IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
BANCO SC ENCABEZADOPWC ENCABEZADO ENER
WICHI TOLEDO ENCABEZADO
WIRING ENCABEZADOCRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
EVENTO LITIO ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADONATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
CONFLICTOS
SNMPE durísima: MINEM es cómplice de conflictos. Bloomberg: Riesgos a 2022
DIARIOS/MINING PRESS

Los bloqueos de carreteras continuarán interrumpiendo las operaciones mineras ya que es poco probable que el gobierno llegue a más que acuerdos con las comunidades

09/12/2021

Con más de 21 días de bloqueos seguidos en el Corredor Minero del Sur y con MMG anunciando el cierre de Las Bambas para la segunda quicena de diciembre, la Sociedad Nacional de Minería,  Petróleo  y Energía emitió un comunicado crítico sobre las acciones que debería realizar el gobierno de Castillo.


EL COMUNICADO DE SNMPE

GOBIERNO NACIONAL DEBE IMPULSAR DIÁLOGO Y ACCIONES RESPONSABLES QUE EVITEN GRAVES DAÑOS AL PAIS

Lejos de facilitar el entendimiento constructivo entre las partes a fin de evitar la paralización de Las Bambas, la errática actuación de los representantes del Ministerio de Energía y Minas (Minem) en Cusco esta semana, ha terminado exacerbando el conflicto, impidiendo que se reestablezca el tránsito en el Corredor Minero del Sur, luego de más de 21 días consecutivos de bloqueos.

La anunciada paralización de la mina Las Bambas constituye un duro golpe a la recuperación económica del país, poniendo en peligro la continuidad de más de 8 mil puestos de trabajo, y generando grandes pérdidas para el fisco, proveedores y gobiernos locales. Así lo advirtió la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) al señalar su extrañeza y preocupación frente a la pasividad y falta de liderazgo que viene demostrando el Ministerio de Energía y Minas para atender el conflicto que afecta a la empresa MMG, operadora de Las Bambas en Apurímac.

“Resulta francamente sorprendente que, en medio de una de las peores crisis que enfrenta el sector, el titular del Minem, Eduardo González Toro, haya preferido asistir a una conferencia fuera del país, desatendiendo la solución de un conflicto que podría llevar la próxima semana al cierre de una de las principales minas del país”, comentó.

La SNMPE alertó que, ante la inexplicable ausencia del ministro, el Minem designó a Marco Sipán, jefe de la Oficina General de Gestión Social, a fin de que conduzca la reanudación del diálogo entre la compañía y las comunidades de Chumbivilcas.

“Durante la reunión del último martes, lamentablemente la intervención del señor Sipán resultó deplorable, pues lejos de intervenir como representante del Estado, propiciando la mediación entre las partes, actuó de forma absolutamente parcializada, exacerbando los ánimos y atizando el conflicto”. En esa línea, el gremio denunció que el citado funcionario se dedicó a atacar a la empresa, decidiendo de manera abrupta y unilateral dar por terminada la reunión en la provincia cusqueña de Chumbivilcas.

“La conducta de los representantes del Minem ha demostrado ser errática y sesgada, avalando el chantaje del que es objeto Las Bambas por parte de un grupo de dirigentes que demandan ventajosos contratos para el transporte de mineral”, remarcó.

La SNMPE detalló que no estamos frente a un conflicto socioambiental, sino ante demandas de índole comercial, bajo una situación de inaceptable presión. “Se ha bloqueado el Corredor Minero desde hace tres semanas para asfixiar a Las Bambas, dado que con el cierre de las vías no se le permite el libre tránsito de los trabajadores, el ingreso de insumos y el transporte de la producción hacia el puerto de Matarani”, puntualizó.

El gremio minero energético reiteró que la paralización total de la mina, prevista para la próxima semana, significará un duro golpe para la reactivación de la economía nacional, pues esa unidad minera aporta el 1 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI). “Las Bambas es una de las minas cupríferas más importantes del mundo, responsable del 16% de las exportaciones de cobre peruanas. La paralización de sus operaciones generaría pérdidas de 9.5 millones de dólares diarios”, explicó. Asimismo, indicó que el propio gobernador regional de Apurímac, Baltazar Lantarón, formuló un llamado al Gobierno Central para que solucione este conflicto urgentemente, porque su región pierde 1.5 millones de soles diarios en regalías por la interrupción de las operaciones.

En ese contexto, también el Sindicato Único de Trabajadores de Las Bambas ha manifestado que la inoperancia del Ejecutivo en este conflicto ha puesto en grave peligro el sustento de más de 8 mil familias peruanas, casi la mitad de las cuales residen en las regiones de Apurímac y Cusco. De igual forma, las asociaciones de empresarios y emprendedores de la provincia de Challhuahuacho (Apurímac), han expresado su preocupación porque la suspensión de las operaciones causará la quiebra de cientos de empresas y el colapso de la economía local y regional. Finalmente, la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía invocó al Gobierno a que actúe con imparcialidad, liderando el proceso de diálogo y coordinando con la fiscalía y el Ministerio del Interior para desbloquear la carretera y restituir el libre tránsito.

 

 


Los riesgos que correrá la minería peruana en 2022

Bloomberg

La suspensión de operaciones mineras en el Sur de Perú apunta a mayores riesgos de interrupciones y daños a la propiedad para el 2022.

La mina Las Bambas, propiedad de la china MMG, anunció el 3 de diciembre la suspensión de sus operaciones de producción de cobre en Perú a partir de mediados de diciembre debido a los continuos bloqueos de carreteras en el corredor minero Apurímac-Cusco-Arequipa por parte de miembros de las comunidades locales de Chumbivilcas, provincia de Cusco.

