PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERA
WEGTGN
SECURITAS ENCABEZADOLIEBHERR ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
IAPG ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
SAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADO
METROGAS JUNIO 2020Milicic ENCABEZADO
Lakeland ENCABEZADO
SECCO ENCABEZADO
PWC LOGOMurchison ENCABEZADO
ZONDA encabezadoJMB Ingenieria Ambiental - R
HIDROAR ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
AGGREKO ENCABEZADO EN
ESCENARIO
OCDE: Competitividad de los impuestos en América Latina
MINING PRESS/ENERNEWS/Tax Foundation
15/10/2020

DANIEL BUNN Y ELKE ASEN

La estructura del código tributario de un país es un determinante importante de su desempeño económico. Un código tributario bien estructurado es fácil de cumplir para los contribuyentes y puede promover el desarrollo económico al tiempo que genera suficientes ingresos para las prioridades del gobierno. Por el contrario, los sistemas tributarios mal estructurados pueden ser costosos, distorsionar la toma de decisiones económicas y dañar las economías nacionales.

Muchos países lo han reconocido y han reformado sus códigos fiscales. Durante las últimas décadas, las tasas impositivas marginales sobre los ingresos corporativos e individuales han disminuido significativamente en toda la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Ahora, la mayoría de las naciones de la OCDE obtienen una cantidad significativa de ingresos de impuestos de base amplia, como los impuestos sobre la nómina y los impuestos al valor agregado (IVA). [1]

No todos los cambios recientes en la política fiscal de los países de la OCDE han mejorado la estructura de los sistemas fiscales; algunos han tenido un impacto negativo. Aunque algunos países como Estados Unidos y Bélgica han reducido sus tipos impositivos sobre la renta de las sociedades en varios puntos porcentuales, otros, como Corea y Portugal, los han aumentado. Corporativobase imponible se han implementado mejoras en Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, mientras que las bases impositivas se han vuelto menos competitivas en Chile y Corea.

La pandemia de COVID-19 ha llevado a muchos países a adoptar cambios temporales en sus sistemas tributarios. Enfrentados a la escasez de ingresos debido a la recesión, los países deberán considerar la mejor forma de estructurar sus sistemas tributarios para fomentar la recuperación económica y aumentar los ingresos.

La variedad de enfoques tributarios entre los países de la OCDE crea la necesidad de una forma de evaluar estos sistemas entre sí. Para ello, hemos desarrollado el Índice de Competitividad Fiscal Internacional para comparar las formas en que los países estructuran sus sistemas fiscales.

El índice de competitividad fiscal internacional

El Índice de Competitividad Fiscal Internacional (ITCI) busca medir hasta qué punto el sistema fiscal de un país se adhiere a dos aspectos importantes de la política fiscal: la competitividad y la neutralidad.

Un código fiscal competitivo es aquel que mantiene tasa de impuesto marginallento. En el mundo globalizado de hoy, el capital es muy móvil. Las empresas pueden optar por invertir en cualquier número de países del mundo para encontrar la tasa de rendimiento más alta. Esto significa que las empresas buscarán países con tasas impositivas más bajas sobre la inversión para maximizar su tasa de rendimiento después de impuestos. Si la tasa impositiva de un país es demasiado alta, impulsará la inversión en otros lugares, lo que conducirá a un crecimiento económico más lento. Además, los tipos impositivos marginales elevados pueden dar lugar a la elusión fiscal.

Según una investigación de la OCDE, los impuestos corporativos son más dañinos para el crecimiento económico, y los impuestos sobre la renta de las personas físicas y los impuestos al consumo son menos dañinos. Los impuestos sobre bienes inmuebles tienen el menor impacto sobre el crecimiento. [2]

Por separado, un código tributario neutral es simplemente uno que busca generar la mayor cantidad de ingresos con la menor cantidad de distorsiones económicas. Esto significa que no favorece el consumo sobre el ahorro, como ocurre con los impuestos a la inversión yImpuesto sobre saludes. Esto también significa pocas o ninguna exención fiscal específica para actividades específicas realizadas por empresas o personas.

A medida que las leyes fiscales se vuelven más complejas, también se vuelven menos neutrales. Si, en teoría, los mismos impuestos se aplican a todas las empresas y personas, pero las reglas son tales que las grandes empresas o las personas adineradas pueden cambiar su comportamiento para obtener una ventaja fiscal, esto socava la neutralidad de un sistema fiscal.

