IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
PWC ENCABEZADO ENER
WIRING ENCABEZADOWICHI TOLEDO ENCABEZADO
CRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
Opinión
CRISIS EN LOS SERVICIOS PÚBLICOS
05/08/2005
Opinión

CRISIS EN LOS SERVICIOS PÚBLICOS

Los Andes, Mendoza
Opinión Diario Los Andes
Crisis en los servicios públicos

En agosto del 2002, escribí en este mismo diario un artículo que se titulaba ?Hacia una crisis en los servicios públicos?, donde señalaba las causas que avalaban el camino hacia una crisis, todas ellas generadas por los gobiernos. El título de este artículo implica claramente que estamos ya ante una crisis de servicios públicos, dado que gran parte de lo pronosticado en aquella columna, se ha dado indefectiblemente.

Algo de historia

Desde el punto de vista científico, para que una privatización sea tal, es necesario que se traspase la propiedad y se desregule el mercado donde va a operar. En las privatizaciones realizadas en los '90, en muy pocos casos se cumplió con estos postulados, lo que implica que en realidad fueron concesiones y no privatizaciones. Sin perjuicio de esto, las inversiones realizadas tanto por una como por otras, fueron muy importantes. En el sector del agua potable y el saneamiento por ejemplo, las inversiones realizadas en ese período rondaron los U$S 1.600 millones. Otro ejemplo es la telefonía, antes para recibir un teléfono se estaba años, mientras que después del traspaso en sólo unos días ya se contaba con la línea.

Esas inversiones son las que han permitido que hoy todavía sigamos teniendo servicios, ya que desde la salida de la convertibilidad no se hacen inversiones para crecer, sino sólo se hace mantenimiento, es decir, inversiones de amortización y mantención operativa de los servicios, los cuales ya están al límite por falta de recursos en las empresas. En este contexto, sin las inversiones realizadas en los '90 y tarifas congeladas, ya no tendríamos servicios.

Causas de la crisis

Al igual que una familia, si los ingresos se estacan y los costos siguen subiendo, en algún momento se dejará de pensar en cambiar los pisos, hacer la habitación nueva, etc. (inversión para crecer), para luego pasar a no pintar la casa, arreglar los cueritos, etc. (inversión operativa), y finalmente colapsar. Entre la segunda y la tercera etapas, según el sector y la empresa, están los servicios públicos en el país y Mendoza.

Esta situación actual es exclusivamente responsabilidad de los gobiernos, que creen que pateando la pelota para adelante las cosas se arreglarán por sí solas; y como decía Krisnamhurti, el futuro se puede modificar únicamente en el presente. La no renegociación de contratos, que incluye el congelamiento de las tarifas desde hace casi 4 años, ha implicado que el sector servicios públicos haya sido uno de los que ha financiado la recuperación de la economía (junto con algún sector asalariado, los desocupados y los que han hecho inversiones con capital propio), ya que ha transferido rentas coactivamente a los exportadores y a los que sustituyen importaciones, al tener éstos servicios públicos más baratos, disminuyendo sus costos operativos. Rubros como aceites y quesos han tenido aumentos de precios de alrededor del 200% desde diciembre del 2001, mientras que los servicios que utilizan no han subido de precio. Esto hace que sus costos estén ficticiamente bajos, y sus rentabilidades también sean ficticias. Lo mismo ha sucedido con las familias, aunque obviamente en menor grado.

Todo esto ha sido orquestado por los gobiernos de turno con el fin de que esos sectores financien la recuperación de la economía (que es ficticio, ya que está basado en precios relativos distorsionados), y poder aumentar la recaudación fiscal, para tener recursos para más gasto público. La demostración más cabal de esto, es que el gobierno está tratando de mantener las tarifas con recursos fiscales por medio de subsidios o préstamos a la generación de energía, algunas obras para gas y agua, trenes, peajes e importando todo tipo de combustible (dicho sea de paso, a un costo de entre 3 y 4 veces más caro de lo que se produciría acá). Otra vez lo mismo, con el fin de mantener esta (en alguna medida) ficticia recuperación de la economía, y poder seguir gastando, haciendo que se enfrenten las dos víctimas: ciudadanos y empresas.

Pero esto tiene un límite, al cual se está lenta pero inexorablemente llegando. La falta de inversiones en el rubro servicios públicos está haciendo mella. Cortes de energía, roturas de caños y cables, problemas de transporte de energía y gas, colapso de los sistemas telefónicos en horas pico y en días pico, rutas con mantenimiento casi inexistente, vale decir, servicios públicos cada vez más al límite en la calidad de prestación.

Si no se recompone rápidamente el flujo de fondos de las empresas de servicios públicos, sin importar si los dueños son extranjeros o nacionales (ya que el problema no es de nacionalidad sino de racionalidad aunque las palabras parezcan similares) renegociando el gobierno velozmente los contratos, sobre todo las que tienen sus tarifas totalmente congeladas desde hace mucho tiempo, el colapso será inevitable.

Los funcionarios de turno tienen que recordar que en economía se puede hacer de todo, menos evitar sus consecuencias.

Vuelva a HOME

;