PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERA
WEGTGN
LIEBHERR ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
IAPG ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
HOMERO & CIA ENCABEZADO
SAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADO
METROGAS JUNIO 2020Milicic ENCABEZADO
Lakeland ENCABEZADOGALAXY RESOURCES ENCABEZADO
SECCO ENCABEZADO
PWC LOGOMurchison ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOJMB Ingenieria Ambiental - R
Genneia ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
AGGREKO ENCABEZADO EN
ACTUALIDAD
Vaca Muerta: Empleo en tiempos de cuarentena y boom inmobiliario
ENERNEWS/Río Negro

YPF tienen a más del 80% de sus empleados trabajando desde sus casas

28/06/2020

VICTORIA TERZAGHI

Las petroleras que operan en Vaca Muerta saben que tienen una doble responsabilidad por delante en estos tiempos de pandemia y cuarentena obligatoria. Por un lado deben preservar la salud de sus trabajadores, pero a la vez deben garantizar que la producción siga en marcha para que la energía del gas y el petróleo llegue a todos los hogares e industrias del país.

Es por esto que todas las empresas adoptaron estrictos protocolos de trabajo que se basan en los lineamientos de los gobiernos nacional, de la provincia de Neuquén y de los municipios alcanzados.

Las dotaciones de personal siguen siendo reducidas no sólo por el trabajo en guardias mínimas sino también para permitir el distanciamiento necesario. Es por esto que el home office se multiplicó, al punto que desde YPF tienen a más del 80% de sus empleados trabajando desde sus casas y monitorean sus yacimientos desde la ciudad de Neuquén.

La nueva forma de trabajo cambió el día a día de quienes forman parte del quehacer de Vaca Muerta y que por su rol esencial deben asistir a los yacimientos u oficinas, modificando sus rutinas desde antes de salir de sus casas y hasta en actividades tan simples como el traslado o la hora de la comida.

En empresas como YPF y Vista Oil&Gas los chequeos de la salud de sus trabajadores comienzan días antes de tener que asistir a sus puestos de trabajo.

La firma formada por Miguel Galuccio fijó que dos días antes de comenzar a trabajar los operarios son contactados por un médico que chequea que no tengan síntomas, una revisión se repite en la tarde anterior a asistir al campo.

A la hora de emprender el viaje también se aplican medidas especiales. Las tradicionales combis y colectivos repletos de trabajadores quedaron atrás y ahora los vehículos redujeron su capacidad al 50% e incluso en el caso de YPF se prioriza que cada trabajador vaya en su vehículo asignado, limitando en ese caso el traslado de hasta dos personas por rodado y siempre utilizando tapabocas.

Los sistemas de telecontrol resultaron clave para garantizar la salud de los operarios y la continuidad de las operaciones.

Una vez que se accede al yacimiento se deben cumplir nuevamente con los exámenes de control, incluyendo uno de olfato y gusto. Y además muchas operadoras como YPF ya dispusieron cámaras térmicas en sus yacimientos para controlar la temperatura de los operarios.

Para quienes estarán en oficinas el uso de tapabocas es una obligación que sólo puede eludirse si se está frente a su computadora y sin ningún otro trabajador cerca.

A la hora de comer los cambios cambiaron la tradicional imagen de las gamelas petroleras, y ahora es más que reducida la cantidad de personas que pueden asistir a los comedores, aplicándose turnos, impidiendo que se sienten juntos a compartir el almuerzo y propiciando incluso que se sirvan viandas para evitar el paso por los comedores de operarios y cocineros.

Pero sin dudas, la clave del trabajo en el campo está en la aplicación de lo que YPF define como islas y Vista como células, pero que en resumen consisten en que los grupos de trabajo sean reducidos y no tengan contacto con ningún otro grupo de trabajo que no sea estrictamente necesario.

