IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
PWC ENCABEZADO ENER
WIRING ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
ANÁLISIS
Escribe Bonelli: La interna del gobierno arde no sólo por la economía
CLARÍN/MINING PRESS/ENERNEWS
12/05/2023

MARCELO BONELLI

Matías Tombolini se sinceró. Había discutido fuerte todo el día. Tuvo varias reuniones con capos de multi y formadores de precios. Está luchando contra la inflación. Y está perdiendo por goleada. Cristina lo fulmina y Axel Kicillof lo acusa de tibio. Tombolini dijo: “¿Qué quieren que haga?". Después, exhausto, exclamó: “Así como estamos no es factible ningún control de precios”.

Fue una forma de expresar su impotencia frente a la remarcación. Decidió culpar de la inflación a Miguel Pesce: “Yo veo lo que pasa, pero no puedo actuar con esta política monetaria”. Este viernes el Indec le dará otro golpe: el índice no afloja y la inflación tocará el 8%. Marco Lavagna elaboró –al inicio de semana– un informe confidencial: para el Indec, la inflación estaría entre el 7,5 y el 7,9 %.

La difusión de la inflación tendrá este viernes un fuerte impacto político. La cuestión ya genera cruces, peleas internas y acusaciones. Kicillof está en llamas. Maltrata a Tombolini y exige acción de inmediato: volvió con un congelamiento en alimentos.

Habló con Cristina y expuso su tesis: que si no baja, la inflación se lleva puesto al kirchnerismo bonaerense. Axel, frente a Cristina, reflotó sus antiguas y fracasadas recetas anti-inflacionarias. Furioso, Kicillof insiste en que la remarcación hace estragos en el Conurbano. Es más, este jueves hasta deslizó que podría desdoblar las elecciones en la Provincia.

La reacción obedece a las encuestas. Los informes confidenciales indican que su candidatura, por primera vez, perforó el piso del 40 %. Ya la cuestión provocó varias discusiones políticas. Cargan contra Tombolini. Cristina odia al secretario de Comercio y lo acusa de “no tener huevos para enfrentar a los monopolios”.

“Es un flan”, repite.

La fobia contra Tombolini surgió en los primeros días de gestión. Pedía a los CEO que acuerden con él, porque si no venían el cuco de Cristina y Axel con sus ideas vetustas y anticuadas. Cristina se quejó ante Massa. Pero Massa desautoriza los planteos de Kicillof. En esas charlas enumera los traspiés de Axel y repite: “Cristina, los congelamientos fracasaron siempre”.

Ambos tienen diálogo fluido. Cristina apoya a Massa y el ministro la informa de todo. Ambos arremeten contra Alberto.

Cristina lo destrata. Lo insulta y lo maldice. No le atiende el teléfono y quiere, para recibirlo, que Alberto se vuelva a humillar: que ahora el Presidente hocique y baje su propuesta de elegir en las PASO la candidatura presidencial. Cristina dice: “Que Alberto se joda”. Massa le objeta la gestión y que Alberto no lo acompañe: “Alberto sabe que tengo más lío que un plomero del Titanic”. Y remata: “Y en la Rosada están al pedo, jugando a los soldaditos...”.

El viaje a Brasil sacó de quicio a Massa. La cumbre la armó Alberto con Lula para cerrar una ayuda equivalente a US$ 10.000 millones. Viajaron para firmar.

Pero una vez en Brasilia, el equipo de Lula quiso empezar a negociar todo de cero.

Lula sobreactuó. Llamó e hizo escuchar –por altavoz- a Dilma Roussef: “Para que el Bircs avale a la Argentina, tenemos que cambiar el estatuto del banco”. Ignacio “El Vasco” De Mendiguren exclamó: “Nos están boludeando”. Primero fue el “conventillo “ de Vicky Tolosa y Gabriela Cerruti. Después, Roberto Campos Neto, titular del Banco Central de Brasil, comunicó: “No lo puedo hacer y no lo quiero hacer”.

