IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
BANCO SC ENCABEZADOPWC ENCABEZADO ENER
WICHI TOLEDO ENCABEZADO
WIRING ENCABEZADOCRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
EVENTO LITIO ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADONATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
ESCENARIO
UNCTAD: Inversión extranjera volvió a niveles pre pandemia
UNCTAD/MINING PRESS/ENERNEWS

El Informe de inversión mundial 2022 de la UNCTAD indica que la IED se recuperó a casi US$ 1,6 billones el año pasado, pero advierte que es poco probable que este curso se mantenga en 2022

10/06/2022
Documentos especiales Mining Press y Enernews
UNCTAD: WORLD INVESTMENT REPORT 2022

Los flujos de inversión extranjera directa (IED) se recuperaron a los niveles previos a la pandemia en 2021, alcanzando los US$ 1,58 billones, un aumento del 64% en comparación con 2020. Pero las perspectivas para este año son más sombrías, según el Informe sobre las inversiones en el mundo 2022 de la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo).

El informe, titulado "Reformas fiscales internacionales e inversión sostenible", dijo que para hacer frente a un entorno de incertidumbre y aversión al riesgo, los países en desarrollo deben obtener una ayuda significativa de la comunidad internacional.

“La necesidad de inversión en capacidad productiva, en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en la mitigación y adaptación al cambio climático es enorme. Las tendencias actuales de inversión en estas áreas no son unánimemente positivas”, dijo la secretaria general de la UNCTAD, Rebeca Grynspan.

"Es importante que actuemos ahora. Aunque los países enfrentan problemas inmediatos muy alarmantes derivados de la crisis del costo de vida, es importante que podamos invertir a largo plazo", agregó.


TRES CUARTAS PARTES DEL CRECIMIENTO MUNDIAL DE LA IED SE REGISTRÓ EN ECONOMÍAS DESARROLLADAS EN 2021
Partiendo de una base baja en 2020, la IED global aumentó el año pasado con el impulso del auge de la actividad de fusiones y adquisiciones (M&A) y el rápido crecimiento en la financiación de proyectos internacionales debido a la falta de financiación y los principales paquetes de estímulo de infraestructura.

Si bien la recuperación benefició a todas las regiones, casi las tres cuartas partes del crecimiento se concentraron en las economías desarrolladas, donde los flujos de IED se dispararon un 134%.

Los flujos hacia las economías en desarrollo aumentaron un 30% a US$ 837.000 millones, el nivel más alto jamás registrado, en gran parte debido al fuerte crecimiento en Asia, una recuperación parcial en América Latina y el Caribe y un repunte en África. La participación de los países en desarrollo en los flujos mundiales se mantuvo justo por encima del 50%.

El componente de ganancias reinvertidas de la IED (ganancias retenidas en filiales extranjeras por empresas multinacionales) representó la mayor parte del crecimiento mundial, lo que refleja el aumento récord de las ganancias corporativas, especialmente en las economías desarrolladas.

Las 10 principales economías por entradas de IED en 2021 fueron Estados Unidos, China, Hong Kong (China), Singapur, Canadá, Brasil, India, Sudáfrica, Rusia y México.


PERSPECTIVAS DE IED MUNDIAL PARA 2022
Este año, el clima de negocios e inversión ha cambiado drásticamente ya que la guerra en Ucrania ha resultado en una triple crisis de altos precios de alimentos y combustibles y financiamiento más ajustado. 

Otros factores que nublan el horizonte de la IED incluyen impactos pandémicos renovados, la probabilidad de más aumentos de las tasas de interés en las principales economías, sentimiento negativo en los mercados financieros y una posible recesión.

A pesar de las altas ganancias, la inversión de las empresas multinacionales en nuevos proyectos en el extranjero todavía estaba un quinto por debajo de los niveles previos a la pandemia el año pasado. Para los países en desarrollo, el valor de los anuncios greenfield se mantuvo estable.

Este año ya están surgiendo signos de debilidad. Los datos preliminares del primer trimestre muestran que los anuncios de proyectos greenfield bajaron un 21% a nivel mundial, la actividad de fusiones y adquisiciones transfronterizas bajó un 13% y los acuerdos de financiación de proyectos internacionales bajaron un 4%.

"UNCTAD prevé que el impulso de crecimiento de 2021 no se puede sostener y que los flujos mundiales de IED en 2022 probablemente seguirán una trayectoria descendente y, en el mejor de los casos, permanecerán planos", subraya el informe. "Sin embargo, incluso si los flujos se mantuvieran relativamente estables en términos de valor, es probable que la actividad de nuevos proyectos sufra más por la incertidumbre de los inversores".


