IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
PWC ENCABEZADO ENER
WIRING ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
COMBUSTIBLES
Crisis de gasoil: Qué dice YPF ¿Bios solución?
DIARIOS/ENERNEWS/MINING PRESS
30/03/2022

En medio de una fuerte inquietud entre los productores agropecuarios por la escasez de gasoil, representantes de las empresas petroleras que operan en la Argentina dijeron que no faltará ese combustible, en pleno comienzo de la temporada alta de cosecha de soja y maíz en nuestro país,

YPF informó este lunes que “está garantizado el abastecimiento” de ese combustible, particularmente “para los consumidores del canal mayorista”. Y las demás empresas transmitieron similar compromiso.

Desde el Gobierno convocaron a las petroleras, a través de la Secretaría de Energía, para asegurar “que las empresas eviten la tentación de concentrar sus stocks en las exportaciones”, ya que un barril de crudo tiene un valor internacional de US$100, mientras que a los refinadores locales se lo venden a US$60.

Con todo, el escenario augura que en las próximas semanas se podría reflejar al situación con aumentos de precios al público. Creen que “la firmeza que muestra de la demanda lo soportaría”. Las subas de entre 20 y 25% que se registró en los dos últimos dos meses, todavía está por debajo de lol niveles récord a los que llegaron los precios en la mayoría de los países.

Hasta YPF, que es la mayor productora de petróleo del país, tiene que importar algunos despachos de la variedad premium. En Shell dijeron que un 30% del gasoil que se despacha en el país es importado.

Otra distorsiónestá vinculada a la diferenciación de los mercados “mayorista” y “minorista” del gasoil. El primero experimentó una brecha de valor de hasta el 20% más, por lo que los grandes compradores empezaron a presionar con su demanda en las estaciones de servicio, lo que se tradujo en otra afectación a los stock que ya venían penalizados.

Según detalló Adrián Ventura en TN, en el primer bimestre del año, las importaciones de combustibles y lubricantes crecieron 187,3% y alcanzaron los US$824 millones, motorizadas principalmente de gasoil y naftas premium, según datos del INDEC.

Una aclaración: las petroleras no importan crudo para elaborar gasoil, sino que compran en el exterior ese combustible ya destilado. Pero los precios internacionales son más altos que los de producción local.

Eso de traduce en un perjuicio muy concreto. El costo de poner en el surtidor mil litros de gasoil importado asciende a US$ 1.500. Por cada litro de gasoil que vende un estacionero en el mercado interno, la petrolera que lo importó pierde 38,63 pesos (es decir, US$ 350 por cada mil litros comprado en el exterior).

Para el titular de FADEEAC en Bahía Blanca, el faltante de gasoil y la suba de precios son síntomas de un problema aún mayor. “La infraestructura es desastrosa, no hay cómo transportar crudo hacia los puertos porque no hay oleoductos y entonces hay que utilizar el camión”, dijo, al recordar los problemas de distribución que hubo en el verano para los que se fueron de vacaciones.

Desde la Federación de Expendedores de Naftas del Interior (FAENI) advirtieron que todas las estaciones del servicio del país, incluidas las de Santa Fe, están recibiendo el gasoil en forma cuotificada, "por lo que si el Estado nacional no sale rápidamente a compensar las importaciones del gasoil, el sector agropecuario estará con graves problemas".

¿BIODIESEL, LA SOLUCIÓN?
Argentina está registrando un desabastecimiento de gasoil en pleno comienzo de la cosecha de granos gruesos, que son, nada menos, que la principal fuente de divisas de la economía, publicó el sitio especialziado Bichos de Campos.

OETEC


Estaciones de servicio con largas filas de espera y con establecimiento de cupos de venta son las primeras imágenes de un otoño que promete ser una pesadilla logística para empresarios agropecuarios, contratistas rurales y transportistas.

En algunas semanas más se requerirá cosechar y transportar grandes volúmenes de maíz y soja y los problemas que se están registrando en la actualidad se exacerbarán.

¿Cómo se llegó a eso? “El petróleo que es producido en los yacimientos no convencionales de Vaca Muerta es fundamentalmente naftero, dado que no tiene la calidad suficiente para elaborar gasoil”, explicó Eduardo Barreiro, consultor energético con décadas de experiencia en el sector.

