PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO) CABECERA
WEGTGN
SECURITAS ENCABEZADOLIEBHERR ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADO
IAPG ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
Costanera ENCABEZADOHOMERO & CIA ENCABEZADO
SAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
FERMA ENCABEZADO
METROGAS JUNIO 2020Milicic ENCABEZADO
Lakeland ENCABEZADO
SECCO ENCABEZADO
PWC LOGOMurchison ENCABEZADO
ZONDA encabezadoJMB Ingenieria Ambiental - R
HIDROAR ENCABEZADO
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezado
AGGREKO ENCABEZADO EN
PROYECTOS
Rusia construirá la primera planta nuclear en Egipto
12/12/2017
ENERNEWS/El Mundo/SPutnik

A 130 kilómetros al noroeste de El Cairo, a orillas del mediterráneo y frente a Turquía. Es la ubicación de la que será la primera planta nuclear de Egipto, obra de la compañía estatal rusa Rosatom cuya construcción han firmado este lunes los presidentes de Egipto y Rusia Vladimir Putin y Abdelfatah al Sisi en El Cairo. Una apuesta que, junto a una batería de acuerdos económicos y militares, fortalece la ya robusta presencia de Moscú en el convulso Oriente Próximo y sus crecientes lazos con el régimen egipcio, tradicional aliado de Estados Unidos.

En una ceremonia retransmitida por la televisión estatal egipcia, ambos mandatarios han rubricado un proyecto largamente buscado por el país más poblado del mundo árabe. La planta nuclear -ubicada en El Dabaa, una villa costera próxima a El Alamein- contará con cuatro reactores y una capacidad total de 4.800 megavatios. Con un coste estimado de 30.000 millones de dólares, el primero de los reactores podría inaugurar sus operaciones en 2024 y estar a pleno rendimiento en doce años.

El acuerdo preliminar, anunciado en 2015 durante la primera visita de Putin a El Cairo, contemplaba un préstamo ruso de 25.000 millones de dólares para financiar la construcción, equipamiento y servicios de la planta. El Gobierno egipcio corre con el 15% restante. A cambio, Rosatom se garantiza suministrar el combustible durante 60 años y llevar a cabo su desmantelamiento. El pliego final tendría que haberse cerrado en 2016 pero las negociaciones de los aspectos técnicos, financieros y legales y el atentado contra un avión ruso en octubre de 2015retrasaron la puesta de largo.

Décadas de ambiciones nucleares

Con más de 100 millones de almas y un vertiginoso crecimiento demográfico, Egipto -el mercado energético de más rápido crecimiento en Oriente Próximo y África- busca satisfacer con la planta una demanda desbocada. El acuerdo -sellado en una estancia del palacio cairota de Itihadiya- supone el colofón a décadas de ambiciones nucleares, alentadas desde la era de Gamal Abdelnaser. De hecho, la localización de El Dabaa había estado en boca de las autoridades desde la década de 1970 pero el proyecto fue enterrado en 1986. Veinte años después, Hosni Mubarak resucitó la iniciativa que volvió a naufragar en medio de las revueltas que le derrocaron y entre protestas de los propietarios de los terrenos.

"No creo que la planta nuclear amenace los intereses de Europa y Estados Unidos en Egipto. En general, El Cairo ha tratado desde hace tiempo de mantener unos lazos internacionales diversos para mantener su actual grado de independencia o al menos su apariencia", indica a EL MUNDO Timothy Kaldas, investigador del Instituto Tahrir para la Política de Oriente Medio. Más preocupante resulta para europeos y estadounidenses las conversaciones recientes entre Moscú y El Cairo con el objetivo de hacer uso recíproco de las bases aéreas de sus ejércitos con Siria como trasfondo y con el recuerdo de la cooperación mutua durante la guerra fría.

"La perspectiva de que en el futuro Rusia pueda emplear las bases egipcias para sus operaciones inquieta sin duda al resto de aliados del país árabe. Mientras sus socios han censurado las acciones de Putin en Siria, las declaraciones de Al Sisi han sido mucho más cercanas al Gobierno de Asad y su control sobre Siria", subraya Kaldas. Fuentes castrenses, además, han reconocido que un paquete de acuerdos militares y la compra de armas se halla también entre los asuntos abordados por ambos mandatarios después de que el pasado agosto Washington suspendiera parte de su ayuda anual al ejército egipcio y congelara otro monto alegando la falta de avances democráticos y la desastrosa situación de los derechos humanos, víctimas de una brutal represión.

