IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
BANCO SC ENCABEZADOPWC ENCABEZADO ENER
WICHI TOLEDO ENCABEZADO
WIRING ENCABEZADOCRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
EVENTO LITIO ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADONATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
ANÁLISIS
Bonelli: Dólar se prende fuego
CLARÍN/MINING PRESS/ENERNEWS
29/09/2023

MARCELO BONELLI

El kirchnerismo está en estado de alerta verde: el dólar comenzó a calentarse y eso puede complicar sus planes electorales. Sergio Massa mantuvo reuniones secretas con banqueros y varios enviados, y acalorados encuentros con los “capos” de las cerealeras. Esta última semana el billete saltó un 7% y varios informes - de influyentes gurúes – proyectan semanas complicadas. Este jueves tocó $ 790.

El ministro cuenta las monedas. Tendría en el BCRA, para intervenir, una cifra exigua: los privados hablan de un mínimo de US$ 700 millones. Serían unos US$ 50 millones por día hasta las elecciones. Guillermo Michel -el todoterreno- fue el encargado de negociar con los “popes” de Bunge, Cargill, Molinos y Aceitera Deheza. El jefe de la Aduana les mostró los dientes: “Massa pide que aceleren los ingresos”.

Las multi contragolpearon: exigieron extender y tener más beneficios con el dólar. Las compañías exportadores especulan con una futura, pero cercana, devaluación. Dicen que el BCRA tendrá que actualizar el dólar fijo después de las elecciones y que un futuro gobierno volverá a devaluar. Michel consultó. Unas horas después exageró: “Sergio dice que no hay más concesiones, que se vayan a cagar”.

Economía abrió una negociación con los petroleros. Ese andamiaje se cerró con Marcelo Mindlin, Ricardo Markoust y Miguel Galuccio. El convenio promete US$ 1.200 millones. Pero tiene un problema central: la decisión tendrá un fuerte “delay” hasta que ingresen los “verdes” al BCRA. Los banqueros locales están preocupados: sacan cuentas y los números no dan.

Sus informes son inquietantes. Hablan de semanas “calientes” con el dólar financiero hasta la elección del 22. Los memos indican tres causales: la aceleración de precios, la falta de dólares en el BCRA y la incertidumbre política del comicio. También hablan de otra realidad: advierten que la buena performance electoral de Milei acelera la avidez por comprar billetes, para adelantarse a una dolarización.

Además, todos dicen que las cosas se pueden poner bravas el 23 de octubre. Hay una “olla a presión” y su explosión dependerá de la suerte electoral de Massa. Los bancos internacionales que operan en Argentina como el HSBC, BBVA y el Santander tomaron una decisión: fortalecieron su “Plan Muralla”. Se trata de lo siguiente: tienen en sus Tesoros todos los billetes necesarios para devolver -si fuera necesario- el total de los depósitos en dolares de los ahorristas. La cuestión se repite entre los “lobos” de Wall Street.


EL VIAJE DE MELCONIAN
Como anticipó Clarín, el jueves por la noche Carlos Melconian cenó con 70 banqueros de Manhattan. Fue una reunión franca y directa. Ocurrió en la casa de Gerard Matos, el ex mandamás de HSBC. Melco explicó su plan, dijo que la dolarización de Milei es un disparate y repitió la historia de la pasta: “Milei te invita a comer fideos, pero no tiene ni tuco, ni pasta”. En la reunión, hizo un anticipo clave: cómo saldrá del cepo en caso de que gane Patricia. Se sinceró: “Vamos a un desdoblamiento cambiario”. Y agregó que habrá un billete financiero libre y un tipo de cambio comercial actualizado. Antes de viajar, ya había conversado la medida en Buenos Aires con banqueros y jefes de multi.

