IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
BANCO SC ENCABEZADOPWC ENCABEZADO ENER
WICHI TOLEDO ENCABEZADOJMB Ingenieria Ambiental - R
WIRING ENCABEZADOCRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
EVENTO LITIO ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADONATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
HIDROCARBUROS
Brasil se prepara para ser el cuarto mayor productor de petróleo
WET/ENERNEWS

El Ministerio de Energía de Brasil tiene planes de bombear 5,4 millones de barriles diarios en 2029

13/06/2023

Las grandes reservas de Brasil, en particular las reservas presalinas, junto con un aumento de las actividades de exploración y perforación, subrayan el potencial de expansión significativa de la producción.

Durante casi dos décadas, Brasil, la mayor economía de Sudamérica, ha cosechado enormes beneficios económicos gracias a un enorme auge petrolero que se inició con el primer descubrimiento de presal en aguas ultraprofundas en 2006.

El boom estuvo a punto de derrumbarse cuando Petrobras acumuló una deuda tan grande que casi la obligaron a declararse en quiebra. Desde entonces, las reformas y la racionalización del sector, unidas a la subida de los precios del petróleo, han revitalizado el enorme auge de los combustibles fósiles que se está produciendo en Brasil.

La Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP) de Brasil informa de que la producción de petróleo del país está aumentando de forma constante, lo que proyecta que el país se convierta en el cuarto mayor productor de petróleo del mundo.

Los datos de la ANP, muestran que, para abril de 2023, el país bombeó una media de 3,1 millones de barriles de petróleo al día (bpd). Esta cifra es casi un 1% superior a la del mes anterior y un 5% superior en términos interanuales.

La producción total de hidrocarburos en abril de 2023 ascendió a algo más de 4 millones de barriles equivalentes de petróleo al día, un 1,1% más que un mes antes y un 4,4% más que un año antes. Estas cifras representan una modesta recuperación tras el desplome de marzo de 2023 debido a la creciente preocupación de la industria por la posibilidad de que el presidente Lula da Silva adopte un enfoque más intervencionista en la industria petrolera brasileña.

Ese crecimiento indica que Brasil posee el potencial para convertirse en el cuarto mayor productor de petróleo del mundo, especialmente cuando se prevé que en 2023 el país añada 300.000 bpd, llevando la producción a 3,4 millones de bpd a finales de año.

Durante 2022, Brasil ocupó el noveno puesto mundial por producción de petróleo, por delante de Kuwait y por detrás de Irán, levantando una media de algo más de 3 millones de bpd.

Para que la mayor economía de América Latina pueda convertirse en el cuarto productor mundial de petróleo, necesitaría bombear más de 4,5 millones de barriles de crudo al día para superar a Canadá, que actualmente ocupa ese puesto.

El Ministerio de Energía de Brasil prevé que el país bombeará 5,4 millones de barriles de petróleo diarios en 2029, un 80% más que los 3 millones de bpd extraídos diariamente en 2022. El constante crecimiento interanual de la producción de hidrocarburos indica que Brasil posee realmente el potencial para ampliar la producción y convertirse en el cuarto mayor productor de petróleo del mundo.


LAS ABUNDANTES RESERVAS DE PETRÓLEO DE BRASIL
Otro aspecto clave que apoyará esos planes son las abundantes reservas de hidrocarburos de Brasil. Según la ANP, a finales de 2022, el país poseía reservas probadas o 1P de petróleo por un total de 14.900 millones de barriles, de los cuales el 77% estaban clasificados como presal.

También hay 21.900 millones de barriles de reservas probadas y posibles o 2P y 27.000 millones de barriles de reservas 3P, conocidas como reservas probadas posibles y probables.

Esto ilustra que Brasil posee un considerable potencial de hidrocarburos y las reservas necesarias para soportar un aumento significativo de la producción de petróleo.

Esas reservas seguirán creciendo a medida que la perforación de exploración y desarrollo gane impulso, con el Baker Hughes International Rig Count mostrando 17 plataformas activas a finales de mayo de 2023 en comparación con 11 un año antes.

Este enorme salto en la producción de petróleo se verá impulsado por la expansión de la producción de petróleo presal, que el Ministerio de Energía de Brasil cree que acabará siendo responsable del 80% de la producción de hidrocarburos del país, frente al 77% actual.

Para que esto ocurra, debe haber un aumento significativo de la producción, que sólo puede producirse si la inversión en energía y la perforación aumentan sustancialmente.