Esto permite que, en el caso de que se detecte algún caso positivo de covid-19, se pueda no sólo aislar a un grupo reducido de trabajadores sin afectar al resto de los grupos, sino que también permite identificar en pocos minutos a las personas que deben ser aisladas con un alto grado de trazabilidad.

Esta situación ya se puso a prueba en el caso de YPF con un camionero chileno que cargó GLP en el yacimiento El Portón y que al día siguiente, ya en Chile, se enfermó y dio positivo. En este caso se identificó rápidamente a los operarios que había tenido cerca, de los aisló y se comprobó que el protocolo de distanciamiento había sido efectivo dado que ningún otro trabajador enfermó.

El trabajo en grupos reducidos garantiza no afectar las operaciones en caso de positivos.

“En nuestra operación estamos desarrollando un esquema de trabajo en células que facilita la identificación de cada uno de los miembros del grupo, permite segmentar y sectorizar la tarea evitando que una célula comparta un mismo espacio con otra. Esto contribuye con el distanciamiento. Para nosotros esta herramienta es fundamental y clave para proteger la salud de nuestra gente”, aseguró el gerente de Operaciones de Vista, Matías Weissel.

Y detalló que además para quienes deban ser aislados se acondicionaron viviendas en las localidades cercanas a las sedes y bases operativas.

Sin dudas la clave para mantener el distanciamiento en Vaca Muerta pasa en gran medida por la tecnología. Muchas operadoras habían apostado a desarrollos tecnológicos para el control a distancia de las operaciones y esta crisis puso en evidencia su gran funcionalidad.

YPF es un ejemplo de ese trabajo con la sala de control montada en la ciudad de Neuquén. Desde allí, un grupo de operarios lleva adelante la operación remota de los enormes campos de Vaca Muerta, y pueden intervenir en 883 pozos, 31 instalaciones y 35 separadoras.

A través de esta sala de control, el ojo de halcón de Vaca Muerta, la firma no sólo logra que los campos sigan produciendo sino que, en tiempos de crisis como el actual, también pone énfasis en la productividad y la eficiencia.

El brote de Neuquén vuelve a modificar los diagramas

Si hay algo seguro en esta pandemia es que todo puede cambiar radicalmente y en pocos días. Y eso es lo que sucedió esta semana en Neuquén luego de que se etiquetara a la capital provincial como zona con circulación comunitaria del virus.

A partir de esa definición el gobierno neuquino se modifica la Resolución 24/2020 que marca que las personas provenientes o que hayan estado más de 24 horas en el “Gran Neuquén” deben realizar 14 días de cuarentena al ir hacia otro punto de la provincia, otro punto como por es por ejemplo un yacimiento petrolero.

Los trabajos de perforación y fractura también debieron adaptarse al distanciamiento.

Este nuevo cambio obligó a las operadoras de Vaca Muerta a volver a modificar sus planillas de trabajo para poder cumplir con ese requisito.

Hace pocas semanas las petroleras debieron adaptarse a la misma medida que se había impuesto para buena parte de Río Negro, pero ahora el panorama es mucho más complejo dado que gran cantidad de los operarios de Vaca Muerta residen en los tres municipios involucrados en el nuevo decreto.

En principio, la obligatoriedad de esta cuarentena interna de la provincia de Neuquén rige hasta el próximo 9 de julio y abarca a los municipios de Neuquén, Plottier y Centenario, que conforman el conglomerado del Gran Neuquén.


Vaca Muerta generó un boom inmobiliario

Ámbito

BELÉN FERNÁNDEZ

Las zonas aledañas al yacimiento crecieron en cantidad de m2 exponencialmente. La demanda supera la oferta y a pesar del contexto de cuarentena sigue siendo muy rentable para las desarrolladoras invertir allí.

Vaca Muerta se convirtió en los últimos 10 años en el principal yacimiento petrolífero de la Argentina. Añelo, el pueblo donde está instalado y las ciudades más próximas sufrieron una importante transformación. Neuquén Capital creció exponencialmente, hoy con más de 80 edificios en construcción y una oferta que no llega a abastecer la demandaCargando Anuncio...

