Pan American Energy encabezado
CINTER ENCABEZADOSERVICIOS VIALES SANTA FE
EQUIPMENT SALIEBHERR ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADOInduser ENCABEZADO
IAPG ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
HOMERO & CIA ENCABEZADO
CONTRERASSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
COOKINS ENCABEZADO
AMINCO ENCABEZADO
Lakeland ENCABEZADOGALAXY RESOURCES ENCABEZADO
EC ASOCIADOS ENCABEZADOMilicic ENCABEZADO
Murchison ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOJMB Ingenieria Ambiental - R
Genneia ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezadoSECCO ENCABEZADO
AGGREKO ENCABEZADO EN
ESCENARIO
Vaca Muerta: Pozos shale mandan mensajes. Tiempos apremian
ENERNEWS/MINING PRESS/LmNeuquén
06/01/2020

FERNANDO CASTRO

La curva de aprendizaje en Vaca Muerta va por un carril diferente al del contexto económico. Los avances en la productividad son día a día. Hay pozos que produjeron 400.000 barriles en 36 meses, mientras se espera que algunos lleguen al millón de barriles al final de su vida útil.

Los pozos envían mensajes. Cada día que pasa, alguna de las mejores perforaciones que se hayan registrado en Vaca Muerta ofrece nuevos motivos, por si hicieran falta, para considerar a los hidrocarburos no convencionales como esa respuesta económica que requiere el país en el actual ciclo de crisis.

El debate no parece tener demasiadas vueltas cuando se ven esas estadísticas y las mejoras en la curva de aprendizaje sobre la formación geológica, algo en lo que el país corría con cierta desventaja por incursionar en una industria que no conocía. Eso fue saldado con las asociaciones estratégicas de un puñado de proyectos y con la asimilación de la tecnología no convencional a las áreas de Neuquén.

El rendimiento de esos pozos llama al asombro: hay ocho de Vaca Muerta que ya produjeron 400.000 barriles de shale oil en 36 meses.

La mayoría de estas perforaciones fueron realizadas por YPF, la precursora de los desarrollos shale en el país. Y tuvieron como epicentro ese objeto del deseo para las productoras que son las áreas de la zona caliente del no convencional neuquino: Loma Campana, Bandurria Sur y La Amarga Chica, tres de las áreas que podrían modificar el termómetro de la producción nacional desde el shale si hay condiciones económicas.

Claro que no son las únicas. Los excelentes indicadores de producción y la doble oportunidad para aprovechar la ventana de gas y la de petróleo, incluso en una misma área, hablan a las claras del tenor de oportunidades que llamaron la atención de algunas de las petroleras más grandes del mundo.

Es el caso de ExxonMobil. La compañía estadounidense tiene cuatro concesiones no convencionales en Vaca Muerta. Se aprestaba a acelerar su producción de crudo, tomando incluso una fuerte posición en el principal oleoducto (el administrado por Oldeval), cuando el sector entró en crisis desde agosto pasado por el techo interno al crudo y las restricciones macroeconómicas que impuso el gobierno anterior.

Mientras tanto, consiguió un pozo que es algo así como una muestra del potencial de su área Bajo del Choique-La Invernada. Llegó a los 400.000 barriles, en este caso con un desempeño medido en poco más de un año, tal como muestra el gráfico junto a esta nota, dado a conocer por la cuenta de Twitter Argentina Oil & Gas.

En simultáneo, el rendimiento al final del camino por cada pozo también experimentó un salto cualitativo. El EUR, la sigla que en ingles alude a la recuperación máxima estimada por un pozo, también registró un crecimiento sustancial.

Era de menos de 570 mil barriles de crudo en áreas como Loma Campana y en la actualidad hay “superpozos”, que tiene también YPF, que orillan el millón de barriles en 30 años.

Para tener una noción, al término de su vida útil duplicarán lo que todo el país produce en un día, algo así como unos 500 mil barriles diarios.

Esa variación tuvo un factor determinante en las ramas horizontales cada vez más largas de los pozos de Vaca Muerta.

En 2017, esos pozos laterales llegaban a unos 1800 metros de longitud y daban lugar a 21 etapas de fractura. Un año después, la extensión promedio alcanzaba los 2300 metros y permitía 27 etapas de fractura en Vaca Muerta. El 2019 fue el del salto: YPF comenzó el año con un promedio de 2400 metros de extensión en sus pozos horizontales y un promedio de 30 etapas de fractura, para luego dar saltos a 35 al final del primer cuatrimestre del año y a 38 en el tercero.

 

Hoy, con pozos que se proyectan a 4,2 kilómetros en algún caso, la pregunta pasa más bien por saber cuál será el límite técnico para seguir extendiéndolas, algo que irá incrementando también esas curvas de producción.

Respecto de los costos de desarrollo, en valor que difiera respecto de áreas, una de las pocas que los está comunicando también es YPF: desde 2015 pasó de un costo de desarrollo de 35 dólares por barril a uno de menos de 10 dólares.