Melconian adelantó que el nuevo dólar comercial estaría por encima de la inflación y con un colchón inicial sobre los precios. “Será un dólar Big Mac competitivo”. Mato, el anfitrión, transmitió un mensaje minucioso. Los lobos de Manhattan transmitieron lo siguiente: Wall Street no otorgará apoyo financiero a la Argentina hasta ver cómo funciona la economía con un nuevo presidente. El banquero transmitió igual mensaje frente a los emisarios de Javier Milei, Juan Nápoli y Darío Epstein. Mato insiste: “No vamos a cometer el error que hicimos con Macri. Ahora, con Argentina, primero ver para despues creer”. La cuestión es clave, porque la dolarización que propicia Emilio Ocampo necesita fondos frescos y un aval del FMI. Su propuesta fue a consulta con varios fondos de inversión. Trabajó en esa tarea el influyente Marcelo Etchebarne.

Epstein, el hombre de Milei, tiene otra obsesión: las Leliq, una bomba impagable de US$ 30.000 millones. Tuvo encuentros con los principales banqueros locales. Dice que es el primer tema a resolver antes de dolarizar. Pero por ahora no hay un camino decidido y claro. El jueves por la mañana, como anticipó Clarín, el FMI lanzó una advertencia frente al Plan Platita. Julia Kozack afirmó que las medidas de Massa chocan y son contradictorias con el acuerdo. Massa “pateó el tablero” y juega con los tiempos: Washington podría sancionar los desvíos recién en noviembre con la cancelación de los desembolsos. Tiempo clave para su aventura electoral.

La vocera -auditó la Argentina y después fue desplazada del cargo- eligió las palabras: las medidas de Massa, dijo, “agregan desafíos a la Argentina”. Kristalina Georgieva se cura en salud. Tiene un frente interno complicado por su acuerdo con Massa. Ambos, el ministro y la jefa del FMI, tuvieron un caliente enfrentamiento antes del cerrar el convenio. Habría sido por Zoom el jueves 20 de julio. El diálogo estaría grabado en los archivos del Palacio de Hacienda y el FMI. Kristalina habría reprochado en duros términos el “desaguisado” de la economía y el desastre político de la gestión Alberto-Cristina. Fue ahí donde presionó por la devaluación.

Massa contragolpeó. Dijo que el staff del FMI quería incendiar la Argentina y voltear su candidatura. Massa terminó mascando bronca. Existe un total hermetismo sobre su contenido. Decepcionado, le dijo a Gabriel Rubinstein: “Qué jodida que es esta mina. Están jugando con un país”.


LOS NOMBRES DE MASSA
Massa podría anunciar, el domingo en el debate, su eventual jefe del BCRA. Sería Leo Madcur. Pero está negociando un golpe fuerte, anunciar que se incorpora a su equipo Roberto Lavagna. El ex ministro tiene diálogo fluido con Massa, pero no asoma la cabeza. No quiere saber nada con este gobierno, pero estaría dispuesto a participar de una eventual gestión de Massa. La cuestión se movilizó durante el último viaje a Brasil. El propio Lula le sugirió al ministro: “Yo admiro a Roberto”.

Celso Amorin, asesor especial de Lula, habló después con Lavagna. Utilizó el celular de Alejandro Rodríguez, que integraba la delegación. El Topo es un hombre de confianza del ex ministro. Los equipos de Lula tomaron un rol central en el armado de Massa. El tema Lavagna está recién en desarrollo. No sería ministro, sino una suerte de jefe de un Consejo Asesor. La versión existe en el círculo rojo. Se comentó esta semana en la Embajada de Italia, cuando condecoró a Adelmo Gabbi.

Estuvo todo el establishment y los capos del Grupo de los 6. También el influyente Giorgio Alliata y Arturo Curatola, los jefes -uno y dos- de la Cámara Italiana. El Grupo de los 6 exigirá a la Cancillería que Argentina acompañe a Italia, vote por “Roma 2030” y desista de apoyar la candidatura de Arabia Saudita. Se trata de un evento internacional clave. Cristina está inquieta por el billete. Insiste con sus teorías conspirativas y dice que hay una mano negra. Acusa al establishment por la actual suba y lo dice así en la intimidad: “Son los banqueros que mueven los hilos y nos quieren hacer cagar”.


CLICK PARA LEER EN CLARÍN


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

;