Un código tributario que sea competitivo y neutral promueve el crecimiento económico y la inversión sostenibles al tiempo que genera suficientes ingresos para las prioridades gubernamentales.

Hay muchos factores no relacionados con los impuestos que afectan el desempeño económico de un país. Sin embargo, los impuestos juegan un papel importante en la salud de la economía de un país.

Para medir si el sistema tributario de un país es neutral y competitivo, el ITCI analiza más de 40 variables de política tributaria. Estas variables miden no solo el nivel de las tasas impositivas, sino también cómo se estructuran los impuestos. El índice analiza los impuestos corporativos de un país, los impuestos sobre la renta de las personas físicas, los impuestos al consumo,impuesto prediales, y el tratamiento de las ganancias obtenidas en el extranjero. La ITCI ofrece una descripción general completa de cómo se comparan los códigos tributarios de los países desarrollados, explica por qué ciertos códigos tributarios se destacan como buenos o malos modelos de reforma y brinda información importante sobre cómo pensar en la política tributaria.

Debido a algunas limitaciones de los datos, es posible que los cambios fiscales recientes en algunos países no se reflejen en la versión de este año del Índice de Competitividad Fiscal Internacional .

Clasificaciones 2020

Por séptimo año consecutivo, Estonia tiene el mejor código fiscal de la OCDE. Su puntaje máximo está impulsado por cuatro características positivas de su sistema tributario. Primero, tiene una tasa impositiva del 20 por ciento sobre los ingresos corporativos que solo se aplica a las ganancias distribuidas. En segundo lugar, tiene un impuesto fijo del 20 por ciento sobre los ingresos individuales que no se aplica a los ingresos por dividendos personales. En tercer lugar, su impuesto a la propiedad se aplica solo al valor de la tierra, más que al valor de los bienes inmuebles o el capital. Finalmente, tiene unsistema tributario territorial que exime de impuestos nacionales el 100 por ciento de las ganancias extranjeras obtenidas por las corporaciones nacionales, con pocas restricciones.

Clasificación de países europeos en el Índice de Competitividad Fiscal Internacional 2020.  Clasificación de los sistemas fiscales europeos, clasificación fiscal europea

Si bien el sistema tributario de Estonia es el más competitivo de la OCDE, los sistemas tributarios de los otros países principales reciben puntajes altos debido a la excelencia en una o más de las principales categorías tributarias. Letonia , que adoptó recientemente el sistema estonio de impuestos corporativos, también tiene un sistema relativamente eficiente para gravar la renta del trabajo.

Nueva Zelanda tiene una tasa baja relativamente planaimpuesto sobre la Renta individual que también exime las ganancias de capital (con una tasa máxima combinada del 33 por ciento), un impuesto a la propiedad bien estructurado y un impuesto al valor agregado de base amplia. Suiza tiene una tasa impositiva corporativa relativamente baja (21,1 por ciento), un impuesto al consumo bajo y de base amplia y un impuesto sobre la renta individual relativamente uniforme que exime de impuestos las ganancias de capital. Luxemburgo tiene un impuesto al consumo de base amplia y un sistema fiscal internacional competitivo.

Italia tiene el sistema fiscal menos competitivo de la OCDE. Tiene un impuesto sobre el patrimonio, un impuesto a las transacciones financieras y unimpuesto de sucesión. Italia también tiene una alta carga de cumplimiento asociada con su sistema fiscal individual. Se estima que las empresas necesitan 169 horas para cumplir con el impuesto sobre la renta de las personas físicas. El sistema italiano de impuestos al consumo cubre menos del 40 por ciento del consumo final, lo que revela lagunas tanto en la política como en la aplicación.

En general, los países que se ubican mal en el ITCI imponen tasas impositivas marginales relativamente altas sobre los ingresos corporativos. Los cinco países en la parte inferior de la clasificación tienen tasas impositivas corporativas más altas que el promedio, excepto Polonia, con un 19 por ciento. Además, los cinco países tienen altas tasas de impuestos al consumo, con tasas del 20 por ciento o más, excepto Chile, del 19 por ciento.