VARIACIONES DE IED ENTRE REGIONES: ÁFRICA, ASIA Y AMÉRICA LATINA
La IED en África alcanzó un récord de US$ 83.000 millones el año pasado, pero esto se vio afectado significativamente por una sola transacción financiera intraempresarial en Sudáfrica en la segunda mitad de 2021. Los flujos aumentaron en África del Sur, África Oriental y África Occidental, mientras que África Central y el Norte de África se mantuvieron estables. cayó.

Los países en desarrollo de Asia, que reciben el 40% de la IED mundial, experimentaron un aumento de los flujos en 2021 por tercer año consecutivo hasta un máximo histórico de US$ 619.000 millones. La IED en China creció un 21% y en el sudeste asiático un 44%, pero el sur de Asia fue al revés, cayendo un 26% a medida que los flujos hacia la India se redujeron a US$ 45.000 millones.

En 2021, la IED en América Latina y el Caribe aumentó un 56%, con un crecimiento de América del Sur del 74% sostenido por una mayor demanda de materias primas y minerales verdes.

Para economías estructuralmente débiles, vulnerables y pequeñas, la IED aumentó un 15% a 39 billones. Sin embargo, la afluencia a los países menos adelantados, las naciones en desarrollo sin litoral y los pequeños estados insulares en desarrollo juntos representaron solo el 2,5% del total mundial en 2021, frente al 3,5% en 2020. El impacto de la pandemia intensificó la fragilidad y la inversión en sectores relevantes para los ODS siguió cayendo. Esto fue especialmente cierto para la alimentación, la agricultura, la salud y la educación.

"En 2022, se espera que los flujos de IED hacia las economías en desarrollo se vean fuertemente afectados por la guerra en Ucrania y sus ramificaciones más amplias, y por factores macroeconómicos, incluido el aumento de las tasas de interés", dice el informe. "El espacio fiscal en muchos países se reducirá significativamente, especialmente en las economías en desarrollo que importan petróleo y alimentos".


INVERTIR EN LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE
Después de recibir un golpe significativo en el primer año de la pandemia, la inversión internacional en ODS aumentó un 70% el año pasado. Pero la mayor parte del crecimiento de la recuperación provino de la energía renovable y la eficiencia energética, donde los valores de los proyectos alcanzaron más del triple del nivel previo a la pandemia.

“Si bien la recuperación de 2021 en términos de valor es positiva, la actividad de inversión en la mayoría de los sectores relacionados con los ODS en las economías en desarrollo, medida por el número de proyectos, se mantuvo por debajo de los niveles previos a la pandemia”, dice el informe.

"En los países en desarrollo de Asia, la inversión en sectores relevantes para los ODS aumentó significativamente", dice el informe. "Los valores de financiación de proyectos internacionales en estos sectores aumentaron un 74% hasta los US$ 121.000 millones, principalmente debido al fuerte interés en las energías renovables".

La financiación de proyectos internacionales es cada vez más importante para los ODS y la inversión en cambio climático. Algunos pasos positivos en estas áreas en 2021 podrían probarse este año.

Los acuerdos de financiación de proyectos internacionales anunciados alcanzaron un récord de 1.262 proyectos el año pasado y su valor se duplicó con creces hasta los US$ 656.000 millones.

Los productos de inversión relacionados con la sostenibilidad en los mercados financieros mundiales aumentaron un 63% desde 2020, ya que los gobiernos de todo el mundo buscan desarrollar marcos normativos para las finanzas sostenibles.

El informe también dice que la introducción de un impuesto mínimo global sobre la inversión extranjera directa tendrá implicaciones importantes para el clima de inversión internacional, pero se espera que tanto los países desarrollados como los países en desarrollo se beneficien de una mayor recaudación de ingresos.


INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA A AMÉRICA LATINA REPUNTÓ UN 56% EN 2021

La inversión extranjera directa (IED) en América Latina y el Caribe se ha recuperado de la caída inducida por la pandemia, creciendo un 56% a US$ 134.000 millones en 2021, según el Informe de Inversiones Mundiales 2022 de UNCTAD publicado el 9 de junio.

Los flujos de IED hacia la región se habían desplomado un 45% en 2020, la caída más pronunciada registrada en las regiones en desarrollo ese año.

El repunte en 2021 fue impulsado por un número récord de 317 proyectos totalmente nuevos anunciados en tecnologías de la información y las comunicaciones en toda la región, un aumento del 61% en comparación con 2020.

“El crecimiento también fue fuerte en las industrias objetivo tradicionales, como la fabricación de automóviles, la electricidad, los servicios financieros y de seguros, así como las industrias extractivas”, dijo James Zhan, director de la división de inversiones y empresas de la UNCTAD.

Aunque los flujos de IED aumentaron en las tres subregiones de América Latina y el Caribe (excluidos los centros financieros), algunas economías nacionales sufrieron nuevas caídas debido a los continuos efectos económicos de la pandemia y, en algunos casos, a la inestabilidad política.


