Pan American Energy encabezado
CINTER ENCABEZADOSERVICIOS VIALES SANTA FE
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezadoLIEBHERR ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADOInduser ENCABEZADO
IAPG ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
HOMERO & CIA ENCABEZADOBALDERRAMO ENCABEZADO
CONTRERASSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
COOKINS ENCABEZADOSCHNEIDER ELECTRIC Enernews
AMINCO ENCABEZADOTGN
Lakeland ENCABEZADOGALAXY RESOURCES ENCABEZADO
EC ASOCIADOS ENCABEZADOMilicic ENCABEZADO
Murchison ENCABEZADO
TGS ENCABEZADOCostanera ENCABEZADO
Genneia ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADO
SECCO ENCABEZADO
AGGREKO ENCABEZADO EN
OPINIÓN
(Escribe Julio Villalonga) La fórmula para hacer humo: "Fernández de Kirchner"
20/05/2019
MINING PRESS / ENERNEWS
 

JULIO VILLALONGA*

Pasadas 72 horas del cimbronazo inicial, cuando comienza a disiparse el humo generado por la explosión de la bomba lanzada por Cristina Kirchner, el escenario de la campaña electoral aparece más claro.

Las preguntas comienzan a tener respuesta. La primera es el por qué de la decisión de la expresidenta. CFK llegó a esta etapa, a un mes de oficializar las listas para las PASO, con un núcleo tan duro para crecer como para caer. Y con una ventaja para una eventual segunda vuelta sobre Mauricio Macri que es una proyección de una proyección porque depende de que, efectivamente, ella y su sucesor superen la primera vuelta (principalmente su sucesor). Tal como estaba, hacía falta un revulsivo que le permitiera sumar votos en el único lugar donde puede, el peronismo.

El operativo "ablande" comenzó hace tiempo y fue el propio Alberto Fernández quien lo escenificó: parece haberla convencido de que, para romper su techo, necesitaba pasar a la "fase 2" de su "operativo retorno" con un lavado de cara que tuvo en el acto de lanzamiento de su libro un primer paso.

Cristina es cualquier cosa que sus opositores quieran que sea, pero solo se convence de lo que es muy evidente. No es estúpida, aunque como todos cometa errores. Luego la convenció de la necesidad de contar con un pretexto para relanzarse: allí surgió la edición de "Sinceramente". Por último, la movida que haría caer la última ficha del dominó sería la del anuncio de la fórmula Fernández-Fernández.

Como ya marcó Miguel Pichetto, Alberto F. no es candidato sino el mascarón de proa de la senadora por Unidad Ciudadana, la que aporta los votos. Fernández es el responsable, como operador, de ampliar la base de sustentación del regreso del kirchnerismo por el método del absurdo, que es a través de una herramienta electoral que diluya sus defectos y amplíe sus presuntas bondades.

Las dos cosas a la vez hoy parecen difíciles de conseguir, aunque no imposibles.

Alberto F., está muy claro, es un operador político. Lo fue de Néstor Kirchner, lo fue de Cristina hasta que se peleó y luego lo fue distintos punteros peronistas. La última vez que fue candidato fue de Domingo Cavallo hace dos décadas, casi. Como operador de dirigentes del peronismo, el partido del poder en Argentina, Fernández fue el nexo de varios de ellos con el Grupo Clarín y ese fue uno de los motivos de su divorcio político de Cristina: la guerra contra el campo lanzada por ella en 2008 y en contra de Héctor Magnetto.

La segunda pregunta se responde sola: ¿Para qué? La fórmula "Fernández de Kirchner" está destinada a convocar a la mayor cantidad de gobernadores y dirigentes posible para dar la batalla definitiva por la candidatura presidencial del peronismo, que se negociará después de las PASO con los porotos de cada uno sobre la mesa.

La imagen de mayoría dentro del PJ que pretende crear el arquitecto del "risorgimento" peronista (Alberto), enfrentará desde hoy la evidencia de que, como en "Il Gattopardo", "todo cambia para que nada cambie". Juan Schiaretti, que tras su triunfo en Córdoba no quería ser considerado hasta la semana pasada el "macho Alfa" del Peronismo Federal, salió a plantarse frente a la movida de CFK advirtiendo que no hay negociación posible con ella. De ocurrir, el potencial caudal de votos de ese sector se diluiría sin remedio por dejar de contener a quienes dentro del partido fundado por Juan Domingo Perón en 1946 no aceptan hoy especulaciones de ningún tipo.