Cambios notables con respecto al año pasado [3]

Bélgica

La tasa del impuesto corporativo en Bélgica cayó del 29,58 por ciento al 25 por ciento, su impuesto sobre el patrimonio fue abolido tras una decisión del tribunal constitucional y se promulgaron las reglas de la CFC. Rosa ranking de Bélgica del 23 º a 19 º .

Francia

Francia está en proceso de reducir su tasa de impuesto sobre la renta corporativa durante varios años, concluyendo en 2022. Como parte de esta reducción programada, Francia redujo su tasa corporativa combinada (incluida una sobretasa) del 34,43 por ciento al 32,02 por ciento. SusreteniendoTambién se redujeron ligeramente las tasas impositivas sobre los dividendos y las regalías que se cobran a las personas de países que no forman parte del tratado. Su clasificación en el índice se mantuvo sin cambios en 32.

Israel

Rosa clasificación de Israel de 31 st a 25 º debido a una reducción de los pagos de impuestos requeridas según lo medido por “Pago de Impuestos” los datos de la moto acuática. [4] Los pagos de impuestos laborales cayeron de 12 a 1 y otros pagos de impuestos cayeron de 14 a 3. Israel también concluyó dos nuevos tratados fiscales, ampliando su red de tratados fiscales.

Japón

Después de múltiples aplazamientos, Japón aumentó su tasa de IVA del 8 al 10 por ciento. Además, se introdujeron limitaciones de deducción de intereses más estrictas. El rango de Japón se redujo de 22 º a 26 º .

Nueva Zelanda

Nueva Zelanda implementó una disposición de devolución de pérdidas temporal de 1 año como parte de su respuesta COVID-19. Actualmente, el gobierno está discutiendo la posibilidad de que esta disposición sea permanente. El rango de Nueva Zelanda se mantuvo sin cambios en 3.

Noruega

Como parte de su respuesta al COVID-19, Noruega implementó una disposición temporal de devolución de pérdidas de 2 años. El rango de Noruega mejoró de 14 º a 13 º .

Eslovenia

Eslovenia aumentó el límite de las provisiones para el arrastre de pérdidas de un límite del 50 por ciento al 63 por ciento, reduciendo su base impositiva y haciéndola un poco más anticíclica. Rosa clasificación de Eslovenia del 24 º a 23 º .

Suiza

 

Suiza implementó un caja de patenterégimen a nivel cantonal. Anteriormente, solo un cantón, Nidwalden, tenía una caja de patentes. La tasa del impuesto a los dividendos se incrementó levemente del 21,14 por ciento al 22,29 por ciento. El puesto de Suiza se mantuvo sin cambios en 4.

Cambios metodológicos

Cada año revisamos los datos y la metodología del Índice en busca de formas que puedan mejorar la forma en que mide tanto la competitividad como la neutralidad. Este año hemos incorporado varios cambios en la forma en que el Índice trata los impuestos corporativos, los impuestos al consumo y los impuestos internacionales. No se realizaron cambios en las categorías de impuestos sobre las personas o la propiedad, aparte de las actualizaciones de rutina para incorporar los datos más recientes.

Hemos aplicado cada cambio a años anteriores para permitir una comparación consistente entre años. Los datos de todos los años que utilizan la metodología actual están disponibles en el repositorio de GitHub para el Índice , [1] y en el Apéndice de este informe se proporciona una descripción de cómo se calcula el Índice . Las ediciones anteriores del Índice , sin embargo, no son comparables a los resultados de esta edición de 2020 debido a estos cambios metodológicos.

Impuesto corporativo

Los dos cambios en los datos de impuestos corporativos fueron agregar una nueva variable (Provisiones para capital social) y cambiar la fuente de datos para I + D crédito fiscals.

Las asignaciones por capital social (ACE) contribuyen a la neutralidad de los sistemas de impuestos corporativos al proporcionar una deducción por capital comparable a las deducciones por costos de intereses. Esto reduce el sesgo de endeudamiento en los sistemas de impuestos corporativos al reducir el costo de capital para las inversiones financiadas con capital en relación con las inversiones financiadas con deuda.

La variable ACE ahora se incluye en el Recuperación de costossubcategoría. Este cambio mejora la clasificación de los países que tienen ACE en relación con los países que no.

