IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
PWC ENCABEZADO ENER
WIRING ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
AMBIENTE Y FINANZAS
Carbon credits: Récord de recaudación, nuevos estándares y casos dudosos
ENERNEWS/ MINING PRESS

Un repaso sobre las novedades del mercado de bonos verdes global 

31/03/2023

ANAHÍ ABELEDO

Los gobiernos de todo el mundo recaudaron un récord de US$ 63.000 millones de la venta de derechos de emisión de carbono. Las regulaciones de este nuevo mercado siguen configurándose, hay nuevas pautas para la industria que tienen como objetivo guiar a los compradores hacia créditos de alta calidad mientras que algunas experiencias prácticas no estarían saliendo del todo bien. Se denunciaron compensaciones dudosas de empresas en California, mientras que un importante programa en la Amazonía del Perú recibe críticas. Se advierte que la industria resiste un impuesto para compensar a las naciones más vulnerables. En Australia sigue generando polémica el sistema de créditos y en Canadá se estrenan los “contratos por diferencia” con un precio futuro sobre los créditos de CO2 negociables. 

Muchos países y regiones han lanzado sistemas de comercio de emisiones (ETS) para poner un precio a las emisiones de dióxido de carbono (CO2) e incentivar a las empresas a invertir en tecnología baja en carbono y ayudar a cumplir los objetivos climáticos según un informe del foro intergubernamental International Carbon Action Partnership (ICAP).


El complejo de plantas de energía de lignito (carbón pardo) del proveedor de energía y empresa de servicios públicos alemana RWE se refleja en un charco en Neurath, al noroeste de Colonia, Alemania

 

"En lugar de debilitar las ambiciones climáticas, la crisis energética empujó a los gobiernos a poner fin más rápido a su dependencia de los combustibles fósiles, respaldados por políticas como el comercio de emisiones", dijo Stefano De Clara, director ICAP.

A partir de 2023, unos 28 ETS están en funcionamiento a nivel mundial, cubriendo alrededor del 17% de las emisiones globales, según el informe dado a conocer por Reuters.

La suma de US$ 63.000 millones se recaudó de las subastas de permisos 2023 y superó lo US$ 59 mil millones de 2022. 

Bajo un ETS, los gobiernos establecen un límite gradualmente decreciente en la cantidad de emisiones que un sector, o grupo de sectores, puede producir. Crean derechos de emisión de carbono por esas emisiones, que son subastados, y las empresas deben comprar uno por cada tonelada de CO2 que emiten.

Los precios en el EU ETS, el esquema más establecido del mundo, aumentaron a un promedio de US$ 83 por tonelada, frente a US$ 65 en 2021, mostró el informe.

Los países de la UE y los legisladores acordaron reformas al mercado de carbono de la UE el año pasado que reducirán las emisiones más rápido y comenzarán a reducir gradualmente las asignaciones gratuitas otorgadas a la industria.

El precio de la asignación en California y Quebec, que tienen esquemas vinculados, aumentó a US$28 en 2022 desde US$22 en 2021.

En el ETS de China, el precio promedio de los permisos fue de US$8 en 2022 frente a US$7 en 2021, mostró el informe.

NUEVOS ESTÁNDARES DE CALIDAD PARA QUE SE RINDAN CUENTAS
Las nuevas pautas para la industria de compensación de carbono de US$ 2 mil millones tienen como objetivo guiar a los compradores hacia créditos de alta calidad, dijo The Guardian ayer. 

Se han publicado nuevos estándares de calidad para la industria de compensación de carbono de $ 2 mil millones para ayudar a guiar a los compradores hacia créditos de alta calidad luego de la preocupación generalizada de que muchos son solo aire caliente.

El Consejo de Integridad para el Mercado Voluntario de Carbono (ICVCM) anunció nuevas pautas para un programa de créditos de carbono "bueno" , una iniciativa que tiene como objetivo tranquilizar a los compradores sobre la calidad de las compensaciones que están comprando para compromisos climáticos y ayudarlos a evitar créditos que no hacen nada para mitigar el cambio climático o pueden estar vinculados a violaciones de derechos humanos, de acuerdo a lo informado por The Guardian.

Para obtener el sello de aprobación de ICVCM, los certificadores de créditos de carbono como Verra, Gold Standard y el American Carbon Registry deberán demostrar cómo se generaron sus créditos, demostrar que son reducciones o remociones de emisiones genuinas con métodos científicos y adherirse a las reglas sobre el respeto los derechos de las comunidades indígenas y locales.