"Hemos tenido un detallado intercambio de posiciones en temas internacionales clave. Nuestras posturas coinciden por completo o resultan realmente cercanas", ha admitido Putin durante la rueda de prensa. A lo largo del encuentro, han discutido el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por Donald Trump; la situación en Siria, horas después de que Putin hiciera una inesperada escala en una base militar rusa y anunciara una retirada parcial de sus tropas; y el caos de la vecina Libia.

Reanudación de vuelos a El Cairo

Al Sisi -que ha visitado hasta tres ocasiones Moscú desde el golpe de Estado que en 2013 le catapultó al poder- ha logrado arrancar a su homólogo un preciado compromiso, la reanudación de los vuelos comerciales a Egipto. Unas comunicaciones rotas desde que en octubre de 2015 el atentado contra un avión ruso que cubría la ruta Sharm el Sheij - San Petersburgo segara la vida de las 224 personas que viajaban a bordo. El ataque fue reivindicado por la rama local del autodenominado Estado Islámico arruinando el ya alicaído sector turístico en las principales ciudades del mar Rojo.

Desde entonces delegaciones de inspectores rusos y europeos han examinado las condiciones de seguridad de los aeropuertos del país y sugerido cambios mientras se sucedían las negociaciones. "Los servicios de seguridad rusos me ha comunicado que estamos en condiciones de abrir las conexiones aéreas directas entre Moscú y El Cairo", ha avanzado Putin. "Esto -ha agregado- requerirá la firma del correspondiente protocolo intergubernamental".

El Gobierno ruso calcula que los vuelos podrían volver a operar a principios del próximo febrero. En el terreno económico, además, ambos países han discutido el establecimiento de una zona de libre comercio rusa en el estratégico Canal de Suez, una de las principales fuentes de divisa extranjera de la tierra de los faraones, informó El Mundo.

Las ventajas para Egipto

Cada uno de los cuatro reactores acordados tendrá una potencia de 1200 megavatios, lo que hará de la central la más potente —y moderna— del continente.

Para Egipto, el país árabe con mayor población del mundo —de 95 millones de personas, según el censo más reciente de 2017—, las fuentes de energía son de alta importancia para el desarrollo: el Gobierno del país planea impulsar la construcción de nuevas ciudades en las costas de los mares Rojo y Mediterráneo, así como crear una 'capital administrativa' en las afueras de El Cairo.La central nuclear Novovoronezh, que alberga el reactor más moderno de Rusia

La energía atómica es un antiguo sueño del pueblo egipcio, que ya tiene experiencia en usar los reactores científicos, y la central de Al Dabaa allanará el camino hacia el desarrollo de todo el espectro de los usos pacíficos de las tecnologías atómicas.

El Parlamento del país valora altamente los acuerdos alcanzados, según los diputados entrevistados por Sputnik. Además del propio Egipto, la energía generada por la central podrá exportarse a Grecia y Arabia Saudí, así como a los países del Norte de África.

Seguridad impecable

Tras el fuerte golpe a la confianza en la energía atómica causado por la catástrofe en la central nipona de Fukushima, la cuestión de seguridad se trata con la prioridad más alta por parte de cualquier operador potencial.

Desde el punto de vista tecnológico, los reactores de tipo VVER son entre los más seguros y fiables del mundo, valora el presidente del departamento de ingeniería de Rosatom, Valeri Limarenko. 

Esa afirmación se confirma por la estadística disponible: todos los reactores VVER en conjunto ya acumularon unos 1.400 'años' de funcionamiento sin ningún fallo, agregó.

La central de Al Dabaa toma como modelo la moderna planta rusa de Leningradskaya-2 y corresponde a todas las exigencias internacionales, cumpliendo tanto con la legislación nacional rusa como con las recomendaciones y demandas del OIEA, el ente regulador internacional.

"La central contará con cuatro 'capas' de protección independientes entre sí, así como con medidas de protección pasiva basadas en las leyes de física, sin que el 'factor humano' se tome en consideración", apuntó Limarenko.

En cuanto a la seguridad externa, la central de Al Dabaa, dada su importancia estratégica, será protegida directamente por el Ejército egipcio, dotado con armamentos y equipos modernos. 

Rusia, por su parte, también participará en la protección de la planta con sus satélites de observación.

Así, la planta de Al Dabaa se suma a la central nuclear Akkuyu en Turquía y el Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear en Bolivia en el avance de las altas tecnologías rusas en un sector donde Rosatom no tiene competencia


Vuelva a HOME


KNIGHT PIESOLD DERECHA NOTA GIF 300
Lo más leído
PAN AMERICAN ENERGY (JUNIO)
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
CORONAVIRUS TODAS LAS NOTAS
PODER DE CHINA
NOTA EN MÁS LEIDAS GIF
VENEZUELA
TODO VACA MUERTA
EVENTOS NOTA IZQUIERDA
;