Los datos, a la espera de las definiciones de fondo, dan señales y permiten vislumbrar un potencial enorme con las condiciones adecuadas.


Los tiempos apremian en Vaca Muerta

Clarín

RAÚL OCHOA

Raúl Ochoa

Hace unos días atrás Guillermo Calvo consultado acerca las medidas económicas adoptadas por el gobierno de Alberto Fernández, señalaba con respecto a los derechos de exportación y los nuevos aumentos de porcentajes, que si bien reconocía que frente a un país en situación de enfermo casi terminal como la Argentina, eran imprescindibles estos gravámenes, al mismo tiempo era necesario pensar en actividades con régimen fiscal de free trade areas para impulsar las exportaciones y las inversiones y salir definitivamente del endeudamiento externo.

El destacado economista de la Universidad de Columbia se refería al aliento de aquellos recursos potenciales, que podrían en un período relativamente corto de tiempo modificar la situación argentina. Sin duda entre ellos, destaca la explotación del petróleo y gas no convencional, especialmente el situado en Vaca Muerta​.

Si bien lo que se produce en la actualidad de shale y tight petróleo y gas han permitido eliminar casi totalmente el déficit de la balanza energética, las cifras alcanzadas casi 100.000 barriles/día y 60 millones m3/día respectivamente para ambos hidrocarburos, están lejos de lo que implicaría pegar un verdadero salto adelante y seguir los pasos del fracking norteamericano, que lo ha posicionado como el primer productor mundial de petróleo y en exportador de gas natural licuado.

Si a la fecha hubiéramos seguido el ritmo de inversiones de ese país, estaríamos en 500.000 b/p/día y entre 120 y 150 MM3/día de gas y por lo tanto sólo en petróleo exportaríamos unos 10.000 MMUSD y con GNL llegando al mercado asiático, con otros 3.000 MMUSD . Sólo explotamos el 4 % de su superficie, llegar al 15 % representaría alcanzar esas metas, sería una verdadera proeza.

Esto implicaría perforar 800/1000 pozos/año, alrededor de 5 veces más que lo actual y un incremento de las inversiones, en este rubro, de unos 12.000 MMUSD adicionales anuales. Esto significaría aprobar y poner en vigencia, un marco legal especial de largo plazo, con un tratamiento fiscal similar al que rige en los EEUU, con protección de las inversiones, libre disponibilidad de las divisas generadas y ausencia de trabas al comercio exterior (este paquete sería asimilable al “free trade area “ enunciado por Guillermo Calvo).

Hay un aspecto esencial que debería agregarse, que sería la emisión de una o varias series de bonos para acreedores de la deuda argentina, que tengan interés en participar en este negocio, que es eminentemente financiero , que puedan integrar un fideicomiso con una o mas empresas productoras del shale y estos acreedores/inversores tendrían un renta mínima asegurada y una remuneración a riesgo acorde a los resultados por ejemplo, de la explotación de shale petrolero.

La elección del petróleo no es casual, es el de más rápido desarrollo porque resulta menos dependiente que el gas, de grandes obras de infraestructura para la exportación, el que a su vez requiere la formalización de convenios por extensos períodos para asegurar el repago de las inversiones.

Dicho en otras palabras, excedentes de petróleo sobre el consumo del mercado interno son de inmediata exportación.

Además, conviene subrayarlo así como se prevé a corto plazo un indispensable reemplazo del carbón por ser el mayor combustible contaminante; para el petróleo si bien en las proyecciones su utilización se la considera hasta el año 2050, las consecuencias del cambio climático se hacen cada vez más notables y los movimientos ecologistas con fuerte presencia juvenil, fundamentados en una vasta opinión científica crecen incesantemente, los que puede incidir mas y más en la opinión pública.

Lo ocurrido recientemente en Mendoza, con la nueva ley minera conviene tenerlo en cuenta; lo peor seria sólo pensar en “business as usual” y creer que para el proyecto VM hay decenas de años por delante, cuanto quizás estemos ya en una cuenta regresiva.

Lo cierto es que VM es un proyecto altamente positivo para la Argentina, un inductor de inversiones, tecnología y de desarrollo de pymes de bienes y servicios, que aumenta las exportaciones, mejora la balanza de pagos, crea empleo ,que abaratará los costos de la energía a medida que se produzca más gas y propenderá al desarrollo petroquímico, sustituyendo importaciones de fertilizantes y agroquímicos y generará a su vez mayores ingresos fiscales.

Pero para su maduración requiere indefectiblemente de reglas claras y estables, un sólido marco institucional, ya que de otra manera será simplemente una distopía el pensar que lluevan inversiones del orden de los 15 MMUSD mínimo anuales para este objetivo.

Recordando además que cuanto más rápido se ponga la casa en orden mejor será para lograrlo. Ojalá así resulte.


Vuelva a HOME


AGGREKO AVISO
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY LISTA NOTA DERECHA
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
BAKER MCKENZIE DERECHA NOTA LISTADO
TODO VACA MUERTA
VENEZUELA
AGUA Y MINERIA
EVENTOS NOTA IZQUIERDA
;