en 5 Gt en 2030. 

Más del 80% de estas ganancias de eficiencia adicionales dan como resultado ahorros de costos netos generales para los consumidores, lo que ayuda a reducir las facturas de energía y amortiguan los efectos de la volatilidad de los precios. 

EJEMPLOS DE MEDIDAS DE ALGUNOS PAÍSES
La Comisión Global para la Acción Urgente sobre Energía realiza un seguimiento y recomienda paquetes de políticas integrales y bien diseñados con metas ambiciosas, estrategias de implementación claras y marcos de monitoreo sólidos.

Estas recomendaciones de políticas se pueden implementar rápidamente y en diferentes contextos para impulsar las mejoras de eficiencia a nivel mundial, mejorar la seguridad energética, compensar la creciente demanda de energía y reducir el crecimiento de las emisiones de CO2.

Es necesario escalar tecnologías rentables y modelos de negocio sostenibles, aprovechando el conocimiento de lo que ha funcionado y lo que no.

Los gobiernos pueden liderar este proceso mediante la implementación de enfoques que alinean prioridades y acciones, capturando así todos los beneficios de eficiencia energética y lograr mayores impactos. 

Las mayores ganancias de eficiencia se logran mediante paquetes integrales de políticas que incluyen una combinación de regulación, información e incentivos, al tiempo que permite la innovación, inversión y digitalización.

El uso de normas mínimas de rendimiento energético para excluir electrodomésticos, equipos, vehículos y edificios de peor rendimiento del mercado y aumentar los niveles promedio de eficiencia ha llevado a las mayores mejoras de eficiencia históricamente. En particular a la refrigeración y la iluminación. Para 2050 alrededor de dos tercios de los hogares del mundo podrían tener un acondicionador de aire, y China, India e Indonesia juntos representan la mitad del número total.

La regulación puede ser apoyada por programas de adquisiciones al por mayor, como el Programa UJALA (Unnat Jyoti by Affordable LEDs for All) para 350 millones de bombillas LED en India, ayudando a que las tecnologías sean más asequibles y accesibles.

Estas iniciativas aceleran la sustitución de viejas tecnologías ineficientes.

Los gobiernos pueden predicar con el ejemplo a través de reglas de compras verdes y especificaciones como las implementadas en la Unión Europea, que fijan normas energéticas y ambientales para edificios y contratación pública.

El Programa Federal de Gestión de la Energía de EE. UU., como otro ejemplo, establece objetivos de reducción de energía y agua para agencias federales y apoyos  proporcionando orientación, capacitación y asistencia técnica.

En Indonesia, la regulación gubernamental 70/2009 requiere que todas las empresas con un consumo de energía superior a 6.000 ton equivalentes de petróleo designen un administrador de energía, desarrollar un plan de conservación de energía, realizar una auditoría energética e informar el consumo de energía al gobierno. 

Los conocimientos pueden garantizar que los programas de eficiencia se basen en las necesidades reales y comportamientos de los usuarios finales, y también considerar apropiadamente a los grupos vulnerables.

Políticas de eficiencia energética que incorporan conocimientos de comportamiento tanto en el diseño y las etapas de implementación han demostrado ser más efectivas, como se ve en el refuerzo de las etiquetas energéticas de los aparatos de la UE. Poner a las personas en el centro de estas acciones políticas y hacer mejor la información disponible.

Además, rediseñar políticas y productos para hacer ahorro de energía.

India exigió que la temperatura de punto de ajuste predeterminada de los acondicionadores de aire de la habitación se establezca en 24°C, lo que aún deja a los consumidores la libre elección de la temperatura, pero logra ahorros por defecto, a través de muchos consumidores.

Los gobiernos también pueden incentivar mejoras en la eficiencia a través de mecanismos como la financiación de estímulo directo, la inversión en edificios públicos, instalaciones e infraestructura, financiación preferencial, contratación pública con mínimos requisitos y mecanismos basados ​​en el mercado. 

La acción de eficiencia puede ser rápidamente ampliada mediante el aumento de la demanda de productos y servicios eficientes a través de una gama de incentivos financieros y no financieros, y al permitir mayores niveles de actividad a través de incentivos del lado de la oferta, como beneficios financieros o fiscales para fabricantes, Normas y etiquetado, e incentivos específicos para usuarios finales para el reemplazo de equipos son ejemplos efectivos. 

La eficiencia energética puede crear rápidamente empleo y apoyo sostenibles y crecimiento económico a largo plazo. 

