IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
BANCO SC ENCABEZADOPWC ENCABEZADO ENER
WICHI TOLEDO ENCABEZADO
WIRING ENCABEZADOCRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
EVENTO LITIO ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADONATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
ESCENARIO
Rusia-Ucrania: ONU alerta por mayor costo de vida del siglo XXI
MININGPRESS/ ENERNEWS

Para evitar una catástrofe global, Antonio Guterrez busca un acuerdo para permitir la exportación segura de los alimentos de Ucrania a través del Mar Negro

 

08/06/2022

ANAHÍ ABELEDO

Crisis alimentaria; insuficiencia de recursos; gran parte de la población mundial ve la reducción de sus ingresos hasta niveles dramáticos que llevan a saltearse comidas o decidir si mantener, o no, a sus hijos en la escuela. Se trata del mayor costo de vida del siglo XXI, un escenario donde la pobreza creciente podría convertirse en una catástrofe alimentaria en 2023 y dar comienzo a otro círculo vicioso: el del malestar social que conduce a la inestabilidad política.

En los países se devalúan las monedas; baja el PBI y crece el endeudamiento externo. La energía aumentaría otro 50% este año con su efecto dominó sobre todos los precios. Este es el severo diagnóstico que dio a conocer ayer el Grupo Global de Respuesta a la Crisis de las Naciones Unidas en el Segundo Resumen sobre el Impacto Global de la Guerra de Ucrania. Para el Secretario General de la ONU hay que detener ya la invasión rusa sobre Ucrania  y liberar los puertos del Mar Negro a fin de que circulen los granos del país invadido. 

El Secretario General de la ONU, António Guterres, denunció ayer que el mundo se enfrenta a una nueva realidad: el derramamiento de sangre de las personas sobre el terreno y la posibilidad de que la guerra produzca “una ola de hambre y miseria sin precedentes” que amenaza dejar “tras de sí un caos social y económico”.

Durante la presentación en Nueva York del segundo informe del Grupo de Respuesta a la Crisis Mundial dedicado a los efectos del conflicto en Ucrania sobre la población mundial, Guterres destacó que ningún país quedará al margen de esta crisis que afecta al coste de vida de todas las personas.

“Los precios de los alimentos están cerca de máximos históricos. Los precios de los fertilizantes se han duplicado con creces, lo que hace sonar la alarma en todas partes. La falta de fertilizantes hará que la escasez se extienda desde el maíz y el trigo a todos los cultivos básicos, incluido el arroz, con un impacto devastador para miles de millones de personas en Asia y Sudamérica”, vaticinó. 

Destacó que la crisis alimentaria que se está produciendo durante este año es “de acceso a los alimentos”, mientras que pronosticó que la del año que viene “podría ser por falta de alimentos”.

Un campo de trigo durante la temporada de cosecha en Krasne, Ucrania. Millones de tn de granos no pueden salir del país para abastecer el mercado mundial.

GUTERREZ PIDE PARAR LA INVASIÓN A UCRANIA 
Para Guterres solo hay una posible solución para intentar detener esta crisis: acabar con la invasión rusa de Ucrania mediante una solución política que se ajuste al derecho internacional y a la Carta de las Naciones Unidas. 

Guterrez  considera que hay que "estabilizar los mercados mundiales de alimentos y energía para romper el círculo vicioso de la subida de precios y aliviar a los países en desarrollo” y conseguir que, pese a la guerra, tanto la producción de alimentos de Ucrania como los víveres y el combustible rusos vuelvan a los circuitos mundiales.

Su misión será conseguir un acuerdo global que permita la exportación segura de los alimentos producidos en Ucrania a través del Mar Negro, y el acceso sin obstáculos a los mercados mundiales de los alimentos y fertilizantes rusos.

                 

El Secretario General destacó que el acuerdo es “esencial para cientos de millones de personas en los países en desarrollo”, entre ellos los del África subsahariana y desveló que en los últimos diez días Grynspan y Griffiths han mantenido contactos directos con Moscú, Kiev, Ankara, Bruselas y Washington.

“En este momento, decir algo más en público pondría en peligro las posibilidades de éxito.  Les pido su comprensión. Este es uno de esos momentos en los que el silencio es oro, y de él podría depender el bienestar de millones de personas en todo el mundo”.