La vice quiere aún que Massa sea candidato. En caso de que se manque, en la nómina están “Coqui” Capitanich, Wado de Pedro y el “Pichichi” Scioli. La cuestión se tratará el martes próximo en el Congreso del PJ. El kirchnerismo prepara un ultimátum a Alberto.

La candidatura de Massa depende de una sola cuestión: que obtenga el auxilio financiero de Washington, para evitar el abismo final. La Casa Blanca quiere apoyar y evitar un derrape en Argentina. Massa, Horacio Larreta y Patricia Bullrich son candidatos que tienen plafond en Washington.


LAS DUDAS Y CONDICIONES DEL FMI
Joe Biden instruyó a Janet Yellen para que el Tesoro apoye el desembolso. Pero en el FMI hay serias objeciones. Clarín confirmó que la negociación está dura y, por lo tanto, lenta con el staff del FMI. Mala señal.

Una prueba de eso es que no hay misión programada y los viajes – por ahora– están cancelados. Los voceros del FMI responden ambigüedades. Rodrigo Valdez –el auditor jefe del FMI- y Luis Cubeddu estarían buscando una solución: elevar un informe al Board del FMI diciendo que técnicamente es difícil un acuerdo y que la resolución tiene que ser política por parte de Washington.

También evalúan elevar dos escenarios al Board. Y que la responsabilidad recaiga en el directorio del Fondo. El problema central radica en la cuestión cambiaria. Los burócratas de Washington sostienen que no pueden adelantar fondos, para que Argentina los dilapide financiando la corrida.

Por eso, Cubeddu le comunicó a Leo Madcur que el staff del FMI estaría dispuesto a aprobar el envío de US$ 10.600 millones.

Pero que la condición sería devaluar y fijar el tipo de cambio oficial, por lo menos, arriba de 300 pesos. Un ajuste del 30%. También, que están dispuestos a discutir alguna mezcla cambiaria, para disfrazar, un poco, la eventual devaluación.

El ortodoxo paquete –típico y tradicional del FMI– incluiría dos cuestiones: aumento de retenciones y un alza en los aranceles de importación para frenar impacto en precios. Cubeddu estuvo esta semana, hablando con “popes” empresarios de Argentina. Empresas vinculadas a la generación de dólares. También, con dos economistas de la oposición. El FMI les transmitió a todos cinco preguntas. Todas referidas a un eventual salto cambiario y sus repercusiones.

Primero, hurgó sobre los motivos de la poca efectividad del dólar soja. También consultó sobre qué efectividad tendría una mejora del tipo de cambio. Massa fue categórico y volvió a transmitir su definición: “Antes de devaluar, renuncio”.

Pero todo está abierto. Fueron duras las definiciones del ministro frente a las “multi” de EE.UU. Facundo Gómez Minujín, jefe de Amcham, fue directo y Massa respondió: “En la discusión con el FMI está todo abierto sobre la mesa”.

Pero después marcó dos límites: “Es irrenunciable la intervención del BCRA”. Y agregó: “Estamos dispuestos a ser audaces y creativos, pero cuidaremos la actividad”. Clarín confirmó que el tema se debate en el equipo económico. Nadie va a devaluar sin un respaldo de billetes: sería abrir la puerta a la híper. Además, hay que convencer a Cristina.

Pero a todos los carcome una duda: ¿tomar la decisión o esperar a ver qué decide el mercado después de las PASO?

AmCham realizó un encuentro plural. Estuvieron todas las figuras del oficialismo y la oposición y se evitó el sectarismo del encuentro en el Llao Llao. Gómez Minujín, capo del JP Morgan, expresó lo que ningún empresario se atreve a decir: “Así, nos encaminamos a otra crisis”.

Javier Milei fue el único candidato que rechazó la invitación. Su experiencia en Bariloche no fue buena. Massa tuvo en la AmCham una reunión privada, previa, con los jefes de las multi. A todos les quedó la impresión de que va por la candidatura. Ahí hubo preguntas calientes. Alejandro Díaz advirtió por lo contraproducente de las críticas de Cristina al FMI. Massa sonrió: "A mí me ayuda que Cristina esté contra Washington”.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

;