El rastreador de recuperación sostenible de la AIE destaca cómo los programas de estímulo económico (en respuesta a la pandemia Covid-19) en sectores clave impulsaron rápidamente la actividad económica, apoyaron la mano de obra a través de iniciativas de mejora y actualización de las cualificaciones, y creó nuevos puestos de trabajo para apoyar la recuperación económica. 

Existe un alto potencial de creación de empleo en la construcción y fabricación, con oportunidades clave en la modernización de edificios y programas de reemplazo de  tecnología.

Basándose en la experiencia internacional, el Make in en los programas India y Made in China se enfocan en crear productos de alta calidad con trabajos de fabricación a través de la capacitación y el desarrollo de capacidades, mientras que mejoran la eficiencia de los electrodomésticos y, por lo tanto, haciéndolos más asequibles para el usuario final.

La AIE, la UE y China avanzan en la eficiencia energética

La colaboración internacional puede ayudar a los gobiernos a implementar políticas de  eficiencia energética de forma más rápida y eficaz. 

El amplio intercambio de mejores prácticas permite países para compartir y aprender sobre enfoques exitosos y no exitosos inculcando la eficiencia energética en sus economías. Destaca el Centro de Eficiencia Energética, una plataforma para la colaboración global en eficiencia energética.

LA MOVILIZACIÓN DE LAS FINANZAS
La eficiencia es una de las formas más económicas de garantizar la seguridad y la asequibilidad energéticas.

Si bien las políticas y tecnologías de eficiencia energética se comprenden bien, los niveles de inversión siguen siendo demasiado bajos. 

La AIE estima que la inversión en energía limpia, de USD 1,3 billones en 2021, tiene que más que triplicarse para 2030 a alrededor de USD 4,5 billones a nivel mundial para ponernos en untrayectoria de cero emisiones netas. 

Gasto de capital anual en países emergentes y en desarrollo economías tiene que multiplicarse por siete desde los niveles actuales de alrededor de US$ 200.000 millones a más de US$ 1,4 billones.

A nivel mundial, la inversión total en eficiencia energética se situó en unos US$ 330.000 millones  en 2021, aumentó en más del 25% con respecto al año anterior a medida que el mundo emergió del Covid.

La ampliación de los programas gubernamentales de eficiencia existentes y estándares de desempeño, combinados con una fuerte recuperación económica, apoyaron la inversión en eficiencia energética en los sectores de la construcción y el transporte en particular.

Sin embargo, el aumento de los costos, las tasas de interés y la escasez de la cadena de suministro representan riesgos inminentes para la capacidad del mundo de mantener niveles de inversión similares en 2022.

A partir de octubre de 2021, el gasto relacionado con la eficiencia representó dos tercios de los nuevos gastos en valorización energética, destinando un 55% a transporte, un 30% a edificios y un 10% a las medidas de la industria. 

No obstante, el gasto de recuperación económica se concentra en unas pocas economías avanzadas, y gran parte del mundo en desarrollo se enfrenta a una brecha financiera significativa para cumplir con los niveles de financiación descritos en la IEA

Reúnen políticas para aumentar la demanda de productos y servicios eficientes con acciones que reduzcan las barreras a la inversión y permitan financiación accesible y modelos de negocio. Instrumentos para mitigar los riesgos del proyecto y fortalecer la confianza de los inversionistas incluir documentación estandarizada, listas de productos, validación de terceros de los ahorros logrados, desarrollo de capacidades e información y seguros de ahorro energético. y el apoyo al servicio energético.

La financiación pública directa a través de subvenciones y préstamos es especialmente importante para crear impactos a corto plazo y para apoyar la eficiencia energética en áreas críticas como salud, comunidades vulnerables y vivienda social. 

Un financiamiento a corto plazo podría aplicarse más eficazmente optimizando y ampliando la financiación existente con mecanismos para reducir los costos administrativos y acortar los plazos de entrega.

Muchas economías emergentes y en desarrollo dependen más de fuentes públicas para financiar la eficiencia energética y el acceso a la energía. 

Ampliar la financiación en consonancia con el Escenario Net Zero, se debe prestar especial atención a la superación de las barreras para inversión en estas economías y al apalancamiento de la inversión privada. 

La AIE destaca que más del 70% de la inversión en energías limpias es financiada por capital privado en el Escenario Cero Neto, complementado y apalancado por el uso inteligente de los fondos públicos. 

