IAPG ENCABEZADOPAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
SECCO ENCABEZADOALEPH ENERGY ENCABEZADO
PRELASTKNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
SACDE ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
RUCAPANELMETSO CABECERA
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GSB CABECERA ROTATIVOFERMA ENCABEZADO
METROGAS monoxidoMilicic ENCABEZADO
PIPE GROUP ENCABEZADGRUPO LEIVA
cgc encabezadoGenneia ENCABEZADO
BANCO SC ENCABEZADOPWC ENCABEZADO ENER
WICHI TOLEDO ENCABEZADO
WIRING ENCABEZADOCRISTIAN COACH ENCABEZADOCINTER ENCABEZADO
EVENTO LITIO ENCABEZADOBANCO SJ ENCABEZADONATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
OMBU CONFECATSERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENER
NEGOCIOS
Fusión nuclear: En qué invierten Chevron, Google y Sumitono
DIARIOS/ENERNEWS/MINING PRESS
22/07/2022

El negocio de la fusión nuclear llegó para quedarse, se presenta como una estrategia rentable y amigable con el medio ambiente a la que apuntan petroleras, mineras, químicas e informáticas.

Chevron, Google y Sumitono invierten en el grupo de fusión nuclear TAE Technologies que ya ha recaudado US$ 250 millones  para financiar la sexta generación de su reactor de fusión nuclear en California, según Tom Wilson en Financial Times.

Mientras que la italiana Eni y la noruega Equinor han invertido en Commonwealth Fusion Systems, con sede en Boston, cuyos patrocinadores también incluyen a Tiger Global Management y Bill Gates.

La perspectiva de combinar núcleos atómicos para generar energía ha entusiasmado a los científicos durante más de 60 años, pero solo comenzó a atraer una inversión privada significativa en la última década, a medida que se aceleraban los esfuerzos para limitar el calentamiento global mediante la reducción de las emisiones.

Las empresas privadas de fusión han recaudado al menos US$ 2.800 millones  en los últimos 12 meses, lo que eleva la inversión total del sector privado hasta la fecha a  US$ 4.800 millones, según el último estudio de la industria publicado por Fusion Industry Association la semana pasada.

La inversión de Chevron fue realizada por su unidad Technology Ventures, que también respaldó a la empresa emergente de fusión con sede en Seattle, Zap Energy. Lleva la financiación total recaudada por TAE a  US$ 1.2 mil millones  y sigue apuestas similares de otras compañías de petróleo y gas que buscan diversificar su cartera de energía y reducir sus emisiones de carbono.

 

El director ejecutivo de TAE, Michl Binderbauer, dijo que el "calibre y el interés" de los inversores era un testimonio del progreso que había logrado la empresa con sede en California.

IDENTIKIT TAE
Fundada en 1998, TAE, que emplea a unas 400 personas, espera generar electricidad fusionando un protón de hidrógeno con boro. Si bien la mayoría de los científicos están de acuerdo en que la combinación de los isótopos de hidrógeno, deuterio y tritio, es la ruta más viable hacia la energía comercial, TAE argumenta que su enfoque, si tiene éxito, proporcionaría una fuente de energía aún más segura.

El planeta tiene abundantes reservas potenciales de deuterio, tritio, hidrógeno y boro, pero mientras que el tritio es levemente radiactivo, el boro no lo es. También se puede extraer fácilmente, mientras que el tritio se extrae del litio y luego se regenera en la reacción de fusión.

“Hay tantos beneficios de poder usar boro como combustible que creemos que es realmente el camino hacia la potencia perfecta”, dijo el director de marketing de TAE, Jim McNiel, al Financial Times.

A diferencia de la fisión nuclear, cuando los átomos se dividen, ninguna de las reacciones de fusión produce desechos radiactivos significativos, lo que convierte a todos los procesos en desarrollo en una fuente potencial de electricidad libre de carbono, segura y casi ilimitada. Las compañías de fusión dicen que una pequeña taza de combustible podría alimentar una casa durante cientos de años.

Pero mientras los científicos han estado fusionando núcleos atómicos desde la década de 1950, ningún grupo ha sido capaz de generar más energía a partir de una reacción de fusión que la que consumen los sistemas.

TAE dice que el objetivo principal de su reactor de sexta generación es lograr ese resultado, un hito conocido como ganancia neta de energía, con miras a entregar energía comercial para 2030, antes que muchos de sus competidores.

“La primera compañía en llegar a la energía neta dictará sustancialmente cómo se ve el futuro a corto plazo de la fusión”, dijo McNiel, comparándolo con “poner a un hombre en la luna” por primera vez.

TAE también anunció que logró temperaturas superiores a los 75 millones de grados Celsius con su actual máquina de reactor de fusión, apodada Norman, que se encuentra en Foothill Ranch, California, donde la empresa tiene su sede.

La financiación que TAE anunció el martes se destinará a la construcción de su máquina de fusión de próxima generación, llamada Copernicus, que dice que estará terminada en 2025, y que se ubicará cerca, en Irvine, California.

La máquina más común que se está construyendo para lograr la fusión es un tokamak, un dispositivo con forma de rosquilla. Este método se está desarrollando en el ITER, el proyecto multinacional de fusión que se está construyendo en Francia.

En cambio, el TAE utiliza una máquina lineal, una estructura larga y delgada conocida como configuración de campo invertido impulsada por un haz.

El plasma, el estado más energético de la materia, más allá del gas, se genera en ambos extremos de la máquina de fusión TAE y luego se dispara hacia el centro, donde los plasmas chocan y encienden la reacción de fusión.

Otro elemento diferenciador del método de fusión de TAE es el combustible que utiliza. La fuente de combustible más común para las reacciones de fusión es el deuterio y el tritio, que son dos formas de hidrógeno, el elemento más abundante del universo. El deuterio se encuentra en la naturaleza, pero el tritio hay que producirlo.

Pero el proceso de fusión de TAE utiliza hidrógeno-boro (también conocido como protón-boro o p-B11) como combustible. El hidrógeno-boro no necesita una cadena de suministro de procesamiento de tritio, lo que TAE considera una ventaja. El reto, sin embargo, es que una fuente de combustible de hidrógeno-boro requiere temperaturas mucho más altas que una fuente de combustible de deuterio-tritio.

"La fusión protón-boro11 es, en efecto, mucho más difícil que la fusión deuterio-tritio por varias razones", dijo a la CNBC Nat Fisch, profesor de ciencias astrofísicas de la Universidad de Princeton.

Esto se debe a que la sección transversal de la reacción de fusión pB11 es tan pequeña que tiene que estar confinada durante más tiempo para que se inicie el proceso de fusión. Al mismo tiempo, las temperaturas necesarias para alcanzar incluso esta sección transversal más pequeña son mucho mayores.

Eso significa que se necesita mucha energía para encender la reacción de fusión y luego mantener el combustible muy calentado en su lugar durante mucho tiempo, al tiempo que se asegura que los subproductos de la reacción salgan rápidamente del plasma donde está ocurriendo la reacción para que no contaminen la reacción.

"En conjunto, se trata de un problema muy, muy difícil, y requiere una curva de aprendizaje muy nueva. Pero el equipo de TAE es muy inteligente y se mueve muy rápido, así que, si alguien va a resolver este problema, el equipo de TAE está bien posicionado para hacerlo", dijo Fisch.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
TODO VACA MUERTA
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
;