“El crudo para elaborar gasoil, de tipo liviano, es necesario importarlo y los precios en el mercado internacional están tan volátiles, por el conflicto geopolítico, que las refinerías no quieren importar petróleo por los riesgos comerciales que eso implica”, añadió.

¿Entonces? ¿Qué opciones existen para resolver el problema? El consultor indicó que, en la actual coyuntura, una alternativa para salir del apuro sería realizar acuerdos entre grandes cooperativas agropecuarias y refinerías petroleras con el propósito de que las empresas energéticas gestionen importaciones de petróleo liviano para elaborar gasoil y luego venderlo a la cooperativa en cuestión al precio de paridad del crudo ingresado al país.

“Con eso se asegurarían la disponibilidad de gasoil”, indicó Barreiro, aunque, al no haber antecedentes en la materia, la posibilidad de acordar y materializar tales contratos luce lejana en la actual situación de urgencia.

¿Alguna otra alternativa? “Usar biodiésel de producción local sería una solución nacional”, comentó Barreiro. “No hay ninguna limitación para usar biodiésel con los motores presentes en los tractores y cosechadoras actuales, así como tampoco en los camiones. Es más: con el biodiésel los motores trabajan incluso mejor y no se pierde potencia respecto del uso de gasoil fósil”, afirmó.

“¿Cómo puede ser que en un país que tiene biodiésel de sobra haya problemas de falta de combustible para tractores y cosechadoras? No tiene sentido. La guerra y los problemas derivados de la misma no van a terminar mañana, con lo cual es necesario buscar soluciones concretas no sólo para lo inmediato, sino también para los próximos meses”, advirtió el consultor.

Ahora bien, si bien técnicamente eso sería una solución factible, ¿podría serlo en lo concreto en función de la situación presente en la industria? Para responder esa pregunta Bichos de Campo consultó a Luis Zubizarreta, presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), que agrupa a las principales compañías elaboradoras del biocombustible.

“El biodiésel elaborado en el país se puede usar perfectamente para recolectar y transportar la cosecha gruesa, pero para eso sería necesario que el gobierno habilite esa posibilidad en un marco de competencia entre las empresas”, explicó Zubizarreta.

“La capacidad de respuesta del biodiésel no es infinita, porque existen compromisos de exportación que deben cumplirse, pero la industria cuenta con capacidad ociosa y es factible incrementar la producción actual”, aseguró.

Si bien es probable que el valor final del biodiésel, en condiciones de mercado, termine siendo superior al precio del gasoil, también lo es el hecho del enorme perjuicio económico generado por no contar con combustible suficiente para poder cosechar y transportar los granos sin los cuáles el país se quedaría sin divisas (con el drama que eso implicaría).

“Existe una posibilidad cierta de aumentar la producción de biodiésel destinado al mercado interno y creo que podría ser de ayuda para la solución del problema presente en la actualidad”, resumió el presidente de Carbio.

PROBLEMAS PARA EL AGRO
En diálogo con La Tecla, el presidente de Carbap, Horacio Salaverry, afirmó que están “monitoreando el tema”, pero tienen “preocupación, porque ni siquiera arrancó la cosecha”. 

“La situación es más compleja en el gasoil común. Hay puntos en los que hay faltantes. Algunos comentan que los precios de los mayoristas de combustible son mayores que los del surtidor. Entones el consumidor va más a la estación de servicio que al mayorista, entonces genera cierto problema”, explicó.

En el mismo sentido, Elbio Laucirica, vicepresidente de Coninagro, expresó que les “preocupa mucho” ya que hay una “cosecha por delante” y están “en un momento crítico del proceso productivo”.

Según explicó Salaverry, están en contacto con las entidades agrarias de distintas regiones “tratando de buscar que las empresas estén garantizando el combustible”.

“Estamos charlando con las (sociedades) rurales y de CARBAP qué tipo de garantías que puedan dar hacia delante. Hoy hay inconvenientes en el que vas a cargar a la mañana y te dicen que vayas a la tarde”, dijo Salaverry.

