IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
BANCO SC ENCABEZADOPWC ENCABEZADO ENER
WICHI TOLEDO ENCABEZADO
WIRING ENCABEZADOCRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
EVENTO LITIO ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADONATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
ENERGIA
Transición: El debate nuclear en Europa
DIARIOS/ENERNEWS
21/12/2021

El debate de la energía nuclear llega hasta las altas esferas de la Comisión Europea. Desde allí, se está planeando incluir tanto la energía nuclear como el gas natural como inversiones limpias y buenas para el medio ambiente.

Se espera que sea el próximo año cuando anuncien las esperadas reglas sobre si finalmente catalogarán estas dos fuentes de energía com verdes, aunque la disparidad de opiniones sobre clasificar el gas y la nuclear como verdes es muy notoria en la Unión Europea.

Disparidad en cuanto al debate de la nuclear

Desde la Comisión Ejecutiva de la Unión Europea está considerando la posibilidad de incluir la energía nuclear y el gas natural en su taxonomía de finanzas sostenibles. La taxonomía de la UE es un sistema de clasificación que establece una lista de actividades económicas ambientalmente sostenibles.

Esto proporcionaría a las empresas, los inversores y los responsables políticos las definiciones adecuadas para las que las actividades económicas pueden considerarse ambientalmente sostenibles.

Se espera que la Comisión comience el proceso de consulta antes de fin de año, lo que significaría que la propuesta en sí no se publicaría hasta enero de 2022.

Pero el principal problema que se está encontrando la Comisión, que había planeado adoptar la sección climática de su taxonomía este año, es que parte de los estados miembros no están de acuerdo sobre si el gas y la energía nuclear ayudan o dañan los intentos de evitar el cambio climático.

Algunos países dicen que se necesitan inversiones en gas para ayudarlos a dejar de carbón más contaminante y otros advierten que etiquetar un combustible fósil como verde socavaría la credibilidad de las reglas y el liderazgo de la UE en la lucha contra el cambio climático.

En cuanto a la energía nuclear, es parecido. Países como Francia, Reino Unido, la República Checa o Polonia se encuentran entre los que dicen que las bajas emisiones de CO₂ del combustible lo hacen vital en la transición a las energías renovables.

Mientras que Alemania, España, Luxemburgo o Austria se oponen a esta energía, alegando que el principal inconveniente son los desechos radiactivos.

Por parte de España, los planes no han cambiado desde el anuncio del Plan Nacional Integral de energía y Clima 2021-20230 (PNIEC), en abril de 2020, el cual aseguró el cierre ordenado y escalonado de los siete reactores nucleares que permanecen activos en el territorio.

 

Energía nuclear regresa a los Países Bajos

El nuevo gobierno de coalición de los Países Bajos ha situado la energía nuclear en el centro de su política climática y energética. Se han destinado unos 500 millones de euros (564 millones de dólares) para apoyar la construcción de nuevas centrales nucleares hasta 2025.

"Queremos hacer todo lo posible para que nuestro país y nuestro planeta sigan siendo habitables", escribieron los partidos VVD, D66, CDA y ChristenUnie. La coalición ha dado a conocer las propuestas para el período hasta 2025, como resultado de las negociaciones iniciadas tras las elecciones generales de marzo.

"Por eso, la central nuclear de Borssele seguirá abierta durante más tiempo, teniendo en cuenta la seguridad", dijo el gobierno. La central, de 482 MWe y una sola unidad, funciona desde 1973 y satisface alrededor del 3% de las necesidades de electricidad del país.

"Este gobierno también está tomando las medidas necesarias para construir dos nuevas centrales nucleares", continuaba la política. "Esto significa, entre otras cosas, que facilitaremos a las partes del mercado sus exploraciones, apoyaremos las innovaciones, invitaremos a las licitaciones, revisaremos la contribución del gobierno (financiera y de otro tipo) y pondremos en orden la legislación y la normativa cuando sea necesario".

En consecuencia, el gobierno dijo que proporcionaría apoyo financiero al objetivo de construir nuevas centrales nucleares. Para ello, ha destinado 50 millones de euros (56 millones de dólares) en 2023, 200 millones en 2024 y 250 millones en 2025.

Esta inversión nuclear apoyará una mayor ambición en materia de clima. "Para alcanzar la neutralidad climática a más tardar en 2050, elevamos el objetivo de la Ley del Clima para 2030 a una reducción del 55% de las emisiones de CO2 como mínimo", se afirma en la política. 

"Para cumplir este objetivo, hemos acordado centrar nuestra política en un objetivo más elevado, que se sitúa en torno al 60% en 2030". Los objetivos posteriores son una reducción del 70% de las emisiones de CO2 para 2035 y del 80% para 2040.

En el resto del sector energético, el gobierno apoyará el despliegue de la energía eólica y centrará el despliegue de la energía solar en los tejados y no en terrenos abiertos. La producción de gas se eliminará gradualmente en Groninga y el gobierno no concederá nuevas licencias para la producción en el Mar de Wadden, cerca de la costa.

Se apoyará la producción de gas en el Mar del Norte porque reduce las importaciones. El uso de la biomasa leñosa se limitará a los combustibles procedentes de la UE para poder controlar de cerca su sostenibilidad.

BELGICA CIERRA CENTRALES

Bélgica cerrará, como tenía previsto, sus siete reactores nucleares en 2025, pero no descarta el uso de energía atómica de nueva generación, según un acuerdo concluido el jueves (23.12.2021) por la mañana entre los socios de la coalición gubernamental.

Una fuente del gobierno confirmó a la AFP este acuerdo sellado tras una noche de negociaciones. El mismo prevé "una inversión de unos 100 millones de euros (unos 113 millones de dólares) en la investigación sobre los pequeños reactores modulares", precisó esta fuente.

La salida progresiva de la energía nuclear está inscrita en la ley belga desde 2003. El último plazo retenido es el año 2025, una fecha que el gobierno actual se comprometió a respetar al entrar en funciones en octubre de 2020.
No obstante, la cuestión divide a la coalición en el poder que incluye, entre otros, a los liberales del primer ministro Alexander De Croo), los socialistas y los ecologistas.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
TODO VACA MUERTA
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
;