IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
PWC ENCABEZADO ENER
WIRING ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
OIL & GAS
Gracias Putin: Rusia bombea más gas a Europa y precios caen
DIARIOS/ENERNEWS

Los mercados reaccionan con cautela, ya que los volúmenes siguen siendo demasiado bajos para disipar los temores sobre el suministro

10/11/2021

Precios europeos del gas caen mientras Rusia finalmente aumenta la oferta

ANNA SHIRYAEVSKAYA Y VANESSA DEZEM 

Los precios europeos del gas natural cayeron a su nivel más bajo en más de una semana a medida que los suministros rusos aumentaron gradualmente antes de recortar las pérdidas a medida que disminuía el optimismo de un aumento significativo en los envíos. 

Los futuros holandeses de referencia cayeron debido a que los flujos de gas a Europa a través de Ucrania y Polonia subieron. Pero la capacidad que Gazprom PJSC reservó en la frontera entre Ucrania y Eslovaquia solo lleva el suministro de esa ruta a los niveles ya acordados en virtud de un acuerdo de tránsito a largo plazo existente. 

Con un pronóstico del tiempo más frío, existe la preocupación de que lo que finalmente se entregue no aliviará por completo la crisis energética de Europa.  

Cualquier suministro adicional es bienvenido después de que Europa comenzara su temporada de calefacción con los inventarios más bajos en más de una década. El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo a fines del mes pasado que Gazprom volvería a llenar sus instalaciones de almacenamiento europeas después de finalizar la campaña de almacenamiento nacional de Rusia.  

La reanudación de los flujos de gas ruso "ha calmado los nervios de los operadores y los precios después de una semana de volatilidad", dijo Emily McClain, analista senior de mercados de gas de Rystad Energy. “Los riesgos de precios se inclinan al alza si los volúmenes de Rusia resultan inconsistentes. Sin embargo, este riesgo puede ser limitado si se materializan volúmenes adicionales".

Los comerciantes están observando cada movimiento del principal proveedor de Europa, centrándose en la cantidad de gas que se entrega más allá de los volúmenes contratados. 

Las subastas de capacidad de oleoductos para diciembre se llevarán a cabo el próximo lunes (15/11), lo que arrojará una luz sobre si podrían materializarse envíos adicionales. Es posible que haya más reservas si Gazprom ve avances en la certificación del polémico gasoducto Nord Stream 2, dijeron analistas. 

Las entregas rusas siguen siendo mucho más bajas de lo normal para la época del año y los aumentos de esta semana se producen después de una reciente caída. 

“Gazprom no está ayudando. No vemos volúmenes adicionales significativos”, según Sergiy Makogon, jefe del Operador del Sistema de Transmisión de Gas de Ucrania. "El tránsito a través de Ucrania está significativamente por debajo del año pasado".

El gigante de gas ruso primero redujo el tránsito diario de 124 millones de metros cúbicos a solo 54 millones de metros cúbicos. Ahora ha vuelto a los 109 millones de metros cúbicos, "y promoverlo como un aumento significativo de los suministros a la UE", dijo Makogon. 

Los flujos rusos a través de Polonia y Ucrania estuvieron al máximo nivel posible dentro de una reserva que Gazprom hizo en esas rutas para noviembre. Sin embargo, las primeras nominaciones para la capacidad del jueves indicaron que los suministros a través de Ucrania podrían disminuir nuevamente a unos 84 millones de metros cúbicos, según muestran los datos de la red.

 

Caída de los precios

Los futuros de gas de referencia europeos del próximo mes cayeron un 3,4% para ubicarse en 70,12 euros el megavatio-hora en Ámsterdam. El equivalente del Reino Unido cayó un 3,9% a 179,98 peniques la termia. 

Los precios más débiles de la gasolina pesaron sobre el poder. Los futuros de electricidad alemanes del año de referencia cayeron un 2,8% a 111 euros el megavatio-hora. Pero se ve un clima más frío en Europa a fines de mes y eso está limitando la tendencia bajista, dijo Energi Danmark en una nota en el sitio web. 

Gazprom reservó 19 millones de metros cúbicos de capacidad de gasoducto a través de Ucrania hacia Europa, según Makogon. Los resultados de la subasta diaria significan que el suministro total es ahora de unos 109 mcm / d, en línea con un acuerdo de tránsito que se extiende hasta 2024. La misma cantidad se reservó en el punto Velke Kapusany en la frontera entre Ucrania y Eslovaquia para el jueves.

 

Los flujos rusos hacia Mallnow de Alemania, un punto de acceso clave al mercado europeo a través de un oleoducto que atraviesa Polonia, también aumentaron por segundo día, pero aún permanecen apenas por encima de un tercio de los niveles normales. 