Rebeca Grynspan, Secretaria General de la UNCTAD, afirmó que la crisis global del costo de vida es "la más severa en una generación". Y anticipó que "la actual crisis alimentaria puede convertirse rápidamente en una catástrofe alimentaria de proporciones mundiales en 2023".

También consideró que se está creando "un círculo vicioso del costo de vida que aumenta el impacto en las familias y los países. Los ingresos se reducen y las familias se ven obligadas a decidir cómo asignar las finanzas familiares. Tal vez elegir si saltarse una comida, mantener a los niños en la escuela, comprar alimentos menos nutritivos, mantener un negocio familiar abierto o cerrado o pagar facturas médicas".

   

"Y así comienza otro ciclo, otro círculo vicioso; el ciclo de malestar social que conduce a la inestabilidad política como resultado de la capacidad debilitada de los países y las familias para hacer frente a otra crisis global, además del covid 19 y la crisis climática", sintetizó Grynspan.

El informe demuestra la naturaleza interconectada de las tres dimensiones de la crisis: alimentos, energía y finanzas y que abordar solo uno de ellos no la resolverá.

Los costos más altos de la energía y las restricciones comerciales sobre el suministro de fertilizantes de la región del Mar Negro han provocado que los precios de los fertilizantes aumenten incluso más rápido que los precios de los alimentos.

Uno de los puertos ucranianos sobre el Mar Negro, bloqueado por Rusia que impide la exportación de los alimentos

EL CÍRCULO VICIOSO DE LOS AUMENTOS. MONEDAS DEVALUADAS
La mayor crisis del costo de vida del siglo XXI se produjo cuando las personas y los países tienen una capacidad limitada para hacerle frente. La guerra en Ucrania ha atrapado a la gente mundo entre la espada y la pared. La severa crisis de los precios de los alimentos, la energía y mercados de fertilizantes debido a la guerra, dada la centralidad de la Federación Rusa y Ucrania en estos mercados. 

El índice de precios de los alimentos de la FAO está cerca del récord niveles y un 20,8 % más que hace un año.

El petróleo crudo ahora ha alcanzado más $ 120 por barril y precios de energía en general se espera que aumente en un 50% en 2022, respecto a 2021.

En euros, el precio del gas natural, en particular, se ha multiplicado por diez en comparación con 2020. 

Los precios de los fertilizantes son el doble del promedio de 2000-2006.

                                        Los costos del transporte marítimo son más del triple del promedio pre-pandemia debido a los efectos persistentes de la crisis COVID19 y destrucción de la infraestructura de transporte (y especialmente los puertos) de Ucrania, así como un mayor volumen de tráfico y demoras relacionadas con la congestión y otros factores tales como el aumento de los costos de combustible. 

Sobre el comercio de las rutas Norte-Sur, el aumento agregado del costo del combustible de los últimos tres meses se estima que ya resulta en un aumento del 5 al 14% del transporte marítimo total.

El aumento de las tasas de interés y de la incertidumbre de los inversores ha erosionado tanto el valor de las monedas de los países en desarrollo, así como su capacidad para endeudarse en los mercados extranjeros.

Tras los primeros 100 días de guerra, las monedas de 142 países en desarrollo se han depreciado, en promedio, un 2,8% frente al dolar estadounidense (2.7% YTD), y los rendimientos de sus bonos han aumentado en un promedio de 77 puntos básicos.

El aumento del combustible y las condiciones financieras incide directamente en el transporte, en el caso de los fertilizantes sus precios se incrementan y esto a la vez incide nuevamente sobre los alimentos. El círculo vicioso no tiene fin. 

PBI A LA BAJA Y ENDEUDAMIENTO AL ALZA
El producto interno bruto mundial de la UNCTAD (PIB) las previsiones de crecimiento para 2022 han sido revisadas a la baja en un punto porcentual completo desde el comienzo de la guerra17, mientras que el FMI ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento para 143 países.

En las economías en desarrollo, los niveles de deuda pública aumentaron del 55,7 al 65,1 % del PIB entre 2019 y 2021 y, en 2022, se estima que las economías requerirán $ 311 mil millones para el servicio de la deuda externa pública, una cifra que asciende al 13,6 % de los ingresos de los gobiernos.

A nivel mundial, el 60 % de los países más pobres se encuentran en situación de sobreendeudamiento o tienen un alto riesgo de sobreendeudamiento.

La OIT ha estimado que el déficit de financiación de la protección sociales es de 1,2 billones de dólares al año en los países en desarrollo.

