PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERA
WEGTGN
SECURITAS ENCABEZADOLIEBHERR ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
IAPG ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
SAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADO
METROGAS JUNIO 2020Milicic ENCABEZADO
Lakeland ENCABEZADO
SECCO ENCABEZADO
PWC LOGOMurchison ENCABEZADO
ZONDA encabezadoJMB Ingenieria Ambiental - R
HIDROAR ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
AGGREKO ENCABEZADO EN
OIL & GAS
WSJ: Adiós al boom del petróleo en EE.UU.
ENERNEWS/WSJ

El fracking tardará años en recuperarse para el país que produjo  más de 13 millones de barriles diarios a principios de 2020

25/05/2020

COLLIN EATON

Los productores estadounidenses de esquisto ('fracking') han contribuido a convertir los EE.UU. en el mayor productor mundial de petróleo, con más de 13 millones de barriles diarios a principios de este año. Es probable que pasen años hasta que la producción diaria de crudo del país vuelva a alcanzar esa cota, si la alcanza alguna vez.

BIMCO Tanker Rate Analysis: Reality Kicks In, Rates Fall

 

Esta es la opinión cada vez más generalizada entre los principales ejecutivos y expertos en petróleo y gas natural, quienes afirman que la pandemia del coronavirus va a mermar el número de empresas del sector, y a las que sobrevivan, las dejará más pequeñas, más escuálidas y con menos capacidad de seguir persiguiendo el crecimiento a cualquier precio.

Las compañías de 'fracking' han liderado el renacimiento del petróleo americano, contribuyendo a duplicar la producción en la última década. Esto ha llevado a los Estados Unidos a superar a Arabia Saudí y a Rusia y ha convertido el país en un importante competidor en la geopolítica de la energía y los mercados mundiales.

Pero antes de que el nuevo coronavirus socavara la demanda mundial de crudo y provocara el cierre masivo de pozos en los yacimientos, muchas de las empresas del sector ya estaban sufriendo para ser rentables y los inversores habían empezado a dar la espalda al sector, restringiendo el acceso de las empresas al capital. 

Aunque los precios del petróleo se han recuperado en los últimos días y están por encima de los 33 dólares por barril, la producción de los Estados Unidos está condenada a seguir bajando. Las empresas no están perforando suficientes pozos para poder compensar los descensos de producción de los existentes. Los pozos de esquisto producen mucho petróleo y gas al principio, pero se agotan con rapidez. Sin invertir en nuevos yacimientos, la producción de muchas empresas disminuiría entre un 30% y un 50% en solo un año, según la firma de análisis Wood Mackenzie.

 Las empresas del sector del petróleo de 'fracking' han reducido drásticamente sus presupuestos de perforación para el año. Las 15 mayores compañías por capitalización bursátil han recortado gastos en un 48% de media, según cálculos del 'Wall Street Journal' a partir de los documentos públicos de estas firmas. Cuarenta y seis productores independientes de EEUU planean una inversión total de 38.000 millones de dólares en 2020, la cantidad más baja desde 2004, según el banco de inversión Cowen.

Producción de 'fracking' en Midland, Texas. (Reuters)

Producción de 'fracking' en Midland, Texas. (Reuters)

"Creemos que el capital invertido para crecer en EEUU va a disminuir significativamente", afirma Bill Thomas, director ejecutivo de la empresa líder de perforación de esquisto EOG Resources Inc, que ha reducido en un 46% su presupuesto de inversiones para este año. Es poco probable que la producción de EEUU alcance los niveles de antes del virus en los próximos años, añadió.

 

Desde mediados de marzo, los operadores han dejado inactivos casi dos tercios de las plataformas que durante el año habían estado perforando el terreno en busca de petróleo, lo que ha llevado su número al nivel más bajo desde julio de 2009, según la consultora Baker Hughes Co. Esto prácticamente garantiza que la producción de los Estados Unidos va a caer, incluso si las compañías deciden reactivar los pozos existentes antes de lo esperado.

 La producción de petróleo de EEUU cayó a 11,5 millones de barriles por día a mediados de mayo, según el Departamento de Energía, después de que las empresas cerraran sus pozos. Algunos estiman que la producción se ha hundido incluso más.

 El Departamento de Energía prevé que la producción de petróleo de EEUU se reduzca a unos 10,8 millones de barriles diarios

 El gigante de los oleoductos Plains All American Pipeline LP calcula que los productores han dejado de extraer casi un millón de barriles al día en la Cuenca Pérmica del Oeste de Texas y Nuevo México. En la Formación Bakken, en Dakota del Norte, los productores ha recortado producción en unos 500.000 barriles al día desde febrero hasta mediados de mayo, según datos oficiales del regulador regional.