Mientras tanto, Rusia está impulsando la producción de gas , con un pronóstico de producción para todo el año en 777 mil millones de metros cúbicos, un 12% más que en 2020, dijo el ministro de Energía, Nikolay Shulginov.

 


ANALISTAS: FALTA MÁS CONVENCIMIENTO

El mercado aún necesita más convencimiento. Los flujos a través de Ucrania tienen que ser como mínimo de 110 millones de metros cúbicos al día, y los de Mallnow de 30 millones al día, para que los operadores estén seguros de que Gazprom está utilizando plenamente sus capacidades de tránsito, dijo Tom Marzec-Manser, jefe de análisis de gas de la consultora ICIS.

Cualquier flujo adicional, que sólo sería posible este mes si Gazprom reserva capacidad extra en las subastas diarias, sólo ayudaría a suavizar aún más los precios, según destacó WET.

"Tanto en las rutas polacas como en las ucranianas, Gazprom sigue entregando por debajo de su capacidad reservada: están enviando más que los bajísimos niveles de septiembre y octubre, pero aún no es ni de lejos comparable a los de 2020 o 2019", dijo Marzec-Manser.

La compañía debería enviar más suministros para marcar "una diferencia material antes de que el invierno llegue por completo", según Ron Smith, analista senior de petróleo y gas de BCS Global Markets.

Gazprom necesitaría probablemente reinyectar entre 3.000 y 5.000 millones de metros cúbicos en sus almacenes europeos, o más de 100 millones de metros cúbicos al día, durante los próximos 30 días, dijo Smith.

"Se trata de una cantidad significativa, pero alcanzable, dado que las exportaciones de Gazprom a Europa pueden superar los 600 millones de metros cúbicos al día en los periodos de máxima actividad invernal", dijo Smith.

Si Gazprom está haciendo realmente un esfuerzo serio para llenar su propio almacenamiento europeo, deberíamos ver un aumento significativo de las exportaciones en los próximos días.

Sergiy Makogon, director del Operador del Sistema de Transmisión de Gas de Ucrania, dijo que Gazprom había reservado 20 millones de metros cúbicos diarios más de capacidad de gasoducto a través de Ucrania, lo que eleva el suministro total a unos 110 millones de metros cúbicos diarios. Pero el aumento del volumen no se acerca al nivel necesario, añadió.

"El año pasado la cifra era de unos 180 millones de metros cúbicos al día y 2020 fue un año de baja demanda de gas en Europa debido a Covid", dijo Makogon. "Ahora tenemos una demanda alta, un almacenamiento bajo y los precios más altos de la historia, pero los volúmenes son la mitad de lo que eran".

Mitch Jennings, analista de petróleo y gas de Sova Capital calculó que para llenar las instalaciones de Haidach, Jemgum y Katharina se necesitarían unos 9.200 millones de metros cúbicos, mientras que Rehden necesitaba casi 40.000 millones de metros cúbicos. "Está claro que Rehden no podrá llenarse este año".

 


¿Qué está pasando con el gas en Europa?

THE CONVERSATION

Cuando pensamos en la geopolítica pocas veces nos paramos a reflexionar en cómo afecta a la vida ordinaria de los ciudadanos. Sin necesidad de que se produzcan grandes batallas, conflictos abiertos, migraciones incontrolables o el colapso de ningún Estado, la geopolítica también se hace visible en nuestro día a día más anodino. La continua escalada del precio de la luz en los hogares de Europa occidental es un ejemplo que gana vigencia en el caso español.

Opciones europeas contra la dependencia energética

Europa es energéticamente dependiente del exterior. No tiene grandes recursos gasísticos y la energía verde —solar y eólica principalmente— está sometida a los caprichos de la meteorología y a un desarrollo todavía incipiente.

El uso de combustibles fósiles será prácticamente inviable en el medio plazo gracias al compromiso de las autoridades europeas con el Protocolo de Kioto y los objetivos del Acuerdo de París.

La opción nuclear tiene un coste político que provoca que casi ningún actor apueste por ella. Las sociedades europeas no comprenden sus ventajas y temen las consecuencias de su uso. Solo Francia ha optado por mantener su uso, e incluso potenciarlo, mostrando que otro modelo energético es posible.

Se recupera el consumo energético

El consumo de energía ha vuelto a niveles anteriores a la pandemia desde que la situación sanitaria comenzara a estabilizarse a finales de 2020. Durante los últimos meses, se ha disparado en Europa el precio de la electricidad y nos hemos encontrado con los medios de comunicación repletos de mapas en los que se destacan los yacimientos de gas natural y las infraestructuras para su distribución. ¿Por qué?