Los principales desarrolladores de la zona aseguran, que el mercado sigue activo pese a la cuarentena por el coronavirus y que la rentabilidad y el retorno de inversión de los emprendimientos de la zona son muy tentadores.

El epicentro operativo del yacimiento está en la ciudad de Añelo, en la provincia de Neuquén. “La capital de Vaca muerta es Neuquén capital y es la ciudad que más creció, tanto a nivel poblacional como en relación a los metros cuadrados que se construyen. Hoy hay entre 80 y 100 edificios en desarrollo, la demanda supera la oferta”, contó a Ámbito Martín Lagos Gorsky, desarrollista y director de Gran Valle Negocios SA, una de las principales constructoras de la provincia. Hoy quien busca una residencia para alquilar en la capital tiene una oferta muy reducida. “Es un mercado que creció mucho y con gran potencial”, agregó Lagos Gorsky.

Chocón

Otra de las zonas que se desarrolló mucho debido al yacimiento petrolífero es el Chocón, una villa de playas a sólo 60 kilómetros de Neuquén capital con un enorme lago en donde se puede veranear y disfrutar de su encanto en los meses de calor. “Se urbanizaron 1250 terrenos, de los cuales 500 ya se vendieron y hay unas 70 casas construidas, es una opción de viviendas de segunda residencia”, agregó Lagos Gorsky.

Además en la villa se están construyendo guarderías náuticas para las embarcaciones que se utilizan en el lago. “Estamos trabajando en camas náuticas y buscamos tenerlas operativas para esta temporada. Tenemos además el proyecto ya definido para hacer condominios en la zona del lago, departamentos en planta baja y tres pisos, con una vista ideal, el concepto es que el dueño del departamento no tenga que ocuparse de nada”, agregó es especialista.

Los desarrollos pensados para las empresas, que se instalan en el yacimiento también funcionan muy bien. Desde Gran Valle contaron que están en la etapa final de desarrollo para comenzar a construir un distrito industrial. “Se trata del primer parque industrial privado de vaca muerta. Con buena conectividad, agua, gas, también con escritura, la tierra es propia. Está ubicado a 20 minutos de Neuquén y a 40 minutos de Añelo. Es un predio de 114 hectáreas y tenemos 263 terrenos que esperamos lanzar a fines del 2020 o principios del año que viene”, concluyó Lagos Gorsky.

Los desarrolladores aseguran que en Añelo se dio en los últimos dos años un verdadero boom inmobiliario y que en plena cuarentena la demanda continúa aunque el ritmo se vio disminuido. “Añelo tuvo en los últimos 2 años un boom inmobiliario, rentabilidad y retornos muy altos. Tenían que ver con una oportunidad coyuntural, la recuperación era en 4 años. Con los ajustes con respecto al petróleo y la pandemia va a haber un sinceramiento de costos. Todas las empresas que invirtieron allí, lo siguen haciendo. Es un momento difícil de venta, pero hay necesidad de viviendas en estas zonas”, agregó por su parte Guillermo Badano, Socio Gerente de TAO Paneles, una empresa neuquina en plena expansión, dedicada a la fabricación de paneles constructivos.

“Hoy estamos trabajando con dos proyectos fuertes en Añelo, la demanda continuará en la zona y no hay dudas de que es una gran oportunidad de inversión”, agregó Badano, quien aseguró que la fábrica de paneles estructurales aislantes (sic), está en auge por la condición térmica y por la rapidez de la instalación

Los terrenos en Chocón Medio, la villa, que para los desarrolladores está en plena expansión, tienen un piso de $ 1.500.000 y según su ubicación, el tamaño y la vista alcanzan los $ 12.0000.000. Por su parte, las camas náuticas de la villa tienen un valor de u$s 12.000, al tipo de cambio oficial. Mientras que los condominios, tienen un valor por m2 de u$s 1.800.


Vuelva a HOME


;