 

La pregunta es si las empresas volverán en algún momento a sus picos de producción. En estos momentos, el Departamento de Energía prevé que la producción de petróleo de EEUU se reduzca a unos 10,8 millones de barriles diarios a principios del año que viene. En enero, pronosticaba 13,5 millones. 

Daniel Yergin, vicepresidente de IHS Markit, espera que la producción de petróleo de EEUU toque fondo en torno a los nueve millones de barriles al día el próximo verano, antes de volver finalmente a unos 11 millones de barriles al día. "En febrero, vimos el pico de esquisto", asegura Yergin.

Tanto él como otros expertos advierten de que, incluso cuando la industria se recupere, es poco probable que el ritmo de crecimiento se corresponda con el auge frenético de los últimos años, en gran parte porque la relación de la industria con Wall Street se ha deteriorado después de años de mala rentabilidad.
 

Los grandes productores cotizados de los Estados Unidos han invertido un total de 1,18 billones de dólares en la perforación y el bombeo de petróleo durante la última década, en gran parte en obras de esquisto. Pero no lograron recuperar su dinero. En conjunto, solo obtuvieron 819.000 millones de dólares de sus operaciones petroleras, según Evercore ISI.

Eso contribuyó al desencanto de los inversores con la industria. El año pasado, los productores estadounidenses captaron unos 23.000 millones de dólares en deuda y ampliaciones de capital, menos de la mitad de los aproximadamente 57.000 millones de dólares que recibieron en 2016, cuando la industria estaba recuperándose del último desplome de los precios del petróleo, según datos de Dealogic. 

Algunos grandes productores estadounidenses, incluidos Whiting Petroleum Corp y Ultra Petroleum Corp, se han declarado en bancarrota 

Algunos grandes productores estadounidenses, incluidos Whiting Petroleum Corp y Ultra Petroleum Corp, se han declarado en bancarrota, mientras que Oasis Petroleum Inc y el pionero de la perforación de esquisto, Chesapeake Energy Corp, han advertido de que no podrán continuar sus operaciones. Fitch Ratings Inc señaló que la tasa de impagos entre las empresas de exploración y producción estadounidenses con 'rating' de bono basura podría llegar al 25% en 2020, el nivel más alto desde marzo de 2017.

 

El reciente repunte de los precios del petróleo ha aliviado ligeramente la presión sobre los productores, pero aún no es suficiente para que la mayoría de los nuevos pozos sea rentable.

 "Ya tenían problemas con unos precios de en torno a 50 dólares", afirma Lance Taylor, presidente y director ejecutivo del productor de petróleo Steward Energy II. "Treinta dólares no arregla nada".

 Los inversores están cada vez más reticentes a seguir inyectando capital en las empresas para financiar su crecimiento, y prefieren que el dinero vuelva a los bolsillos de los accionistas, asegura el inversor activista Ben Dell, socio director de Kimmeridge Energy Management Co.

 

Muchos de los que no pueden captar capital utilizarán su flujo de caja para sanear sus balances. Solo un puñado de empresas será capaz de crecer, señala Scott Sheffield, director ejecutivo de Pioneer Natural Resources Co, que ha recortado su presupuesto anual de inversiones en un 55%. Incluso en el caso de una recuperación, Sheffield afirma que su empresa no invertiría para aumentar la producción, sino que devolvería dinero a los accionistas. Amy Myers Jaffe, miembro sénior de energía del Consejo de Relaciones Exteriores, indica que la disrupción de la inversión y de la producción de petróleo en otras partes del mundo podría crear una oportunidad para que los productores de 'fracking' recuperen sus picos de producción. 

Estas empresas tenían que volverse más sostenibles. Lo que tendremos es un sector más pequeño y más racionalizado 

"El quid de la cuestión es que va a ser difícil restablecer la producción tradicional en muchos lugares del mundo, pero el 'fracking' será más fácil de restablecer, y eso le da una ventaja", apunta Jaffe. En cualquier caso, es probable que las empresas de 'fracking' que salgan vivas de esta recesión sigan un camino muy diferente al de la obsesión por el crecimiento que tomó buena parte del sector en los últimos años. 

"Esto va a acelerar lo que ya estaba sucediendo y lo que los inversores estaban exigiendo, que es pasar de un modelo de 'crecer y pasar la pelota a otro' a algo más sostenible", explica Matt Adams, gestor de fondos en Franklin Templeton, que tiene unos 600.000 millones de dólares en activos bajo gestión. "Lo que tendremos es un sector más pequeño y más racionalizado".


Vuelva a HOME


AGGREKO AVISO ENERNEWS
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
VICENTIN EDESUR NOTA
TODO VACA MUERTA
VENEZUELA
CORONAVIRUS TODAS LAS NOTAS
EVENTOS NOTA IZQUIERDA
;