Pan American Energy encabezado
CINTER ENCABEZADOSERVICIOS VIALES SANTA FE
NATURGY (GAS NATURAL FENOSA) encabezadoLIEBHERR ENCABEZADO
KNIGHT PIÉSOLD ENCABEZADOInduser ENCABEZADO
IAPG ENCABEZADOINFA ENCABEZADO
HOMERO & CIA ENCABEZADOBALDERRAMO ENCABEZADO
CONTRERASSAXUM ENGINEERED SOLUTIONS ENCABEZADO
COOKINS ENCABEZADOSCHNEIDER ELECTRIC Enernews
AMINCO ENCABEZADOTGN
Lakeland ENCABEZADOGALAXY RESOURCES ENCABEZADO
EC ASOCIADOS ENCABEZADOMilicic ENCABEZADO
Murchison ENCABEZADO
TGS ENCABEZADOCostanera ENCABEZADO
Genneia ENCABEZADOHIDROAR ENCABEZADO
SECCO ENCABEZADO
AGGREKO ENCABEZADO EN
ACTUALIDAD
Isolux news: De la usina Río Turbio a crisis en España
05/07/2017

Issolux pide el concurso de acreedores y la banca toma las riendas

ENERNEWS/MINING PRESS/El País

Reunido antes de la junta de accionistas que se ha celebrado este martes, el consejo de administración de la empresa de construcción e ingeniería Isolux ha aprobado solicitar oficialmente el concurso de acreedores, una vez que ha constatado que no hay ningún inversor dispuesto a aportar unos 400 millones de euros de capital y rescatar la empresa, que quiebra con una enorme deuda de más de 1.600 millones de euros.

Acto seguido, los seis miembros del consejo, empezando por el presidente, Nemesio Fernández-Cuesta, han presentado su dimisión, con lo que la empresa queda en manos de los bancos acreedores, que ya controlaban de hecho el capital de la empresa y que gestionarán el funcionamiento durante la nueva etapa. El consejo ha recibido seis ofertas por distintas unidades de la empresa, que ha trasladado a los nuevos gestores. Los trabajadores temen que alrededor de tres cuartas partes de la plantilla, de 3.800 personas, pierdan el empleo y el "limbo" en el que quedan hasta saber qué piensan hacer los nuevos administradores.

La solicitud de concurso de acreedores afecta a siete empresas: Grupo Isolux Corsán, Corsán-Corviam Construcción, Isolux Ingeniería, GIC Concesiones, Isolux Corsán Servicios, Isolux Corsán Inmobiliaria e Isolux Energy Investments. 

El consejo de administración ha sido sustituido por tres administradores elegidos por los actuales accionistas y acreedores, los bancos Santander, Bankia y CaixaBank: David Pastor (presidente del consejo) y David Vilella (vicepresidente), expertos en concursos de acreedores, y Enrique Medina (vocal), del despacho Fuster&Partners, experto en reestructuraciones empresariales. Su nombramiento ha sido aprobado por la junta de accionistas.

No obstante, en su última reunión, el consejo ha dado cuenta de la recepción de seis ofertas de distintos inversores interesados en distintos negocios de la división de construcción e ingeniería de la empresa. El hasta ahora presidente de Isolux, Nemesio Fernández-Cuesta, ha asegurado en la junta de accionistas que la empresa "se ha ganado el derecho a sobrevivir" y ha expresado su confianza en que en que las seis ofertas recibidas por distintos negocios del grupo "permitirán la pervivencia de la actividad empresarial", toda vez que algunas de ellas contemplan la absorción de los trabajadores vinculados a los proyectos en marcha y otros de otras áreas.

En su discurso, Fernández Cuesta ha señalado la "desvinculación por sorpresa" de uno de los bancos acreedores, sin citarlo, del negocio de concesiones de infraestructuras como facctor que precipitó la solicitud del concurso de acreedores. Asimismo, ha señalado algunos de los problemas del grupo, como el endeudamiento que asumía en los proyectos de concesión, el trasvase de caja al negocio concesional desde los contratos de construcción, así como las inversiones realizadas en negocios ajenos al constructor, como el del biodiésel y las termosolares y al "riesgo adicional" que asumía en los proyectos por los que competía.

1.600 millones de deuda

Isolux se declaró en preconcurso de acreedores el 31 de marzo, para dotarse de cuatro meses más para encontrar una solución para la deuda que ahoga a la constructora, cifrada en algo más de 1.600 millones de euros (1.270 de deuda financiera y 400 a proveedores). Sin embargo, en ese periodo no ha aparecido ningún inversor dispuesto a poner el dinero suficiente para reflotar la empresa y lograr refinanciar la deuda. Agotado el plazo, la empresa solicita hoy oficialmente el concurso de acreedores, que se suma a otros grandes batacazos empresariales en España, como los de Martinsa-Fadesa, Abengoa, Nueva Rumasa, Pescanova o el más reciente de Reyal Urbis.