UNCTAD estima que la brecha de financiación anual para lograr los  Objetivos de Desarrollo es de $ 4,3 billones, corregida sobre los 2,5 billones de dólares, que se estimaron en 2015.

Los desastres climáticos le cuestan a la economía mundial alrededor de $ 520 mil millones por año, con un desproporcionado parte del efecto adverso a cargo de los países en desarrollo que se ven obligados a redirigir el dinero público interno hacia la adaptación y la pérdida y el daño, a diferencia del gasto en desarrollo.

LA LIMITADA CAPACIDAD DE RESPUESTA DE LA POBLACIÓN
Desde 2019, la cantidad de personas que viven en la pobreza extrema ha aumentado en 77 millones y el número de personas que enfrentan inseguridad alimentaria ha aumentado a 193 millones.

A nivel mundial, tres de cada cinco trabajadores, en su mayoría en los países en desarrollo, tienen menor ingresos que antes de la pandemia.

En África, 58 millones de personas que viven justo por encima de la línea de pobreza corren el riesgo de deslizarse hacia la pobreza debido a los efectos combinados de la pandemia y la guerra en Ucrania. 

Alrededor de 4.100 millones de personas carecen de protección social.

La brecha de género en las horas de trabajo globales aumentó debido a la pandemia; globalmente,las mujeres pasan 18,9 horas semanales en el empleo,o el 57 % del promedio de 33,4 horas trabajado por hombres.

Más de 20 millones de personas son desplazados cada año debido a los efectos del cambio climático.

Casi 90 millones de personas en Asia y África, que anteriormente había obtenido acceso a la electricidad, ya no puede permitirse pagar sus servicios básicos y necesidades energéticas.

A nivel mundial, entre 2019 y 2021, 30 millones personas perdieron acceso a combustible limpio para cocinar y la cifra mundial asciende ahora a 2.400 millones que carecen de acceso.

En 2020, 15 millones de personas en África subsahariana que recientemente había obtenido acceso a la electricidad de nivel 1 ya no podían pagar y volvió a caer en la pobreza energética.

Cerca de 568 millones de personas en el Sub-Sahara de África carecía de acceso a la electricidad en 2020.

DESPUÉS DE ÁFRICA, CENTROAMÉRICA ES LA REGIÓN MÁS AFECTADA
“En el informe mostramos datos que un aumento del 10% en los precios de los alimentos representará una disminución del 5% en los ingresos de las familias más pobres. Pero ¿qué significa una disminución del 5% en los ingresos de una familia?  El 5% es todo lo que las familias más pobres gastan en salud, así que tengámoslo en cuenta. No es algo menor; un 5% de disminución de los ingresos es todo el gasto que tienen en salud para sus familias”, razonó Grynspan.

Cuestionada sobre qué regiones de Latinoamérica corren los mayores riesgos, Grynspan mencionó a los países centroamericanos y a los pequeños estados insulares en desarrollo.

“Y es muy interesante ver como estos países no están afectados sólo por la parte de los alimentos. Están muy afectados por la parte de energía y también por la parte financiera. O sea, que en estos países se produce de algún modo “una tormenta perfecta”, explicó.

Destacó que esas naciones “tienen poca capacidad dentro del mercado global para tener medidas de resiliencia con relación a los precios. (…) Después del África subsahariana, Latinoamérica y el Caribe poseen el mayor número de países expuestos a la triple crisis de alimentos, energía y finanzas. Y también puede ver en el reporte la difícil situación a la que se enfrentan en términos de la deuda. 

Entre las recomendaciones del estudio, Grynspan propuso:

+ Estabilizar los mercados mundiales, reducir la volatilidad y abordar la incertidumbre de los precios de los productos básicos  

+ Recuperar la oferta de los fertilizantes, garantizar el acceso de los pequeños agricultores y controlar los suministros en cualquier lugar durante los próximos 18 meses

+ Apoyar la propuesta de la FAO de crear un Mecanismo de Financiación de las Importaciones de Alimentos

+ Lograr que los países en desarrollo obtengan apoyo económico de las instituciones financieras internacionales para poder ayudar a su población pobre y vulnerable mediante planes de protección social y redes de seguridad 

+ Usar las reservas estratégicas y las reservas adicionales para ayudar a aliviar la crisis energética a corto plazo.

 


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
TODO VACA MUERTA
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
;