“Pero cuando empiezan a correr estos rumores la gente comienza a salir a comprar para garantizarse combustible cualquier manera”, agregó.

A través de sus redes sociales, el titular de la Sociedad Rural, Nicolás Pino, reclamó que no se puede "encarar una cosecha con problemas de abastecimiento de este insumo clave".

"Del combustible se desprende un desarrollo económico muy grande que genera divisas para una macroeconomía desestabilizada. Lo mismo les toca vivir a otros sectores, como el transporte", cerró.

“Habitualmente, las compras son de a 2.000 o 3.000 litros, porque un tractor de los grandes, antiguos, tiene un tanque de 200 litros que se gasta en un turno de 8 horas intensas” detalló el productor sobre lo escaso del gasoil que consiguió.

Al menos le sirve para avanzar en la preparación de los campos donde, entre mayo y julio, crecen trigo, cebada y avena.

“Estamos dando vuelta la tierra, para preparar un colchón que, con las próximas lluvias, tenga el perfil de agua necesario para que crezcan las semillas” explicó sobre las tareas, ya demoradas por la sequía.

“Venimos muy mal desde el año pasado con la falta de agua. Muchos tramitan la declaración de zona de desastre y emergencia agropecuaria y el municipio dio un fondo rotatorio de $ 200.000 que apenas alcanza para un camión de rollos” detalló.

El tiempo urge, advirtió Pallotta. “Se nos viene el invierno, se enfría la tierra y después cuesta crecer el pasto. Además, las heladas frenan el crecimiento”, advirtió sobre la oportunidad única de aprovechar la humedad que dejó el último ciclón.

“Lo vemos complicado. Tampoco hay gasoil para producir el pasto para la hacienda”, agregó el productor, delegado de la Sociedad Rural Argentina en el árido distrito del sudoeste bonaerense, según publicó Clarín.

TRANSPORTES EN CRISIS
Las entidades que nuclean a empresas de transporte automotor urbano de pasajeros salieron a alertar que sufren dificultades de abastecimiento por los faltantes de gasoil en el país y que lidian con un incremento en los precios que erosiona su ecuación de costos. Y advirtieron que ese combo siembra una preocupante incertidumbre sobre el normal funcionamiento del servicio de colectivos en el corto plazo.

“No es sólo que no hay, sino además que no hay precio”, afirmó el vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor, Jorge Berreta. “Vamos a hacer todos los esfuerzos para conseguir el combustible y prestar el servicio, pero no sabemos por cuánto tiempo y si todas las empresas lo van a poder prestar regularmente”, enfatizó ante Canal 10.

“La cámara de Buenos Aires ya ha hecho presentaciones ante el Ministerio de Transporte el 25 de marzo porque no están entregando combustible, y nosotros en la ciudad de Santa Fe teníamos comprado cupo de combustible de 34 mil litros que tenían que entregarnos y nos han dicho que hasta abril no nos van a entregar, así que estamos tratando de abastecernos en estaciones de servicio o donde podamos”, dijo Ingaramo a Aire de Santa Fe. “El problema es que si no conseguimos en los próximos días se va a complicar la circulación de nuestro vehículos”, alertó, y advirtió que “para abril va a ser peor, por lo que nos vienen diciendo”.

De hecho, este martes la empresa Autobuses Santa Fe enfrentó problemas en la frecuencia del servicio por complicaciones en el abastecimiento de combustible, que logró resolver aunque con la incertidumbre respecto del escenario que enfrentarán en abril.

La obligada adquisición de combustible en estaciones de servicio obliga a las empresas a pagar un precio más caro del gasoil respecto de las compras a granel. “Se está pagando más caro porque al no haber, los precios empiezan a subir; yo pagaba 115 pesos y ahora estoy pagando 120-125; nuestro estudio de costos en noviembre-diciembre fue de 84 pesos y hoy está en 115-120”, afirmó Ingaramo.

Desde FATAP afirmaron que elevaron pedidos al Ministerio de Transporte y a la Secretaría de Energía para analizar el escenario, aunque en un contexto en el que las provincias son las responsables de su servicio de transporte, publicó Ámbito.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
TODO VACA MUERTA
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
;