También cambiamos la fuente de datos de créditos fiscales a la I + D . Anteriormente, tratábamos a los países como si tuvieran un crédito fiscal para I + D como una opción binaria: o un país tenía un crédito fiscal para I + D o no. Sin embargo, ahora estamos utilizando datos de la OCDE sobre el subsidio fiscal implícito de los créditos de I + D e incentivos fiscales de I + D basados ​​en gastos similares. [2] Esta medida capta el alcance total de los incentivos fiscales a la I + D basados ​​en el gasto de cada país y, por tanto, capta con mayor precisión el grado de distorsión de las subvenciones fiscales a la I + D de un país. Cuanto mayor sea el subsidio fiscal implícito, menor será la puntuación de un país en la subcategoría Incentivos / Complejidad.

Este cambio mejora la clasificación de los países que tienen un crédito fiscal para I + D pero una baja tasa de subvención fiscal implícita y empeora la clasificación de los países que tienen una elevada tasa de subvención fiscal implícita.

Impuesto al consumo

Si bien la mayoría de los países de la OCDE administran impuesto al valor agregado (IVA) a nivel nacional, EE. UU. es una excepción, ya que, en cambio, impone impuesto de ventaes a nivel estatal. Para el Índice, esto requiere varios cálculos para comparar los impuestos estatales sobre las ventas minoristas de EE. UU. Con los IVA nacionales. Este año calculamos la base impositiva sobre el consumo de EE. UU. Utilizando el concepto de índice de ingresos por IVA (VRR) utilizado por la OCDE combinado con una tasa de impuesto sobre las ventas promedio ponderada por la población. El índice de ingresos por impuestos al consumo de EE. UU. Se calculó mediante la siguiente fórmula: VRR (EE. UU.) = Ingresos por impuestos a las ventas / [(Consumo - Ingresos por impuestos a las ventas) x Tasa promedio de impuestos a las ventas ponderada por población].

Este cambio empeora levemente la clasificación de EE. UU. En la categoría Base del impuesto al consumo en relación con las ediciones anteriores del Índice .

Impuestos internacionales

Las ediciones anteriores del Índice incluían tasas de retención de impuestos y la red de tratados tributarios de un país en la misma subcategoría. Este año estamos separando la variable de tratados tributarios de las variables de retención de impuestos, dando efectivamente más importancia a la variable de tratados tributarios en el cálculo del Índice .

Este cambio refleja que la mayoría de las redes de tratados tributarios de los países de la OCDE incluyen a los demás países de la OCDE, mientras que las retenciones de impuestos se aplican más comúnmente a los países que no pertenecen a la OCDE. La división de las variables en dos categorías proporciona una clasificación dentro de la red (la nueva subcategoría Tratados fiscales) y una clasificación fuera de la red (la subcategoría Retenciones de impuestos) para las políticas fiscales internacionales de un país.

 

Este cambio beneficia a los países con grandes redes de tratados fiscales.

[1] Tax Foundation, “Índice de competitividad fiscal internacional”, https://github.com/TaxFoundation/international-tax-competitiveness-index .

[2] OCDE, “Indicadores de incentivos fiscales en I + D: tasas de subvenciones fiscales implícitas sobre los gastos en I + D”, https://stats.oecd.org/Index.aspx?DataSetCode=RDSUB .

[1] Cristina Enache, “Sources of Government Revenue in the OECD”, Tax Foundation, 19 de febrero de 2020, https://taxfoundation.org/publications/sources-of-government-revenue-in-the-oecd/ .

[2] Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), “Tax and Economic Growth”, Documento de trabajo del Departamento de Economía No. 620, 11 de julio de 2008.

[3] Las puntuaciones del año pasado publicadas en este informe pueden diferir de las clasificaciones publicadas anteriormente debido tanto a los cambios metodológicos como a las correcciones realizadas a los datos de años anteriores.

[4] PwC, “Paying Taxes 2020”, https://www.pwc.com/gx/en/services/tax/publications/paying-taxes-2020.html#tools.


Vuelva a HOME


*La información y las opiniones aquí publicados no reflejan necesariamente la línea editorial de Mining Press y EnerNews

KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
CORONAVIRUS TODAS LAS NOTAS
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
TODO VACA MUERTA
EVENTOS NOTA IZQUIERDA
;