AMÉRICA DEL SUR VIO CRECER LA IED EN UN 74% A US$ 88.000 MILLONES

La mayor demanda mundial de materias primas y minerales verdes ayudó a impulsar un fuerte crecimiento de la IED en las economías sudamericanas.

Según el informe, todos los principales países receptores, incluidos Brasil, Chile y Colombia, experimentaron un aumento de la IED a medida que la inversión comenzó a regresar a los sectores de la minería y la energía.

La economía más grande de América del Sur, Brasil, experimentó un crecimiento total de la IED del 78% a US$ 50.000 millones. Los sectores que se beneficiaron incluyen la agroindustria, la fabricación de automóviles, la electrónica, la tecnología de la información y los servicios financieros.

El valor de los proyectos greenfield anunciados en el país aumentó un 35%, mientras que el número de acuerdos internacionales de financiación de proyectos aumentó un 32%.

Uno de los proyectos greenfield más grandes fue el lanzamiento de un proyecto de US$ 4.400 millones por parte de Bravo Motor, con sede en EE.UU., para fabricar vehículos eléctricos, baterías y otros componentes en Brasil.

Entre los acuerdos internacionales de financiación de proyectos, el mayor fue la construcción de un parque eólico marino por US$ 5.900 millones, patrocinado por Ocean Winds, un proveedor de energía con sede en España.

Los flujos de IED a Chile aumentaron un 32% a US$ 13.000 millones, sostenidos por varias adquisiciones importantes y un interés renovado en proyectos mineros.

El número de acuerdos internacionales de financiación de proyectos en el país aumentó un 80%. Uno de los más importantes es la construcción de una planta de amoníaco valorada en US$ 3.000 millones por parte de un grupo de inversores, incluidos Copenhagen Infrastructure Partners (Dinamarca), Austria Energy y Oko Wind Erneuerbare Energieerzeugungs (Austria). La planta tendrá su propio parque eólico terrestre, electrolizadores e instalación portuaria.

Colombia vio crecer la inversión extranjera en un 26% a US$ 9.000 millones, impulsada por las entradas en el sector manufacturero y en los servicios de transporte, logística y comunicaciones. Mientras tanto, los flujos a Argentina y Perú se recuperaron a niveles previos a la pandemia.


ENTRADAS DE IED EN CENTROAMÉRICA REPUNTAN 30% A US$ 42.000 MILLONES
La economía más grande de América Central, México, experimentó un aumento de la IED de solo un 13% a US$ 32.000 millones, lo que la convierte en el segundo receptor más grande de la subregión después de Brasil.

Pero los anuncios de inversiones totalmente nuevas en el país, un indicador de los planes de inversión futuros, aumentaron un 43% en comparación con 2020.

El mayor salto se dio en las tecnologías de la información y la comunicación. El gigante chino Huawei, por ejemplo, anunció que abriría un centro de datos en la nube de US$ 4.500 millones en México.

Los flujos de IED a Costa Rica volvieron a los niveles previos a la pandemia, casi duplicándose a US$ 3.200 millones con nuevas inversiones en zonas económicas especiales.

En Guatemala, la IED alcanzó un nivel récord de US$ 3.500 millones.


LA IED AL CARIBE AUMENTÓ EN UN 39% A US$ 3.800 MILLONES
El repunte de la IED en las economías del Caribe se debió principalmente al crecimiento de los flujos de inversión hacia la República Dominicana, el mayor receptor de inversión extranjera de la subregión.

La nación isleña vio aumentar su IED en un 21%, a US$ 3.100 millones. Los flujos aumentaron en minería, servicios financieros y zonas económicas especiales.


PRINCIPALES TENDENCIAS DE LA IED POR SECTOR EN LA REGIÓN
La región de América Latina y el Caribe experimentó un aumento general de fusiones y adquisiciones transfronterizas. Si bien el número aumentó en un 49% a 244 negocios, el valor total de las ventas netas ($8.000 millones) casi no cambió respecto al año anterior.

El sector de servicios registró el mayor aumento en las ventas netas (12% a US$ 6,4) principalmente en las industrias financiera y de suministro de energía.

Las inversiones totalmente nuevas anunciadas en la región aumentaron un 16% y la mayoría de los compromisos se destinaron a las industrias extractivas, de información y comunicaciones y de automóviles.

El valor de los acuerdos internacionales de financiación de proyectos anunciados en la región se duplicó, superando los niveles previos a la pandemia. Estos fueron impulsados ​​por grandes proyectos en infraestructura de transporte, especialmente en Brasil, y en actividades de minería y energía renovable en toda la región.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
TODO VACA MUERTA
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
;