Los bloqueos han detenido temporalmente el transporte de cobre desde la mina en la única ruta directa al puerto de Matarani en Arequipa.

Los bloqueos de carreteras continuarán interrumpiendo las operaciones mineras ya que es poco probable que el gobierno llegue a más que acuerdos locales temporales con las comunidades, según informó Janes Defence en Bloomberg.

Las Bambas representa el 2% de la producción mundial de cobre, en tanto las pérdidas causadas por los bloqueos le cuestan a la empresa un estimado de US$ 9.5 millones diarios, según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE).

Es probable que el gobierno intente negociar una solución temporal con los habitantes de Chumbivilcas dada la importancia económica de Las Bambas, ya que representa el 15% de la producción total de cobre del Perú; sin embargo, como se vio con los acuerdos pasados negociados por la administración del presidente Pedro Castillo, es probable que resurjan las quejas.

En el caso de Las Bambas, el gobierno negoció un acuerdo firmado el 5 de octubre entre las comunidades de Chumbivilcas y el proyecto de cobre Las Bambas después de casi dos meses de bloqueos intermitentes. La mina ha experimentado casi tres meses de bloqueos intermitentes en lo que va del 2021, con al menos 17 comunidades en el área con quejas o en negociaciones con la empresa.

En otras partes del sur de Perú, ha habido otras protestas en los últimos dos meses, que involucran bloqueos en los proyectos de cobre Tintaya Antapaccay de Glencore y Constancia de Hudbay en la región de Cusco. Es usual que los bloqueos de carreteras duren hasta 15 días, momento en el que suele intervenir el gobierno y se llega a acuerdos provisionales.

Los recientes mensajes contradictorios del gobierno exacerbarán los reclamos. La primera ministra Mirtha Vásquez firmó el 19 de noviembre un acuerdo con las comunidades locales de Coracora, Ayacucho, que establecía que no se permitiría ninguna extensión para la explotación o exploración de cuatro minas que operan en la zona: Pallancata e Inmaculada de Hochschild, Breapampa de South America Mining Investments (SAMI) y la mina Apumayo de la empresa del mismo nombre.

 

El gobierno peruano, sin embargo, dio marcha atrás en su decisión del 24 de noviembre, ‘aclarando’ que las empresas mineras pueden solicitar extensiones a sus concesiones tras el desacuerdo expresado por varias asociaciones empresariales, incluida la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP) y la SNMPE.

Aunque la ‘aclaración’ posterior del gobierno tranquilizó a las empresas afectadas, es probable que aumente los riesgos de protestas en la región de Ayacucho. Las comunidades locales que firmaron el acuerdo con Vásquez han rechazado la ‘aclaración’ y están pidiendo al gobierno que retome su compromiso, dando al gobierno hasta el 15 de diciembre para hacerlo. Las comunidades locales siguen oponiéndose a cualquier actividad minera en la zona.

A medida que aumentan los conflictos sociales relacionados con la minería, aumentará el riesgo de daños a la propiedad tanto selectivos como colaterales. Las expectativas de las comunidades mineras han sido altas desde la toma de posesión del presidente Castillo y, después de haberlo apoyado fuertemente en las elecciones presidenciales, exigen a cambio una acción rápida del gobierno.

Es poco probable que el gobierno cumpla con estas altas expectativas, especialmente porque es probable que situaciones que resulten en mensajes contradictorios, como los que se dieron en Ayacucho, se repitan, generando más quejas significativas de larga data. La negociación del primer ministro con las comunidades de Coracora se produjo después de las violentas protestas del 30 de octubre que provocaron que 500 personas traspasaran el perímetro de seguridad de la mina Apumayo, robaran explosivos e incendiaran el campamento minero y los vehículos de la empresa.

También es probable que las violentas protestas aumenten hasta el 2022, como se vio en los últimos meses cuando el 30 de octubre un grupo de manifestantes prendieron fuego a un camión cisterna de agua de la mina Antamina mientras realizaban una protesta contra la empresa cerca del puerto de Punta Lobitos, desde donde se exporta el cobre de la mina.

Es probable que se produzcan enfrentamientos violentos entre los manifestantes y la policía nacional si esta última intenta despejar los bloqueos de carreteras con gas lacrimógeno y bastones, como se vio el 24 de noviembre, cuando los habitantes de Saqui Totora, Sina, bloquearon las carreteras y atravesaron el perímetro de seguridad de la mina Argos, lo que resultó en un enfrentamiento con la policía.

Indicadores de entorno de riesgo cambiante

Riesgo creciente

Las posibles percepciones de los manifestantes de que el gobierno no está progresando lo suficiente en el cumplimiento de sus demandas aumentaría la probabilidad de protestas sostenidas contra proyectos mineros, inicialmente con barricadas.

La facción radical del partido gobernante Perú Libre aumenta el apoyo a las comunidades locales contra las industrias extractivas a nivel regional, afectando especialmente áreas de alto conflicto como Cusco y Apurímac.

Riesgo decreciente

El gobierno puede aprobar cambios en el sistema tributario del Congreso, aumentando los ingresos directos a las comunidades locales y reduciendo las quejas. Según el sistema tributario canónico actual, la mitad de los ingresos tributarios directos pagados por las empresas mineras se redistribuye entre los niveles de gobierno regional, provincial y distrital, pero no a las comunidades como tales.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
TODO VACA MUERTA
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
;