IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
PWC ENCABEZADO ENER
WIRING ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
Debate
ENERGÍA PARA CÓRDOBA
13/06/2006

ENERGÍA PARA CÓRDOBA

(Editorial Diario La Voz Del Interior, Córdoba)
Decía Vladimir Lenin que la Revolución Rusa sería el socialismo más la electrificación. Y bien, aun sin plantear expectativas apocalípticas ni hacer referencia a las grandes experiencias históricas, es evidente que la energía eléctrica es un componente decisivo de la vida moderna y que ninguna sociedad organizada puede subsistir sin ella. Y mucho menos crecer.
En Córdoba, el tema de la provisión eléctrica se está tornando acuciante. No porque no lo haya sido antes, sino porque, ante el repunte realmente importante que ha tomado la actividad económica y frente al crecimiento poblacional, la demanda de fluido eléctrico se hace imperiosa, mientras que la Empresa Provincial de Energía (Epec) no puede responder a ella con la prontitud y la eficacia que se requieren.

Córdoba construyó su posición en la Argentina moderna no sólo gracias a su inmejorable posición geopolítica sino en buena medida debido a la posibilidad de contar con óptimas fuentes de provisión de energía hidroeléctrica, consecuencia de la previsión de los gobiernos provinciales del Autonomismo y de la gestión de Amadeo Sabattini, que se ocuparon de crear y recrear el dique San Roque, y a la existencia de otras considerables opciones hidroenergéticas, desarrolladas sobre todo a lo largo de la segunda mitad del siglo 20.

Fue la previsión a largo plazo tanto como la presencia de recursos naturales, lo que le permitió izarse a la calidad de polo industrial que conservó hasta no hace muchos años, cuando el regresivo proceso de desindustrialización que se abatió sobre el país la hizo uno de sus blancos preferidos.

Ahora, ante el nuevo despertar económico y la aun incipiente recuperación industrial, se torna urgente proveer a la provincia de una potencialidad energética que se encuentra incluso degradada al nivel de los simples usuarios, como lo atestiguan los cortes que se producen en la capital, testimonios de un padecer que, al revés de la luz, no se extingue...

A nivel ciudadano y partiendo de datos que suministra la misma Epec, los frecuentes cortes de energía que se producen en muchos barrios durante las temporadas críticas –las de auge del verano y el invierno– son consecuencia de una conjunción de factores que van desde el robo (de energía, de cables conductores, de medidores) a la falta de inversiones, pasando por la escasez de personal.

Una vez más, en este último caso, los planes de “racionalización empresarial” parecen haber ido por delante de la racionalidad pura y simple. Pues, como consecuencia de los planes de retiro voluntario y de jubilación anticipada, se produjeron unas 1.800 bajas, que abrieron enormes huecos en la plantilla de personal altamente calificado, bajas a las que ahora hay que llenar y que no son siempre fáciles o rápidas para suplir.

El tema de los robos, por otra parte, plantea un grueso desafío, pero no sólo en lo referido a lo que puede actuar o dejar de actuar la empresa, sino sobre todo en lo que hace a la conducta de la población, en la que se hace necesaria la introyección de códigos de conducta que parecen estar clamorosamente ausentes.

En efecto, para sorpresa de todos, se ha podido comprobar que la sustracción de energía a través de conexiones ilegales, que es un factor mayor en las caídas de tensión o en el corte directo, no depende tanto de los celebérrimos y peligrosos ganchos que se cuelgan de los cables desnudos en los sectores marginales, como de operaciones de igual naturaleza que se realizan en barrios residenciales y sectores comerciales, sólo que disimuladas con mayor arte y empeño.

En estos lugares, la práctica delictiva es encubierta por la tecnología disponible para quienes tienen recursos para pagarla. Mucho mejor sería que esos dineros se aplicasen a cumplir la ley: sería más sencillo y mucho más sano.

El abordaje del problema energético de Córdoba no puede evadir ninguno de estos factores. Y ello sólo puede hacerse en el marco de una planificación genuina y que mire al futuro.

Vuelva a HOME

;