La inversión en medidas de eficiencia energética suele ser hecho a nivel local, y el refinanciamiento puede ser difícil en países emergentes y en desarrollo que tienden a tener una infraestructura bancaria interna menos madura y un mayor costo de capital que los mercados avanzados. Esto puede ser una barrera para los agregadores buscando recaudar financiamiento de deuda, particularmente para pequeñas y medianas empresas que forman un componente importante de estas economías. 

Los bancos verdes pueden actuar como agregadores de carteras de préstamos de eficiencia energética y buscar refinanciamiento barato en los mercados de capital para liberar capital para invertir en nuevos proyectos.

La prioridad es garantizar la asequibilidad de equipos nuevos y eficientes, electrodomésticos y vehículos, así como la disponibilidad y accesibilidad de financiación y opciones de pago. Estándares de desempeño más estrictos, construyendo sistemas de certificación y un despliegue más amplio de soluciones.

La infraestructura y los incentivos de compra pueden mejorar la aceptación de la movilidad eléctrica.

La iniciativa Hipotecas energéticamente eficientes (EEM) de la UE, por ejemplo, pretende crear una hipoteca de eficiencia energética estandarizada que ofrece a los propietarios de edificios el incentivo para renovar sus edificios o compradores el incentivo para adquirir un edificio eficiente a través de condiciones preferenciales de financiamiento. La iniciativa introduce el sello EEM como referente de calidad para generar confianza.

Los enfoques de financiamiento de mediano a largo plazo requieren el apoyo del gobierno en el forma de eliminación de riesgos técnica y comercial, como garantías de crédito o energía, planes de seguro de ahorro, para atraer inversiones del sector privado. 

Las lecciones también pueden extraerse de esquemas de garantía exitosos desplegados para energías renovables, como los esquemas de garantía del Banco Mundial o RENOVAR de Argentina.

Los gobiernos pueden incentivar aún más la inversión en eficiencia eliminando barreras administrativas y apoyando la expansión del sector privado existente con instrumentos de financiación, como la financiación on-bill vinculada a las facturas de servicios públicos. 

Varios gobiernos de Europa han comenzado a permitir que los costos de actualización se incluyan en el alquiler como cargos por servicio para eliminar el clásico incentivo dividido entre propietarios e inquilinos: donde el propietario paga la inversión de capital y el inquilino se beneficia de facturas de combustible más bajas. 

Las empresas de servicios energéticos (ESE) pueden reducir por adelantado barreras de costos para la inversión en eficiencia energética y actúan como agregadores de proyectos.

Apoyo técnico y financiero de organizaciones internacionales pueden ayudar a las economías emergentes y en desarrollo a tomar las medidas necesarias con  reformas a sus sistemas financieros y energéticos. 

El Banco Mundial ha jugado un papel importante en la promoción del mercado ESCO de China desde 1998 al proporcionar financiamiento y asistencia técnica, incluido el establecimiento de una garantía con un programa de préstamo. 

En 2015, el gobierno mexicano trabajó con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo de Tecnologías Limpias con el Ahorro de Energía Seguro (ESI), que utilizó mecanismos de seguro, estandarizó contratos y un proceso de validación simplificado para abordar riesgos del proyecto de eficiencia energética por primera vez. 

El programa ESI se amplió a otros siete países de América Latina, incluidos Argentina, Brasil y Colombia, y fue destacado en el kit de herramientas de inversión en eficiencia energética del G20 de 2017.

LAS RECOMENDACIONES
Las siguientes son las recomendaciones para que los países del G20 consideren en su toma de decisiones e implementación de políticas:

+ Ampliar rápidamente las políticas de mejores prácticas existentes, tecnologías rentables y modelos de negocios sostenibles, liderados por el gobierno.

+ Maximizar el impacto mediante el desarrollo de paquetes integrales de políticas que abarcan una combinación de regulación, información e incentivos, al tiempo que facilita innovación, inversión y digitalización.

+Adaptar periódicamente las normas y reglamentos para evitar los menos eficientes energéticamente:electrodomésticos, equipos, vehículos y edificios sean puestos en el mercado.

+ Asegurar que los programas de eficiencia se basen en las necesidades reales y comportamientos de los usuarios finales e incluir grupos vulnerables mediante la realización y participación integral de las partes interesadas y aprovechamiento de los conocimientos de comportamiento.

+ Desarrollar las condiciones subyacentes para permitir la implementación efectiva de políticas y programas de eficiencia e energía en todos los niveles. Asegúrese de que los recursos estén disponibles para convertir los paquetes de políticas en acción, para permitir una implementación efectiva a través del desarrollo de capacidades, la aplicación y el monitoreo, y para revisar continuamente y actualizar los paquetes de políticas para que se mantengan al día con los desarrollos tecnológicos e innovación.