La combustión de gas natural ha sido durante las últimas décadas una forma de producción de energía eléctrica económica y menos contaminante que otras. Su precio era barato y cabía la posibilidad de transportarlo desde su lugar de extracción al de consumo a través de infraestructuras amortizables. Así, los grandes gasoductos y las plantas de regasificación comenzaron a extenderse por toda la geografía europea. El gas era tan barato que estas enormes infraestructuras resultaban rentables, pero hacían a Europa dependiente de escenarios y actores externos.

La Federación Rusa, Argelia, Irán o Azerbayan se convirtieron en los principales exportadores del gas que se consumía en Europa. Incluso el costoso procedimiento de licuado y regasificación del gas para su transporte marítimo resultaba rentable. Sin embargo, la situación ha cambiado drásticamente.

El impacto de la pandemia, el cierre prematuro de centrales nucleares y térmicas, el aumento del consumo después del parón productivo, la subida de los precios del transporte marítimo, una cadena de transporte rota durante meses, las tensiones entre Estados y el uso de las materias primas como forma de presión geopolítica ante el duro invierno europeo son algunas de las razones del alto precio del gas.

Según datos de la Asociación de Infraestructuras de Gas Europeas (GIE), las reservas de gas para el invierno de 2021 son las más bajas en la última década. La media de la UE y el Reino Unido es del 77% de su capacidad total cuando hace un año rozaban el 95%.

España: reservas y suministro de gas

España afronta esta situación con sus tanques al 81% de su capacidad máxima (a fecha 08/11/2021) y una reserva estratégica que aseguraría el suministro ordinario durante 20 días (algo más de tiempo en caso de que el consumo fuera restringido).

En enero de 2021, durante la borrasca Filomena, el país ya se vio obligado a utilizar sus reservas estratégicas de gas natural. Esa situación se abordó con dos gasoductos provenientes de Argelia abiertos. Recientemente la tensión entre Argelia y Marruecos ha hecho que uno de ellos, que atravesaba territorio marroquí, se cerrase.

El gobierno de Argel se ha comprometido a aumentar el suministro por el segundo gasoducto, que une directamente por mar al país africano con la Península Ibérica. Pero el aumento del bombeo no puede suplir completamente el cierre de la otra infraestructura.

Si finalmente hubiera que optar por el uso de buques metaneros, España tiene un gran número de estaciones de regasificación para realizar el complejo y caro proceso que permite verter a la red de distribución el gas licuado que se transporta por mar. Sin embargo, con las cadenas de suministro rotas o en proceso de reestructuración, esta vía es claramente insuficiente además de cara.

Gas ruso para el invierno europeo

Más allá de los Pirineos la situación también se ha complicado por la dependencia del gas natural ruso. La zona centroeuropea depende de la importación de gas de Rusia. La grandes empresas rusas no son independientes del poder y juegan abiertamente a favor de los intereses geopolíticos del Kremlin.

Por otro lado, Asia se ha convertido también en una región con gran demanda energética. Europa debe comprar sus suministros en los mercados internacionales y los países productores quieren sacar la máxima rentabilidad del alza de la demanda.

La subida de los precios está relacionada con este auge y una capacidad de extracción y distribución limitada, pero también con la falta de análisis prospectivo con el que se gestionó el cierre de otras fuentes de suministro eléctrico.

Europa está fiando su futuro energético a las energías renovables, su compromiso con la reducción de las emisiones de CO₂ es indiscutible, pero no todos los actores internacionales comparten esa hoja de ruta. Veremos si el compromiso europeo es suficiente o un esfuerzo vano y costoso.

Lo que queda por hacer

Ha faltado previsión para ordenar el proceso de transición energética europeo, se limitó el debate público y no se combatieron argumentos simplistas y simplificadores contra la energía nuclear y las nuevas energías renovables. El resultado, ahora, es que Europa va a estar sometida a grandes tensiones energéticas durante un tiempo que todavía no somos capaces de prever.

Mientras tanto, China ha hecho público su compromiso para dejar de financiar la construcción de nuevas plantas eléctricas basadas en el carbón en terceros países, pero mantiene un buen número de proyectos en el interior para cubrir su desbocada demanda de electricidad.

La inversión en I+D+i promete nuevas soluciones para el futuro: energías renovables más eficientes, energía nuclear más segura e incluso parece que durante el resto del siglo XXI también se harán realidad plantas de fusión nuclear.

Ninguna de estas apuestas tecnológicas llegarán a tiempo de rebajar nuestra factura de la luz pero esperemos que lo hagan a tiempo de enderezar la relación del ser humano con el medioambiente.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
TODO VACA MUERTA
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
;