Schiaretti fue claro. Y le pidió la misma claridad a los demás dentro de "Alternativa Federal", el grupo que ayudó a armar cuando eran todos pares junto a Pichetto, Juan Urtubey y Sergio Massa. El jefe del bloque de senadores del PJ avisó hace tiempo que está dispuesto a acompañar como candidato a vice al que surja como ganador. Urtubey, lo mismo. El problema es Massa, que en breve deberá definir -tal el pedido de Schiaretti- dónde está parado. Como puente entre los dos sectores, ya no hay margen. ¿Se irá de candidato a gobernador de CFK en la Provincia? ¿Participará de la interna federal?

Massa dijo que se siente más candidato presidencial que nunca, tras el anuncio de la fórmula cristinista. Para sus compañeros peronistas su declaración fue otra maniobra distractiva para ganar tiempo. Eso piensan en particular en la ciudad mediterránea.

En horas o días el humo terminará de disiparse y todos los protagonistas de esta escaramuza quedarán a la intemperie. Ahora, cada uno atiende su juego, como en el "Antón pirulero".

Quién es quién en el peronismo: a favor, en contra y sin definición

Los candidatos del Peronismo Federal que tomaron partido y la posición de los gobernadores peronistas y de los intendentes del Conurbano.

La mayoría de los precandidatos presidenciales del peronismo no kirchnerista recibieron el anuncio de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner con sorpresa pero la consideraron una decisión de "otro frente político" y descartaron "de plano" la posibilidad de futuras alianzas.

El exministro de Economía Roberto Lavagna, de "Consenso 19", y los precandidatos de Alternativa Federal Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto tomaron distancia, mientras que Sergio Massa optó por una salida alternativa: "Tenemos la responsabilidad de construir una gran coalición opositora", declaró.

Massa insiste en postergar su definición pero hoy navega entre cerrar un acuerdo con su exjefa -que podría derivar en su candidatura a gobernador bonaerense- y competir en una PASO con Lavagna y Urtubey por la candidatura presidencial.

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, que descartó ser candidato presidencial, tomó claramente distancia de una potencial alianza con Cristina y convocó a los tres anteriores a una reunión para terminar de definir sus participaciones en una primaria junto a otros sectores, pero  la "cumbre" no tiene ni lugar ni fecha aún. 

Entretanto, los intendentes bonaerenses del PJ insisten en llevar un candidato propio a la gobernación, que no sería Massa, lo que impide que avance su potencial acuerdo con CFK. 

Algunos gobernadores peronistas celebraron la nueva fórmula presidencial y pidieron "bancarla" en haras de la unidad del PJ. Los gobernadores Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Juan Manzur (Tucumán), Sergio Casas (La Rioja) y Domingo Peppo (Chaco) celebraron la decisión de la senadora por Unidad Ciudadana.

El entrerriano Gustavo Bordet, en cambio, fue más prudente y prefirió esperar a las elecciones del 9 de junio en su provincia para definirse.

Una fuente cercana a Lavagna afirmó que el paso dado por Cristina Kirchner "ratifica la importancia de este espacio centroprogresista, federal y democrático, que no está en ninguno de los extremos de la grieta".

Pichetto señaló que su colega en el Senado "repite métodos, como cuando lo puso a Carlos Zannini como vice de Daniel Scioli". Y señaló que existen muchos dirigentes peronistas disconformes con la fórmula Fernández-Fernández, por lo que Alternativa Federal debe lanzar sus candidatos y propuestas "cuanto antes".

En declaraciones a Clarín, el legislador rionegrino dijo que la noticia no lo sorprende. "Es una actitud dirigida a seducir al centro moderado, pero no lo va a lograr porque la centralidad sigue siendo ella".

"No creo que se sientan muy cómodos los intendentes del Conurbano bonaerense ni los gobernadores peronistas", chicaneó el senador nacional, quien puso el dedo en la llaga de la propuesta.

Urtubey estimó que el haber elegido a Alberto Fernández "es menos de lo mismo y con ella de vice no hace más que dañar el supuesto gesto de renunciamiento. Cada vez es más claro que ahí no hay futuro".

El "dedazo" de la exmandataria dejó un sabor amargo en varios dirigentes peronistas, que recuerdan esa metodología en México, donde el saliente presidente elegía dentro del partido de gobierno a su sucesor.

"Con la diferencia que ella habló de un renunciamiento y se pone en la fórmula. Habrá que ver si no hay un gato encerrado y busca garantizarse un futuro indulto o algo similar por su complicado frente judicial", especuló un alto dirigente peronista que, claramente, no cree en la jugada.

* Director de Gaceta Mercantil.


Vuelva a HOME


AGGREKO AVISO
Lo más leído
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
EVENTOS ENERCLUB
PAN AMERICAN ENERGY LISTA NOTA DERECHA
BAKER MCKENZIE DERECHA NOTA LISTADO
;