PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERA
WEGTGN
SECURITAS ENCABEZADOLIEBHERR ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
IAPG ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
SAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADO
METROGAS JUNIO 2020Milicic ENCABEZADO
SERVICIOS VIALES ENCABEZADO ENERLakeland ENCABEZADO
ENEL EDESUR ENCABEZADOSECCO ENCABEZADO
PWC LOGOMurchison ENCABEZADO
ZONDA encabezadoJMB Ingenieria Ambiental - R
BERTOTTO ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
AGGREKO ENCABEZADO EN
HIDROCARBUROS
Petróleo del Golfo a la búsqueda de diversificarse
ENERNEWS/Oxford Business Group

El petróleo representa alrededor del 45% del PIB en Arabia Saudita y el 75% de los ingresos del gobierno en Omán

19/11/2020

Si bien muchas naciones del Golfo ya estaban trabajando para diversificar sus economías antes de la pandemia del coronavirus, la posterior recesión económica y el colapso de los precios del petróleo ha significado que los gobiernos de la región han tenido que reevaluar y, en algunos casos, acelerar sus planes estratégicos. La implementación de medidas de distanciamiento social y restricciones de viaje ha impactado la actividad en todos los sectores de la región.

Con las economías que operan por debajo de su capacidad y los viajes globales severamente restringidos durante gran parte del año, ha habido una caída significativa en la demanda y, posteriormente, en el precio del petróleo, una importante fuente de ingresos para varias economías del Golfo.

Por ejemplo, el petróleo representa alrededor del 45% del PIB en Arabia Saudita y el 75% de los ingresos del gobierno en Omán.

Esta dependencia del petróleo explica en parte por qué el FMI proyecta colectivamente que las economías del Golfo se contraerán un 6,6% en 2020, en comparación con el descenso del 4,4% de la economía mundial. 

La necesidad de diversificación

Esta recesión económica ha aumentado la importancia de generar nuevas fuentes de ingresos para las economías del Golfo.

Si bien la mayoría de los países de la región ya estaban comprometidos con algún tipo de estrategia de diversificación, la pandemia ha enfatizado aún más la necesidad de tales esfuerzos.

Arabia Saudita, una de las economías más grandes de Oriente Medio, es un buen ejemplo. Se espera que los ingresos petroleros caigan significativamente este año, y el FMI pronostica una contracción del PIB del 5,4%.

Aunque la recesión ha llevado al gobierno a reducir el presupuesto para implementar Visión 2030, su plan de desarrollo económico a largo plazo, el país sigue adelante con los esfuerzos para generar nuevas fuentes de ingresos. 

En mayo, el gobierno otorgó al Fondo de Inversión Pública (PIF), el fondo de riqueza soberana del Reino, 40.000 millones de dólares adicionales en reservas gubernamentales para aprovechar las oportunidades de inversión.

Desde entonces, el PIF ha invertido en una amplia gama de empresas globales en varias industrias diferentes, incluidos Uber, Softbank's Vision Fund, el fabricante de automóviles eléctricos Lucid Motors, Disney y el Bank of America.

A pesar del enfoque a largo plazo del reino en la diversificación económica, el fondo también ha invertido más de $ 2 mil millones en la industria de hidrocarburos , como ha detallado OBG. En el transcurso del año ha adquirido participaciones en los gigantes petroleros BP, Total y Shell, que se consideran inversiones rentables dada la caída de los precios de las acciones.

La inversión diversificada no se ha limitado a Arabia Saudita. Mubadala Investment Company, de propiedad estatal de los EAU, también ha realizado una serie de inversiones estratégicas en sectores como la tecnología y las energías renovables.

Estos incluyen $ 3 mil millones en Waymo, el brazo de tecnología de conducción autónoma de Alphabet, $ 700 millones en la empresa estadounidense Reef Technology, que administra centros logísticos y cocinas de vecindario, y $ 235 millones en la compañía farmacéutica alemana Evotec.

Impuestos como ingresos alternos

Además de lograr la diversificación a través de la inversión, los países del Golfo han explorado otros métodos para reforzar las arcas estatales.

En octubre, el gobierno de Omán lanzó su plan fiscal para el período 2020-24. La hoja de ruta, que se basa en la antigua estrategia de desarrollo Omán Vision 2040, tiene como objetivo diversificar los ingresos nacionales a través de una serie de proyectos y reformas fiscales.

Además de invertir 371 millones de OR (965 millones de dólares) en proyectos de desarrollo no especificados que se llevarán a cabo en todo el país, el plan describió los esfuerzos para mejorar la eficiencia de la recaudación de impuestos e introducir un impuesto al valor agregado el próximo año. Por primera vez, el gobierno también está considerando la posibilidad de establecer un impuesto sobre la renta de las personas físicas para ampliar la base de ingresos.

Estos esfuerzos son cruciales para el crecimiento y la estabilidad a largo plazo de Omán, que verá aumentar su relación deuda / PIB de alrededor del 20% en 2018 a un 67% proyectado en 2023, según Standard & Poor's. Además, Fitch estima que el déficit fiscal del país alcanzará el 20% del PIB este año, frente al 8% en 2019.

Desarrollar nuevas cadenas de suministro

A la luz de las interrupciones del comercio experimentadas durante 2020, los países del Golfo también están buscando diversificar sus cadenas de suministro.

La pandemia ha intensificado las preocupaciones existentes sobre la dependencia excesiva de los proveedores extranjeros de bienes y materias primas, y ha animado a muchas empresas y gobiernos de la región a buscar vínculos comerciales más resistentes y diversificados.

En un ejemplo de cooperación regional, a mediados de abril, el CCG adoptó una propuesta de Kuwait para crear una red conjunta de suministro de alimentos en todo el bloque .

Preocupados por las interrupciones del comercio relacionadas con el coronavirus y el temor a la inseguridad alimentaria, los países acordaron establecer arreglos especiales en las fronteras y los puestos de aduanas para facilitar el movimiento de alimentos básicos y suministros médicos dentro de la alianza de seis miembros.

Además, las empresas y los países de todo el mundo están siguiendo cada vez más una estrategia 'China +1' , mediante la cual la capacidad de producción y los vínculos comerciales se establecen en varios países, además de las operaciones existentes en China.

Con este fin, los países de Oriente Medio pueden buscar reforzar aún más la capacidad de producción nacional o regional en el futuro.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
CORONAVIRUS TODAS LAS NOTAS
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
TODO VACA MUERTA
EVENTOS NOTA IZQUIERDA
;