El Ministerio de Energía espera estimularlo mediante un plan denominado Programa Potencializa E&P, cuyos principales principios son fomentar la inversión en las cuencas petrolíferas fronterizas, comercialmente marginales y maduras. La agencia de noticias Reuters señaló que las pequeñas y medianas empresas energéticas tienen previsto invertir US$ 7.700 millones en operaciones en tierra firme de aquí a 2029.


BRASIL ES MUY ATRACTIVA PARA LAS GRANDES PETROLERAS
Aunque la petrolera nacional brasileña Petrobras será la principal impulsora de esa expansión masiva de los volúmenes de producción, comprometiéndose a gastar US$ 78.000 millones en cinco años, harán falta considerables inversiones e inyecciones de tecnología de las grandes empresas energéticas extranjeras para alcanzar ese objetivo.

Una expansión tan importante de la producción de hidrocarburos debe apoyarse en un sólido aumento de las reservas explotables y en el despliegue de técnicas de recuperación mejoradas.

Esto incluye los planes de las empresas energéticas más pequeñas de invertir US$ 7.700 millones en yacimientos petrolíferos terrestres en Brasil de aquí a 2029, lo que ampliará las reservas y la producción de petróleo.

En enero de 2023, la gran empresa francesa TotalEnergies aprobó la decisión final de inversión, o FID, de US$ 1.000 millones para el proyecto petrolífero offshore Lapa Suroeste, en la cuenca del Santo, Brasil. TotalEnergies es el operador, con una participación del 45%, Shell controla el 30% y Repsol Sinopec el 25% restante.

El proyecto consiste en el desarrollo de tres pozos que se conectarán al FPSO de Lapa, que opera en el noroeste del campo de Lapa desde 2016. Tras la puesta en marcha, prevista para 2025, la instalación bombeará 25.000 barriles de petróleo al día, elevando la producción total del campo a 60.000 bpd.

Según TotalEnergies, el proyecto encaja a la perfección con sus activos brasileños actuales e impulsará una palanca de crecimiento clave para la producción de petróleo presalino de la empresa.

A finales de mayo de 2023, TotalEnergies, que posee una participación del 39%, y sus socios, Petrobras, con un 30%, y QatarEnergy, así como PETRONAS, con un 20% cada uno, firmaron un contrato de reparto de la producción del bloque marino Agua Marinha.

El bloque está situado en la prolífica Cuenca de Campos, al sur del yacimiento presalino Marlim Sul, y fue adjudicado a TotalEnergies en diciembre de 2022. Se cree que el bloque tiene el potencial de reflejar el éxito de Petrobras con el descubrimiento de petróleo presal de Marlim Sul en 2017.

A principios de mayo de 2023, el supergrande energético noruego Equinor anunció que, junto con sus socios Repsol SinopecPetrobras, había aprobado la FID para proceder al desarrollo del proyecto B-M-C-33, de US$ 9.000 millones, en el mar de Brasil. La operación abarca tres descubrimientos presalinos de gas natural y condensado con reservas recuperables de 1.000 millones de barriles equivalentes de petróleo.

En el momento de su puesta en marcha, prevista para 2028, la operación bombeará 565 millones de pies cúbicos de gas natural al día, de los cuales se estima que se exportará el 88%. Equinor, que es el operador, tiene una participación del 35%, Repsol Sinopec controla el 35% y el 30% restante está en manos de Petrobras.

Estos acontecimientos demuestran que Brasil sigue siendo una jurisdicción atractiva para las empresas energéticas extranjeras, a pesar de que el presidente Lula ha aumentado los impuestos a la industria petrolera y del creciente riesgo de una mayor intervención gubernamental.

De hecho, aunque Lula irritó a las grandes empresas energéticas con la introducción en marzo de 2023 de un gravamen del 9,2% sobre las exportaciones de petróleo durante tres meses, la inversión en el offshore brasileño sigue siendo fuerte.

Las grandes empresas energéticas extranjeras siguen aprobando proyectos multimillonarios en el país, que impulsarán significativamente la producción. Incluso los planes de Petrobras de descarbonizar las operaciones tendrán poco impacto en el crecimiento de la producción y las exportaciones de petróleo de Brasil, ya que la empresa espera que su producción de petróleo aumente un 19% hasta 2027. Por estas razones, el ambicioso objetivo fijado por el Ministerio de Energía de Brasil de bombear 5,4 millones de barriles diarios en 2029 parece alcanzable.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
TODO VACA MUERTA
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
;