+ Crear paquetes de políticas para desbloquear el financiamiento, que abarquen medidas paraaumentar la demanda de productos y servicios eficientes, reducir las barreras a la inversión y permitir modelos de negocio innovadores y mecanismos de financiación accesibles.

+ Cambiar gradualmente el enfoque de proporcionar financiamiento público directo a corto plazo impactos en el apalancamiento y eliminación de riesgos del financiamiento del sector privado para la eficiencia de la energía.

+ Ampliar la colaboración internacional en eficiencia energética para ayudar a los gobiernos a implementar políticas de eficiencia energética más rápidas y efectivas.

ACCESO A LA ELECTRICIDAD ASEQUIBLE. RENOVABLES Y PETRÓLEO
En su conjunto, el mundo no está en camino de alcanzar el objetivo del acceso universal a la electricidad para 2030.

A las tasas actuales, el mundo alcanzará solo el 92% de electrificación para 2030. El mundo debe acelerar progreso, ya que 770 millones de personas aún carecen de acceso a la electricidad, la mayoría de ellas en el África subsahariana, como se ilustra en la figura anterior, según el último informe de la AIE

En las economías avanzadas, tras años de estancamiento, la demanda eléctrica crece una vez más, con el transporte por carretera y la calefacción preparando el cambio principal para alejarse de los combustibles fósiles.

Gracias a la eficiencia y al cambio de comportamiento y electrificación, la electricidad generada crece casi un 40% entre 2020 y 2030.

El papel central de la electricidad en las economías modernas significa que la transformación del sistema eléctrico requiere más atención por parte de los formuladores de políticas para sostener la energía, en particular manteniendo y mejorando la calidad y asequibilidad del suministrodurante la transición.

La electrificación y el despliegue de energías renovables ayudan a reducir el consumo del sistema energético.

A medida que se descarbonizan los sistemas eléctricos, la proporción de energía renovable variable (VRE), particularmente la eólica y la solar, aumentarán a medida que se vuelvan cada vez más competitivas con otras tecnologías de generación. 

La AIE mostró en su reciente Perspectiva para el Sudeste de Asia que la participación de VRE en la electricidad de la región podríaaumentar del 2 % en 2020 al 18 % en 2030. 

En el Escenario Net Zero de la IEA, casi dos tercios de la electricidad mundial será proporcionada por energía eólica o solar en 2050.

La actual crisis energética global ha agregado una nueva urgencia para acelerar la limpieza transiciones energéticas y, una vez más, destacó el papel vital de las energías renovables.

El mundo agregó un récord de 295 GW de capacidad de energía renovable en 2021.

Además, a pesar del mayor costo de instalación de energía solar fotovoltaica y turbinas eólicas -debido a los altos precios de los productos básicos y la continuidad de la cadena de suministro y logística- , las adiciones de capacidad renovable marcarán otro récord este año 320 GW de nuevas instalaciones, impulsadas por la expansión sin precedentes de la energía solar.

Este total para 2022 se acerca al equivalente necesario para cumplir con toda la demanda de electricidad de Alemania o igualar el total de generación de electricidad a partir de gas natural de la Unión Europea.

Esto demuestra no sólo el papel esencial de las energías renovables en la reducción de emisiones, sino también su capacidad para contribuir a la seguridad de la energía mediante la sustitución del uso de gas en el sector eléctrico.

Fruto de su fuerte crecimiento, las renovables están contribuyendo a la diversificación del suministro de energía en muchas regiones del mundo, que es un elemento importante de seguridad energética. 

Además de que China mantiene su liderazgo mundial, el crecimiento récord es también impulsado por fuertes objetivos de energía renovable y políticas consistentes en Europa, India, Latinoamérica y Oriente Medio y Norte de África.

Es probable que la producción de crudo se concentre cada vez más en un número menor de países productores de petróleo, principalmente en la Organización de las Naciones Países Exportadores de Petróleo (OPEP), mientras que en cuanto a la capacidad global de refinación las incorporaciones se concentrarán en Oriente Medio y Asia. 

A medida que la demanda mundial de petróleo disminuye, la AIE espera que la OPEP aumente su cuota de mercado del petróleo al 52% para 2050, en comparación con el 37% en los últimos años. 

La concentración de la producción podría potencialmente limitar los esfuerzos de los países importadores de petróleo para diversificar la oferta, lo que a su vez podría tener un impacto negativo en la seguridad energética.

 

 


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
TODO VACA MUERTA
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
;