Los nuevos estándares se desarrollaron después de una consulta que involucró a cientos de empresas de compensación de carbono, representantes indígenas, bancos, científicos y otros expertos.

Varias empresas importantes utilizan créditos de carbono para su estrategia de cero emisiones netas, pero el mercado no está regulado y existe preocupación sobre su capacidad para mitigar el cambio climático, detener la pérdida de biodiversidad y promover el desarrollo sostenible.

El economista Nat Keohane, presidente del Centro para Soluciones Climáticas y Energéticas y asesor principal del ICVCM, dijo que los estándares deberían ayudar a mejorar la confianza en el mercado y canalizar miles de millones de dólares a proyectos que ayuden a mitigar el cambio climático.

“Hay créditos que son pura palabrería, y hay créditos realmente buenos. El problema fundamental que tenemos en este momento en el mercado, que impide que sea una fuerza para el bien y que escale a un nivel que importe para el clima, es que es muy difícil notar la diferencia”, dijo. 

“El papel de los consejos de integridad es decir qué es lo bueno y vamos a dejar que las cosas caigan donde puedan. Lo haremos de una manera que escuche a todas las partes interesadas y tenga en cuenta la viabilidad, pero saldremos con una alta integridad”, dijo Keohane.

Los nuevos estándares solo cubren a las organizaciones que certifican créditos de carbono, con un proceso separado en marcha para desarrollar pautas para las afirmaciones que las empresas pueden hacer sobre el uso de las compensaciones. Muchas empresas que compran compensaciones luego etiquetan sus productos como "neutrales en carbono" o les dicen a sus consumidores que pueden volar, comprar ropa nueva o comer ciertos alimentos sin empeorar la crisis climática.

“Realmente estamos empujando al mercado hacia las mejores prácticas”, dijo William McDonnell, director de operaciones de ICVCM. “En cualquier mercado que funcione bien, el escrutinio y el escrutinio habilitador son absolutamente vitales. Estamos presionando para que haya total transparencia en toda la información del proyecto para que cualquiera pueda examinarla”.


Prototipo de un nuevo diseño para un micromezclador de oxígeno/hidrógeno, impreso en 3D por Shell en Amsterdam en colaboración con GE.

LA INDUSTRIA RESISTE IMPUESTO 
"La industria de los créditos de carbono ha combatido con éxito el impulso de algunas de las naciones más vulnerables al clima de imponer un impuesto obligatorio sobre las compensaciones de carbono para financiar las medidas de adaptación al cambio climático", dijo Climate Home News.

La alianza de pequeños estados insulares en desarrollo (Aosis) quería nuevas pautas sobre créditos de carbono para recomendar un impuesto obligatorio del 5% sobre los ingresos de los créditos de carbono. El dinero iría al Fondo de Adaptación para financiar proyectos como diques para protegerse contra el aumento del nivel del mar.

Esta idea fue respaldada por el panel de expertos del Integrity Council on the Voluntary Carbon Market (ICVCM), la organización que elabora las directrices para la industria.

Pero, con la oposición de vendedores como la ONG Conservación Internacional y compradores como el banco español BBVA , la junta directiva de la ICVCM decidió hacer opcional el gravamen del 5%.

Adao Soares Barbosa, un negociador climático de la nación insular de Timor-Leste en el sudeste asiático, dijo a Climate Home que "las medidas obligatorias serían buenas", porque si es opcional, entonces "podría no cumplirse".

Pero tanto él como el negociador climático de Guinea, Alpha Kaloga, dijeron que estaban complacidos de que hubiera un impuesto del 5%, incluso si es opcional. “Creo que este principio se convertirá en la regla en un futuro cercano”, dijo Kaloga.

En 2022, la ONU estimó que los fondos para la adaptación al cambio climático en los países en desarrollo eran de cinco a diez veces menores de lo necesario. Para 2030, la financiación necesaria para la adaptación alcanzaría entre US$ 160 000 y US$ 340 000 millones.

Pero en 2020, los países ricos proporcionaron solo US$ 29 mil millones y solo pretenden proporcionar US$ 40 mil millones para 2025.

POLÉMICA POLÍTICA EN AUSTRALIA
El gobierno encargó el asesoramiento de costosos consultores de EY, una empresa que también había trabajado con compensadores de carbono y la industria de combustibles fósiles.


EY es una de las grandes empresas de consultoría focur 

 

Los consultores que asesoraban al gobierno australiano sobre su política de créditos de carbono estaban trabajando simultáneamente con la industria de créditos de carbono y un "productor de gas natural" anónimo, según revelan  documentos obtenidos y dados a conocer por Climate Home News.