 

Isolux no ha podido levantar el negocio pese a que en julio de 2016, acordó con sus acreedores un plan de reestructuración por valor de más de 2.000 millones que posteriormente fue homologado por un juez con el objetivo de hacerlo extensible a todos aquellos que no se adhirieron voluntariamente. Como resultado de esta reestructuración, un 95% de las acciones de la empresaquedaron en manos de bancos y bonistas, mientras que los antiguos accionistas de control quedaron reducidos al 5,43%.

Temor de los trabajadores

Mientras, un centenar de trabajadores de Isolux se han concentrado ante las puertas de la sede antes de la celebración de la Junta para protestar por la situación de la empresa. José Francisco Santollo, delegado de UGT en Corsan-Corvian, una de las filiales del grupo, en conversación telefónica con este periódico, ha puesto cifra a los temores de los empleados: temen que "un 70-80% de los 3.800 trabajadores de Isolux" se vean afectados por un previsible ERE. "En España [donde la empresa tiene 1.200 empleados] el porcentaje podría ser mayor, porque hay menos proyectos en marcha", ha afirmado. 

Por ello, ha reclamado a los nuevos administradores celeridad a la hora de gestionar el concurso. "Esperamos que el nuevo equipo administrador esté instalado en julio y que trabajen en agosto para tener un plan de viabilidad en septiembre", de modo que para esa fecha "tenga una cifra definitiva de la gente que sobra" y se ponga fin cuanto antes al "limbo" en el que se encuentran ahora mismo los trabajadores. Según ha explicado, durante los cuatro meses de preconcurso se les garantizó que cobrarían sus nóminas y las han cobrado, incluyendo la paga extraordinaria de junio. "Pero ahora, nadie garantiza que se vaya a cobrar, mientras que los empleados tienen que seguir acudiendo a su puesto, con el consiguiente gasto, sin tener garantías de que van a cobrar", ha afirmado Santollo, que teme que ese "limbo" se alargue hasta diciembre.

Según ha informado el delegado, los trabajadores están convocados mañana a una concentración ante la sede de Caixabank, el principal acreedor de Isolux, en el Paseo de la Castellana de Madrid. Responsabilizan al banco por la "falta de financiación" que ha forzado el concurso de acreedores y de no haber cumplido el plan de viabilidad aprobado el año pasado.

La española Isolux tiene negocios por 250 millones de euros en el país

EL CRONISTA

La casa central de unas de las grandes constructoras que opera en la Argentina ayer entró en la historia económica de España. El Grupo Isolux Corsán, que en el país opera bajo la subsidiaria Corsán-Corviam Construcción, se declaró en concurso de acreedores dejando un pasivo de 801 millones de euros y casi 4000 trabajadores en la calle.

El proceso que puede derivar en quiebra, que sería la cuarta más grande de la historia española, podría afectar la operación de la empresa en la Argentina, donde tiene grandes obras de infraestructura con distintas dependencias del Estado en sus tres niveles por 250 millones de euros.

Esta semana ya tuvo la primera consecuencia: desde el lunes la compañía está suspendida por cinco meses del registro para poder participar de las licitaciones públicas del Estado nacional.

Corsán-Corviam Construcción en la Argentina una de las seis empresas que conforman Isolux Corsán ya había tenido problemas en marzo último, cuando desde España decidieron el despido disciplinario de la cúpula directiva de la filial argentina . Una investigación interna habría detectado que los directivos habrían malversado fondos.

En mayo pasado también la filial argentina tuvo que sufrir la posibilidad de recortes. El grupo español presentó un plan al consejo de administración en busca de reducir negocios y darle viabilidad a las necesidades financieras.

Parte de ese recorte ya se había dado en 2016, cuando la empresa vendió en u$s 25 millones el parque eólico de Loma Blanca, en Chubut, a Sidelo y Sidsel.

En enero último, Isolux se adjudicó proyectos de infraestructuras por 148 millones de euros.

El principal es uno de los tramos del Paseo del Bajo, la obra de infraestructura más importante de la Ciudad de Buenos Aires.

Bajo la marca Corsán-Corviam Construcción, la empresa se adjudicó el tramo A del viaducto por un monto de 94 millones de euros.

El segundo y tercer contrato en importancia ronda los 54 millones de euros se lo otorgó la Dirección Nacional de Vialidad, y es por trabajos en la Ruta Nacional 3 en Chubut; y la pavimentación de la Ruta provincial 12 en su tramo Saira-Marcos Juárez, en Córdoba.

