PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERA
TGN
EQUIPMENT SALIEBHERR ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
IAPG ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
HOMERO & CIA ENCABEZADO
SAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
GNL LATIN AMERICA ENCABEZADOFERMA ENCABEZADO
Milicic ENCABEZADO
Lakeland ENCABEZADOGALAXY RESOURCES ENCABEZADO
SECCO ENCABEZADO
PWC LOGOMurchison ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOJMB Ingenieria Ambiental - R
Genneia ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
AGGREKO ENCABEZADO EN
ACTUALIDAD
FED imprime US$ 60 MM/minutos. Se reaviva interés en criptomonedas
MING RES/ENERNES/Diarios

La Junta de la Reserva Federal anunció la creación de un Servicio de Financiación de Papel Comercial (CPFF) para apoyar el flujo de crédito

31/03/2020

El balance de la Reserva Federal está creciendo más rápido que nunca. Aplicando matemáticas rápidas, uno encuentra que la Reserva Federal está imprimiendo unos 60 millones de dólares cada minuto.

En las últimas semanas, la Reserva Federal de los Estados Unidos se ha extendido para mantener los mercados financieros a flote. Como dijo recientemente el Presidente de la Reserva Federal de Minneapolis, Neel Kashkari, en una entrevista con los medios de comunicación, hay una «cantidad infinita de dinero en efectivo«. Ciertamente, la Reserva Federal está demostrando esa verdad al imprimir más moneda en números récord.

Para entender cuán rápido la Fed está imprimiendo más USD, es de ayuda a desglosar los números.

En la última semana, el balance de la Reserva Federal aumentó en 586.100 millones de dólares, llevando el total a un récord de 5,24 billones de dólares. Esto significa alrededor de 84 mil millones de dólares por día y 60 millones por minuto. Un agradecimiento especial a Vis (@Vis_in_numeris) por traer esto a la atención de todos.

 

Cabe señalar que de esos 60 millones de dólares impresos por minuto, la gente normal sólo verá una pequeña, diminuta fracción.

La Reserva Federal lucha por mantener los mercados a flote

La Reserva Federal ha estado tomando medidas sin precedentes en medio de la crisis mundial. Esta semana, la Reserva Federal reveló que estaría persiguiendo medidas de «QE ilimitado«. Además, todos los bancos de EE.UU. ahora tienen cero requisitos para sus reservas en relación con los saldos, lo cual es una primicia. La crisis se hizo evidente por primera vez cuando los mercados pasaron de los niveles más altos de todos los tiempos a un mercado bajista en un tiempo récord a principios de este mes.

 

La impresión de nuevos dólares estadounidenses por parte de la Reserva Federal ya se estaba acelerando antes de la crisis actual. Como informó BeInCrypto en febrero, la Reserva Federal ha duplicado la oferta monetaria del dólar desde 2008. Ahora, este número ha explotado aún más hasta alcanzar niveles récord.

En última instancia, esto perjudicará gravemente el poder adquisitivo de los estadounidenses comunes. En otras palabras, hay «costos invisibles» que se harán evidentes para la gente común una vez que la economía mundial vuelva a su nivel normal de producción.

 

En última instancia, el caso de los refugios seguros como el oro será más fácil de hacer. Sin embargo, también es una apertura para el sector blockchain, donde las criptomonedas proporcionan a la economía mundial una comprensión alternativa del valor. Además, le quita poder a los bancos, las entidades más responsables de socavar nuestro poder financiero.

La Reserva Federal de los EE.UU. anunció un interminable programa de compra de activos para combatir la desaceleración económica surgida debido a la pandemia COVID-19.

Sin embargo, esto ha despertado el temor de que la Reserva Federal pueda infundir nueva moneda en el mercado, lo que llevaría a una mayor caída del poder adquisitivo del dólar. Como resultado, los rendimientos de todos los bonos del tesoro a largo plazo, que tradicionalmente se consideran un activo de valor refugio, se derrumbaron. Esto podría reavivar el interés de los inversores en el mercado más amplio de las criptomonedas, ya que los inversores buscan mejores alternativas de inversión.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU. a dos, cinco y 10 años se derrumbaron después del repentino anuncio de la interminable compra de activos por parte de la Reserva Federal el 23 de marzo de 2020. Los inversores asustados vendieron los bonos a largo plazo para pasar su capital a los bonos a corto plazo. Los bonos de corta duración se consideran más parecidos al efectivo debido a su naturaleza líquida.

 

Los rendimientos de los bonos a largo plazo del Tesoro de EE.UU. se derrumban

Los rendimientos de todos los bonos del Tesoro de EE.UU. a largo plazo sufrieron una fuerte corrección después de que la Reserva Federal comprara los activos. El rendimiento de los bonos del Tesoro de EE.UU. a 10 años cayó por debajo de 1 cuando el presidente de la Fed, Jerome Powell, anunció un recorte de los tipos la semana pasada. Luego pasó a caer por debajo de 0,8 después del anuncio del lunes, ya que el capital de los inversores se dirigió a activos más líquidos como bonos a corto plazo y deuda.