Al presentar una oferta por un contrato de 200.000 dólares australianos (133.000 dólares estadounidenses) para asesorar a la autoridad de cambio climático de Australia (CCA) sobre créditos de carbono, EY se jactó de su trabajo no remunerado con los registros de créditos de carbono Verra y Gold Standard, según muestran los documentos.

La CCA exigió a los licitadores que destacaran cualquier conflicto de interés que surja de su trabajo. EY no declaró ningún interés en competencia, a pesar de su compromiso anterior con los registros de créditos de carbono.

Al final, la CCA les adjudicó el contrato de consultoría el año pasado.  Se les asignó la tarea de preparar un informe para ayudar al país a evaluar sus esquemas de mercado de carbono.

En el informe final de 60 páginas , EY concluyó que Verra y Gold Standard eran "los principales esquemas de compensación internacionales para la gobernanza", y les otorgó a ambos la puntuación de evaluación más alta.

Esa recomendación podría impulsar a las empresas australianas a comprar compensaciones de carbono verificadas por estas dos organizaciones. Ambos recibirán honorarios si esto sucede.

Pero los créditos de Verra en particular han sido criticados recientemente. En enero de 2023, The Guardian informó que más del 90% de las compensaciones de carbono basadas en la selva tropical de Verra no representan reducciones de carbono genuinas, Verra lo niega .

Tanto el gobierno australiano anterior como el actual han promovido las compensaciones de carbono como una forma de reducir las emisiones del país, pero los críticos dicen que es una forma de evitar medidas políticamente difíciles como reducir su producción de carbón y gas o el consumo de combustibles fósiles.

Un informe encargado por las Naciones Unidas el año pasado dijo que las compensaciones de carbono solo deben usarse como último recurso, después de que se hayan reducido las emisiones de una empresa.

CONTRATOS POR DIFERENCIA EN CANADÁ
Los “ contratos por diferencia ” establecen un precio futuro sobre los créditos de carbono negociables, otorgados a grandes emisores por reducir su producción de contaminación. El gobierno canadiense compensará la diferencia si el precio de mercado de estos créditos cae por debajo del mínimo del contrato. Para impulsar grandes proyectos se utilizará un fondo de crecimiento establecido en el presupuesto del año pasado que estará en funcionamiento “en los próximos meses”, informa Yahoo news.

La ministra de Finanzas de Canadá, Chrystia Freeland, dio a conocer el último presupuesto del país, que ofrece US$ 16,4 mil millones en créditos fiscales para la fabricación de tecnología limpia, electricidad limpia e hidrógeno durante los próximos cinco años, junto con US$ 500 millones en apoyo a la captura y almacenamiento de carbono (CCS). Canadá está en el proceso de utilizar su nuevo presupuesto nacional para introducir un sistema para fijar los precios futuros del carbono. Esto, a su vez, se utilizará como un medio para aumentar la inversión en tecnologías bajas en carbono, que podrían incluir la fabricación aditiva (AM).

Las industrias del petróleo y el gas, han afirmado que la falta de certeza relacionada con el precio de los créditos de carbono ha limitado su disposición a invertir en proyectos de reducción de emisiones, como la captura de carbono y el hidrógeno, que podrían ganarles estos puntos. Además, si se desmantelara un sistema de precios de crédito en el futuro, tales proyectos serían financieramente un desperdicio desde su perspectiva.

Las reglas existentes prevén que los contaminadores paguen por tonelada de carbono emitida por encima de un nivel específico del sector. También pueden crear créditos a través de la reducción de emisiones y vender los créditos. Sin embargo, dicho mercado de créditos de carbono se considera inestable debido al hecho de que los créditos baratos podrían inundar los mercados a medida que comienzan a operar proyectos a gran escala. A través de contratos por diferencia, el gobierno canadiense puede garantizar la estabilidad de precios, incentivando a más empresas a participar en el mercado de créditos de carbono.

“Tienen cierta discreción para adaptar esos contratos en función de lo que sea necesario para que estos proyectos superen el obstáculo”, dijo Dale Beugin del Instituto Canadiense del Clima. “Así que eso funciona bastante bien para los primeros proyectos únicos en su tipo que son nuevos y tendrán grandes beneficios para Canadá porque son innovadores”.

El plan está destinado a apuntar a proyectos de descarbonización a gran escala, pero el esquema se está discutiendo como un medio para apuntar potencialmente a programas más pequeños.

