PAN AMERICAN ENERGY (CABECERA
WEGTGN
Genneia ENCABEZADOLIEBHERR ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
IAPG ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
Induser ENCABEZADOSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
KPMG ENCABEZADOFERMA ENCABEZADO
METROGAS JUNIO 2020Milicic ENCABEZADO
SERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENERLakeland ENCABEZADO
ENEL EDESUR ENCABEZADOSECCO ENCABEZADO
PWC ENCABEZADO ENERMurchison ENCABEZADO
BERTOTTO ENCABEZADOJMB Ingenieria Ambiental - R
HIDROAR ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
AGGREKO ENCABEZADO EN
MERCADOS
Brent y WTI suben por más oferta de OPEP+
ENERNEWS/Diarios

Sumarán 500.000 barriles diarios más a partir del 1 de enero,

04/12/2020

EuropaPress

El precio del barril de petróleo de calidad Brent del Mar del Norte, de referencia para Europa, llegaba a cotizar este viernes en 49,77 dólares, alcanzando así máximos desde principios del pasado mes de marzo, después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, el grupo conocido como OPEP +, llegase ayer a un acuerdo para seguir controlando su oferta de crudo.

De este modo, el precio del barril de Brent se sitúa en la apertura de mercados europeos en 49,63 dólares, un 1,89% por encima del cierre del jueves. De su lado, el precio del crudo West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos, subía un 1,64%, hasta 46,39 dólares, también en máximos desde principios del pasado mes de marzo.

La pasada primavera, la OPEP + había acordado recortar su producción en 9,7 millones de barriles diarios entre mayo y julio. El plan acordado era que el ajuste pasara a ser de 7,7 millones entre agosto y diciembre y que, desde enero de 2021 a abril de 20222, la disminución fuera de 5,8 millones de barriles diarios.

Sin embargo, en el encuentro que mantuvieron este jueves los ministros petroleros del cartel y sus aliados, la parte final del acuerdo se ha enmendado para ajustarse a la realidad del mercado petrolero. De esta forma, en enero el recorte no pasará a ser de 5,8 millones, sino de 7,2 millones de barriles diarios. Esto se traduce en que la producción no se elevará en 1,9 millones de barriles, sino únicamente en 500.000.

Asimismo, la OPEP y sus aliados indicaron que los futuros ajustes en el plan de recorte de producción se realizarán mes a mes, para lo que los ministros de todos los países participantes en el acuerdo se reunirán de forma mensual para valorar las condiciones del mercado y decidir si elevan, mantenemos o recortan la producción. El cartel subrayó que cualquier ajuste mensual no será superior a 500.000 barriles diarios.

OPEP y Rusia abren el grifo

IGNACIO FARIZA/El País

Ha costado más de lo previsto, pero ya hay acuerdo en el Olimpo petrolero global. La OPEP y Rusia han pactado este jueves un aumento paulatino de la cantidad de crudo que ponen cada día en los mercados tras el drástico recorte pactado en lo más duro de la pandemia. Sumarán 500.000 barriles diarios más a partir del 1 de enero, aunque la cifra será recalibrada cada mes si es necesario. Así, el recorte de las potencias exportadoras pasará de 7,7 millones de barriles diarios —lo que consumen Alemania, Francia, el Reino Unido, Italia y España juntos— a 7,2. El camino parece pavimentado para más incrementos en la producción cuando la vacuna ponga punto final a la pandemia.

Tras cuatro días de duras negociaciones entre los países que querían mantener —e incluso aumentar— los recortes, tal como indicaba la hoja de ruta pactada la pasada primavera, y quienes deseaban empezar a abrir la mano para recaudar más, la luz verde fue anunciada por el Gobierno de Kazajstán, uno de los firmantes. Los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo ampliada (u OPEP+, como se le conoce en el mundillo de la energía) suman alrededor del 60% de los bombeos globales.

Pese a la gradual reapertura del grifo petrolero al calor de la vacuna, cuyas primeras dosis empezarán a inyectarse en las próximas semanas, el mercado sigue presionado por una debilidad coyuntural de la demanda —aviones en tierra, menor utilización del coche, una industria que todavía no se ha recuperado del todo—. Y, como telón de fondo, un cambio radical en la matriz energética, en pleno tránsito de los combustibles fósiles a las renovables.

El pacto entre los exportadores añade algo de presión por el lado de la oferta sobre un mercado ya de por sí muy tensionado, y augura que el precio del crudo se mantendrá a raya en los próximos tiempos. A la vez, sin embargo, supone un pequeño balón de oxígeno para los petroestados, que necesitan vender una cantidad cada vez mayor para reequilibrar sus maltrechas finanzas públicas. Y una oportunidad de ir deshaciéndose de un volumen cada vez mayor de crudo justo cuando crecen las voces que piden que miles de millones de barriles queden definitivamente bajo tierra como única opción posible para frenar el cambio climático.

De entre los grandes países de la OPEP+, Arabia Saudí, segundo mayor productor y primer exportador global, era uno de los países a los que más le urgía empezar a poner fin a los recortes. La estatal Aramco, la mayor petrolera del mundo, está viviendo un auténtico via crucis desde su salida a Bolsa a finales del año pasado: la pandemia ha reducido a la mitad su beneficio, una pésima noticia para los planes de diversificación del Reino del Desierto.

Aunque su par rusa Rosneft atraviesa una situación igualmente comprometida a raíz de la crisis sanitaria, con pérdidas de casi 700 millones en el tercer trimestre del año, la mayoría de analistas creen que Moscú tiene más margen de maniobra que Riad. En todos los países petroleros, no obstante, la capacidad de acción se ha visto reducida al máximo: los precios de triple dígito quedaron atrás hace tiempo y una parte importante de los bombeos actuales sencillamente no son rentables.

El petróleo ha sido una de las materias primas más golpeadas por la pandemia, hasta el punto de que, en el peor momento de la crisis sanitaria, a mediados de abril, el precio del Texas —la referencia del mercado en EE UU— llegó a irse a negativo. Los anuncios sobre la cercanía de una vacuna contra el coronavirus han ayudado: en el último mes, el Brent —de referencia en Europa— ha pasado del entorno de los 35 dólares por barril a cerca de 50. Una subida insuficiente para que las empresas y países productores menos eficientes salgan de números rojos, pero que ha permitido recuperar el resuello a las economías más dependientes del crudo.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
CORONAVIRUS TODAS LAS NOTAS
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
TODO VACA MUERTA
EVENTOS NOTA IZQUIERDA
;