Durante la crisis económica de 2008, también se observó un comportamiento similar de los inversores, en el sentido de que el capital pasó del mercado de valores a los bonos respaldados por el gobierno. Los bonos del Tesoro emitidos por el Tesoro Público se consideran la opción de inversión más segura, pero también ofrecen algunos de los tipos de interés más bajos.

Durante la crisis, muchos inversores se apresuraron a comprar bonos respaldados por el banco central. La demanda masiva de bonos, sin embargo, resultó en una sobreventa de los mismos. Este factor, junto con una política monetaria flexible, mantuvo los rendimientos de los bonos bajos ya que el crédito barato era fácil de conseguir.

También se ha producido una caída constante del rendimiento de los bonos a 10 años emitidos por el Tesoro de los Estados Unidos, el gilt del Reino Unido, los bunds alemanes y el Gobierno japonés entre 2008 y 2017.

 

La Reserva Federal anuncia una serie de medidas

Esta fiebre de compra de activos sigue a la decisión anterior de la Reserva Federal de comprar valores de grado de inversión en el mercado abierto, así como de comprar bonos corporativos y de deuda. Este último es el primero en los 106 años de historia de la Reserva Federal.

Las pequeñas empresas y los hogares se han visto gravemente afectados por la desaceleración económica. El 17 de marzo de 2020, la Junta de la Reserva Federal anunció la creación de un Servicio de Financiación de Papel Comercial (CPFF) para apoyar el flujo de crédito. En la misma semana, la Reserva Federal también anunció un recorte del 0,1 por ciento en las tasas de interés, reduciendo la tasa de referencia a un rango de 0 a 0,25 por ciento. También reveló un plan de compra de activos de 700.000 millones de dólares para mantener la liquidez en el mercado de préstamos.

Es muy probable que la Reserva Federal imprima dinero nuevo

Aún fresca de las cicatrices de la recesión mundial de 2008-09, la Reserva Federal no ha dejado piedra por remover en su lucha por mantener la economía unida. El banco central más poderoso del mundo ya ha desplegado un programa de compra de activos de 2 billones de dólares y ha comprometido más fondos para luchar contra la desaceleración. Hasta ahora, la Reserva Federal dirigida por Jerome Powell ha anunciado compras ilimitadas de deuda y bonos del gobierno, bonos municipales y corporativos, y valores respaldados por hipotecas.

Comenzando con el recorte de 100 puntos básicos de la tasa y el último programa interminable de compra de activos, la Reserva Federal ha demostrado que no repetirá los errores cometidos durante el tiempo de la crisis económica anterior. No quiere que se le examine por poner la carga de otra desaceleración económica en el tesoro público y ya ha tomado medidas significativas en este sentido. Ha dado muestras de que podría adoptar una postura más agresiva para garantizar que la economía estadounidense no entre en otra fase de contracción prolongada de la actividad económica.

 
La gran pregunta aquí es cómo la Reserva Federal podrá permitirse esta interminable compra de activos. En una entrevista, Neel Kashkari, Presidente del Banco de la Reserva Federal de Minneapolis, declaró que la Reserva Federal tiene una cantidad «infinita» de dinero en efectivo a su disposición.

Bitcoin y los metales preciosos podrían absorber la subida de precios

La «infinita» oferta de moneda fiduciaria sigue siendo una de las principales razones por las que la clase de activos por las criptomonedas se les considera superior a las economías tradicionales respaldadas por el banco central. Las monedas digitales como bitcoin están limitadas en cantidad y sólo pueden tener un número fijo de unidades en circulación.

Uno de los mayores impactos del estímulo económico de la Reserva Federal será el rápido aumento de la inflación. Cada vez que se imprime una nueva licitación, lleva a una caída del poder adquisitivo. Como resultado, los bienes y servicios en el mercado abierto se vuelven más caros con el tiempo.

Federal Reserve Bank

 

Ciertas criptomonedas pretenden aliviar este problema haciendo imposible imprimir, acuñar o generar nuevos tokens. Los metales preciosos son el único otro tipo de activo que exhibe esta naturaleza. Esta es la razón principal por la que los metales preciosos también tienden a aumentar su valoración durante los períodos de incertidumbre económica. Dicho esto, queda por ver si las compras de activos de la Reserva Federal – junto con las observaciones del Sr. Kashkari – tendrán un mayor impacto en el mercado de las criptomonedas en las próximas semanas.

 

 


Vuelva a HOME


AGGREKO AVISO
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
TODO VACA MUERTA
VENEZUELA
AGUA Y MINERIA
CORONAVIRUS TODAS LAS NOTAS
EVENTOS NOTA IZQUIERDA
;