COMPENSACIONES DUDOSAS EN CALIFORNIA
Los principales registros en el mercado de compensaciones de carbono están sistemáticamente sobreacreditando proyectos y entregando compensaciones de carbono dudosas, lo que permite que algunas empresas reclamen más beneficios climáticos de los que se merecen, según un nuevo informe.

Un grupo de investigadores dirigido por Barbara Haya, directora del Berkeley Carbon Trading Project, estudió casi 300 proyectos de compensación de carbono en todo el mundo que comprenden el 11 % de todos los créditos de compensación de carbono hasta la fecha.

Los principales registros en el mercado de compensación de carbono están sistemáticamente sobreacreditando proyectos y entregando compensaciones de carbono dudosas, una práctica que permite a algunas empresas hacer afirmaciones injustificadas de progreso climático, según un nuevo informe publicado esta semana en la revista Frontiers in Forests and Global Change .

El informe llega en medio de preocupaciones repetidas sobre si las compensaciones de carbono son una forma precisa y efectiva de mitigar el cambio climático y las emisiones de gases de efecto invernadero.


Paula Swedeen, especialista del Consejo Ambiental de Washington,  junto a un marcador de límite de tierra forestal adyacente al Parque Nacional Monte Rainier, Ashford, Washington. 

Los investigadores evaluaron los créditos de compensación de carbono de los programas de manejo forestal, que generalmente se dividen en tres categorías amplias: conservar los bosques existentes, impulsar los bosques a través de procesos como la reforestación y cambiar el manejo de los bosques existentes para aumentar los sumideros de carbono en los bosques.

Descubrieron que en el mercado no regulado actual, las reglas flexibles han dado como resultado que una gran parte de los créditos se generen a partir de afirmaciones de que los proyectos evitan la pérdida de carbono forestal con grandes reducciones en la extracción de madera. Dichos proyectos se parecen más a proyectos de conservación o degradación evitada que a una gestión forestal mejorada, según el informe.

El análisis de expertos independientes y los informes de The Associated Press plantean dudas sobre si un programa para vender créditos de carbono está funcionando en su promesa de detener la deforestación en el parque y equilibrar las emisiones de carbono de las empresas que compran los créditos. 

Tres registros de mercado de compensación voluntaria han generado la gran mayoría de los créditos de compensación a nivel mundial hasta la fecha: American Carbon Registry, Climate Action Reserve y Verified Carbon Standard, según el informe. Cada uno tiene protocolos de compensación que generan créditos para uso voluntario.

Los investigadores descubrieron que los registros no seguían los estándares para asegurarse de que los proyectos tuvieran un impacto real y tangible en los niveles de carbono o confirmar que los créditos eran programas de financiación que de otro modo no habrían ocurrido.

MÁS DUDAS,  BOSQUES AMAZÓNICOS DE PERÚ
El Parque Nacional Cordillera Azul en el flanco oriental de los Andes peruanos abarca una extensión de selva amazónica, montañas y cascadas en un territorio del tamaño de Connecticut, tan precioso que decenas de millones de dólares en Se han vendido créditos de carbono en un programa que, según los partidarios, protegería sus árboles.


Los residentes viajan sobre el río Huallaga en la comunidad de Chazuta con el fondo del Parque Nacional Cordillera Azul en la Amazonía peruana. 

Pero un análisis realizado por expertos independientes y un informe de The Associated Press (AP) plantean dudas sobre si el proyecto ha cumplido su promesa de contrarrestar las emisiones de compañías petroleras como Shell, TotalEnergies y otras. Y la pérdida de árboles se ha más que duplicado, según un análisis satelital.

Los expertos dicen que el proyecto Cordillera Azul tuvo fallas desde el principio, con demasiados créditos de carbono generados y beneficios exagerados que permitieron que la organización sin fines de lucro que administra el parque para el gobierno peruano ganara más dinero, incluso cuando la copa de los árboles se redujo, según informa AP.

Los defensores del proyecto disputan que los beneficios fueron inflados. Dicen que la pérdida de árboles se debió prácticamente en su totalidad a causas naturales, incluso cuando el análisis satelital muestra que se concentra en los límites oeste y norte del parque, cerca de grandes centros de población y en gran parte a lo largo de los ríos. Estos son lugares mucho más fáciles de alcanzar y talar ilegalmente que en cualquier otro lugar del paisaje mayoritariamente primordial.

“Está claro que algo salió mal en este proyecto”, dijo Edward Mitchard, experto en deforestación y créditos de carbono de la Escuela de Geociencias de la Universidad de Edimburgo.

 


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
TODO VACA MUERTA
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
;