Respecto de estos contratos, desde la DNV explicaron a El Cronista que "mientras cumplan con lo que tienen que cumplir en cuanto a la ejecución de las obras, no habría mucho para decir o hacer. Nosotros ya los multamos por $ 5 millones por diferentes atrasos en los plazos de ejecución. Pero ya pagaron y continuaron las obras".

Otro gran contrato que tiene el Grupo, pero que lo realizó a través de la filial de Oil&Gas de Grupo Isolux Corsán, TECNA, es la "Llave en Mano" del diseño, ingeniería, fabricación, suministro, transporte, construcción, montaje, puesta en marcha y ensayos hasta la habilitación comercial, de todas las instalaciones, equipos y sistemas que conforman el Balance de Planta del Reactor CAREM 25. Este contrato con la CNEA supera los 105 millones de euros.

"Ellos (por la filial local) representan alrededor del 50% del volumen de negocio de la constructora. Lo que hoy hay que ver es si necesitan del flujo financiero de España para operar o no. Si no lo necesitan, no hay problema", explicó un hombre fuerte del sector de la construcción.

Quiebra la empresa española de construcción e ingeniería Isolux Corsán con proyectos en Perú

GESTIÓN

Isolux Corsán está en 35 países, entre ellos España, México, Brasil, Perú e India. Gestiona entre otros líneas eléctricas de alta tensión, centrales fotovoltaicas y estacionamientos.

El grupo español de construcción e ingeniería Isolux Corsán, con una deuda de 1,270 millones de euros y negocios en Brasil y México, anunció su quiebra, con lo que peligran hasta 2,800 empleos, según el sindicato Comisiones Obreras (CCOO).

La decisión de acogerse al concurso de acreedores concierne la casa matriz del grupo y seis filiales, y fue tomada por el consejo de administración, indicó la empresa en un comunicado.

En los últimos días, el grupo recibió “seis ofertas de adquisición de diversas unidades productivas”, que ahora serán examinadas por la justicia como parte del mecanismo del concurso de acreedores, precisó Isolux Corsán, sin más precisiones.

El grupo estaba bajo un plan de reestructuración desde hace un año, y del 2015 al 2016, su volumen de negocio cayó de unos 2,200 millones de euros a 754 millones.

El pasado año la pérdida fue de 1,360 millones de euros, y al cierre de abril, la deuda financiera total del grupo, incluyendo las filiales que no se acogieron al concurso de acreedores, era de 1,270 millones.

Ante estas cifras, el grupo propuso en mayo un plan de viabilidad, consistente en separar sus actividades rentables de aquellas no estratégicas.

Según CCOO, dicho plan equivaldría a reducir en un 75% el personal del grupo, es decir, la destrucción de 2,800 empleos.

Por su lado, Isolux Corsán cifró en cerca de 2.000 el número de puestos de trabajo que podrían perderse, de los cuales 1,100 en España.

Isolux Corsán está en 35 países, entre ellos España, México, Brasil, Perú e India. Gestiona entre otros líneas eléctricas de alta tensión, centrales fotovoltaicas y estacionamientos.

También está presente en los sectores de la construcción y las infraestructuras de transporte (aeropuertos, autovías, ferrocarriles).

El estallido de la burbuja inmobiliaria en España a partir del 2008 hizo caer importantes grupos del sector, como la promotora Martinsa-Fadesa, que quebró en el 2015 dejando una deuda de casi 7,000 millones de euros.

En el Perú

En el Perú, la compañía ha desarrollado proyectos de energía, como las dos centrales fotovoltaicas de 44 megavatios (MW) de potencia instalada (Majes y Repartición) que, ubicadas en la región de Arequipa, se gestionan a través de su filial T-Solar.

En el 2013, la compañía entra por primera vez en el mercado hidroeléctrico de Perú con un contrato de 760 millones de euros para las obras y posterior explotación del Sistema Hidroeléctrico de Molloco, localizado en las provincias de Cailloma y Castilla (Arequipa), ganado a través de una licitación de ProInversión.

También en el 2014 se hizo de la concesión por 30 años del proyecto de la línea de transmisión eléctrica de 220 kilovatios (Kv) Moyobamba-Iquitos.

En el área de construcción, el grupo ha ejecutado las obras de construcción del Puente Chilina en Arequipa.


Vuelva a HOME


AGGREKO AVISO
Lo más leído
CRÓNICAS DE BOSQUE INTERIOR NOTA DERECHA
EVENTOS ENERCLUB
PAN AMERICAN ENERGY LISTA NOTA DERECHA
BAKER MCKENZIE DERECHA NOTA LISTADO
;